Lunes, 15 de Agosto del 2022
Martes, 12 Julio 2022 01:43

El paso de Echeverría por Puebla

El paso de Echeverría por Puebla Escrito Por :   Irma Sánchez

Luis Echeverría personalidad adusta así vino a Puebla y regresó varias veces.


 

Como decían en las películas de Sara García y Joaquín Pardave, ¡qué tiempos señor don Simón!

 

Recuerdo los tiempos en los que después de una ausencia de casi 3 años en territorio poblano, el presidente Luis Echeverría Alvarez regresó a territorio poblano convencido de que con el nuevo gobernador de Puebla (en ese momento), el respetado político Alfredo Toxqui Fernández de Lara (a quien su dedo mágico hizo gobernador), necesitaba de mucho apoyo para rescatar a la entidad que había acumulado pérdidas por 20 años por confrontaciones ideológicas, de duros contra conservadores.

 

Luis Echeverría personalidad adusta así vino a Puebla y regresó varias veces.

 

Y todavía más, abrió las puertas de Los Pinos para recibir “a los grupos” con los que conversaba en maratónicas sesiones que le sumaban simpatías.

 

Saludaba a cada uno por su nombre, escuchaba a todos, ofrecía propuestas en todo momento con miras a rescatar a Puebla de un letargo que le hizo mucho daño con 5 gobernadores.

 

El mandatario de impecable figura, siempre erguido, aguantaba sesiones de trabajo sin pestañear, sin bostezar (lo más normal) sin ir al baño

 

Todos se preguntaban

 

¿Cómo le hacía?

 

Si dormía con los ojos abiertos y erguido.

 

Comía frutas y frutos secos, y tomaba mucha agua.

 

¿Cómo le hace?

 

Sin escatimar sus sentimientos, en cada visita se incluía a las familias Sánchez Taboada y Sierra Sanchez.

 

Y es que Echeverría Álvarez siempre tuvo presente con admiración y gratitud a quien lo introdujo de jovencito a la vida política: el general Rodolfo Sánchez Taboada

 

Por ese antecedente el presidente Echeverría creó un cargo para el hijo del general Sánchez Taboada, para el ingeniero Rodolfo Sánchez Cruz que lo hizo titular del Río Grijalva.

 

Para el ingeniero con este fue suficiente para alborotar su corazoncito y entrarle al juego de la sucesión gubernamental.

 

Pero no le alcanzó y los astros se alinearon en favor del serrano Guillermo Jiménez Morales.

 

Años más tarde el nieto del general, el veterinario Germán Sierra Sánchez hijo de la matriarca Mati Sánchez de Sierra, después de una buena beca en Europa aspiró a ser el señalado para la gubernatura de Puebla, pero 3 sexenios después, la famosa señal se produjo en favor de Rafael Moreno Valle Rosas.

 

Así de ingrato el destino.

 

Hay que destacar que siendo presidente Echeverría cada 2 de mayo la señora Esther Zuno de Echeverría no fallaba al homenaje póstumo del general Rodolfo Sánchez Taboada, el padre político de Luis Echeverría.

 

Así don Luis mostró con hechos en todo momento su lealtad al general Rodolfo Sánchez Taboada, con quien se desempeñó como su secretario en 1945.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto