Sábado, 21 de Mayo del 2022

La triste historia de Estrella que se convirtió en leyenda 'La Calle de la Calavera' en la 7 Sur

Viernes, 18 Febrero 2022 15:36
La triste historia de Estrella que se convirtió en leyenda 'La Calle de la Calavera' en la 7 Sur

El 14 de febrero ya pasó, pero Puebla ha sido marcada por leyendas de amor sin ser precisamente San Valentín.

Paola Sánchez Rodríguez

@Diario_Cambio



¿Alguna vez te has preguntado cuántas leyendas de Puebla son de amor? Bueno, realmente la mayoría de ellas son historias que comienzan con historias felices, pero terminan mal.


Por sólo mencionarte algunas, está el caso de la casa de Alfeñique, la cual aseguran un joven español adinerado se enamoró de una mujer, la cual le pidió como requisito para casarse, le construyera una casa de dulce, por lo que ahora podemos ver como prueba de su amor una casa única y llena de historia en Puebla.  


Es por eso que CAMBIO te dejará una leyenda de amor que no terminó bien, pero que, sin duda, debes conocer.  


La Calle de la Calavera


Cuenta la leyenda que en la calle 7 sur, entre la 7 y 9 poniente, ocurrió un trágico evento, por lo que muchos años, la gente llamó de esa manera, la Calle de la Calavera.


La historia se remonta al siglo XVII, cuando el Marqués de Alba-Flor, Don Juan de Ibarra; y su esposa, Doña Inés Torroella, quienes tuvieron una hija llamada Estrella de Ibarra.


Los padres de Estrella la habían ofrecido desde chica a Dios, por lo que la mayor parte de su infancia la dedicó a rezos y rosarios. Sin embargo, durante su época de juventud, deslumbró a todos por su encanto y belleza, de quien quedó perdidamente enamorado el joven Alberto Rubín.


Aunque no se sabe si él se enamoró al verla por las calles de Puebla o cuando fue el día de la consagración de Estrella, pero ambos quedaron flechados.


La pareja tuvo que esconder su amor, hasta que un día el criado del papá de Estrella se enteró y los acusó. Ante esto, ella escapó a brazos de su amado, pero el Marqués mandó a su hija a una casa de gente honorable, para que esperara la fecha en que se casaría con él.


La fecha llegó, y Alberto preparó la mansión donde vivirían juntos, siendo ‘bendecidos’ por el Fray Benito del Carmelo.


Para Don Juan fue tanta la desdicha de que Estrella no obedeció a sus peticiones, que el Marqués enfermó y cayó en alucinaciones, fiebre y dolor, por lo que Doña Inés le colocó guardias para evitar una reacción violenta.


Aunque la vigilancia no sirvió de mucho, pues Don Juan logró escapar y fue hacia la casa donde vivía Estrella. Al llegar tocó fuertemente la puerta y abrió ella, enseguida apareció Alberto, quien el duque golpeó.


Alberto, decidido a no continuar la pelea, huyó hacia el sótano de la mansión. Hasta ahí lo siguió Don Juan, quien clavó un filoso puñal en el cráneo de su yerno.


Estrella vio tan trágica escena, que enloqueció. Sin embargo, su madre llegó a los minutos y se la llevó. Pasaron los días, y la esposa de Alberto, en un arranque de desesperación, regresó a la mansión y encontró el cráneo su amado.


Con dolor, lo tomó en sus brazos y lanzó gritos de dolor, hasta caer muerta. Se dice que todavía vaga por la zona el alma de Estrella, quien no ha logrado encontrar la paz.


Información obtenida de: Milenio

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto