Jueves, 22 de Febrero del 2024
Martes, 07 Marzo 2023 00:26

Un 8 de marzo más

Un 8 de marzo más Escrito Por :   Irma Sánchez

En este contexto en Puebla las mujeres han logrado la promulgación de leyes como la Olimpia, la Malena y la Monzón, que no debieran existir si nuestros caballeros actuaran de otra forma


 

La cita es impostergable.

 

Llega marzo y en el día 8, en todo el mundo se hace un repaso de las condiciones de las mujeres.

 

Las mismas mujeres protestan, se inconforman y se comprometen a continuar la lucha por sus derechos, respeto y dignidad.

 

En nuestro medio las frías estadísticas hablan de que el 70.1 por ciento de las mujeres han sufrido algún episodio de violencia sobre todo entre los 15 y 49 años.

 

Esa violencia lleva a la muerte a 10 mujeres al día, a manos de sus parejas o pretensos.

 

La estadística en el mundo habla de que cada hora pierden la vida un promedio de 5 mujeres, a manos de un varón ya sea su pareja, o un miembro de su familia que puede ser su padre, hermano, hijo, tío, primo.

 

En este contexto como cada  año, las activistas refrendan su compromiso de revertir las estadísticas, por la vía de la educación, de sacudir las estructuras anquilosadas de la sociedad y con leyes para actuar con apego a un principio de derecho.

 

En este contexto en Puebla las mujeres han logrado la promulgación de leyes como la Olimpia, la Malena y la Monzón, que no debieran existir si nuestros caballeros actuaran de otra forma como herederos de una educación y formación adecuada, en la que se les inculque el respeto a la dignidad, a una vida sin violencia, lo que hoy ya resulta hasta utópico.

 

En este contexto también desde el seno familiar debe darse un replanteamiento sobre los patrones y roles de conducta derivados de un marco de respeto a terceros y a sí mismo.

 

Este 8 de marzo las cosas no son distintas.

 

La violencia en el mundo lamentablemente no se para 24 horas.

 

Esto producto de una lucha eterna en la que por momentos permite avances y lamentables retrasos.

 

Habrá que recargar baterías para seguir en la lucha, en la que las propias mujeres tienen un importante rol como educadoras y formadoras para reconstruir a la especie que debe superar rezagos acumulados desde la era de las cavernas.

 

Este 8 de marzo y de abril, y de cualquier mes, la lucha no debe pararse.

 

Los resultados se esperan con estadísticas alentadoras, en todo el mundo.

 

no solo aquí.

 

Nuestra solidaridad con las mujeres de otras latitudes como las  de Irán, que para que desistan de acudir a la escuela intoxicaron a cientos de niñas que fueron a dar a los hospitales. En tanto quedó prohibida su inscripción en las universidades.

 

Y no vamos lejos, con las mujeres de muchas comunidades de México que siguen siendo vendidas desde tierna edad, y canjeadas por un cartón de cerveza, un cerdo, además de golpeadas, explotadas y prostituídas

.

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • facebook sidebar