Thursday, 18 de August de 2022

Con la #ReformaEnergética se acaba el subsidio a la gasolina y se privatizan hasta las estaciones de servicio

Lunes, 09 Diciembre 2013 01:46
La iniciativa de reforma energética busca eliminar los subsidios al combustible. Pemex ya no controlaría la venta de gasolina, por lo que podrían llegar nuevas empresas, como Shell y Exxon 
  • Pierre-Marc René / 24 Horas



Una de las propuestas de la reforma energética, cuyo dictamen fue revelado el sábado, busca abrir totalmente la distribución de combustibles para que haya más competencia, por lo que las empresas nacionales e internacionales, como Shell y Exxon, podrán empezar a vender gasolina a los consumidores mexicanos.



Una fuente cercana a las negociaciones, quien solicitó el anonimato, dijo a 24 Horas que la iniciativa busca además eliminar los subsidios a la gasolina, una medida que lanzó Felipe Calderón durante su mandato.



“Si ese tema sucede, se eliminarán los subsidios y serán los precios del mercado que van a regular el tema de las gasolinas. Si se regula el precio, va a ser similar en todas las gasolineras, pero la diferencia será prácticamente por el servicio que ofrecerán cada empresa”, explicó la fuente.



En ese sentido, los consumidores notarían un cambio en el precio de las gasolinas una vez que llene el tanque de su vehículo, pero la calidad del combustible podría variar de una gasolinera a otra.



“Por ahí va la reforma, para que el consumidor pueda decidir a qué estación de servicio va”, dijo.



En ese sentido, si se aprueba la reforma energética tal y como fue presentada al Poder Legislativo el sábado, Pemex ya no controlaría la venta de gasolinas, por lo que los consumidores podrían empezar a ver surgir otras empresas, como Shell y Exxon, en la esquina de su casa para llenar el tanque de su auto.



Esta información se confirmó en el dictamen ya discutido desde ayer por la Comisión de Energía del Senado, presidida por el senador hidalguense David Penchyna.



El dictamen dice que los particulares podrán almacenar, transportar y distribuir por ductos de petróleo, gas natural, productos petrolíferos, así como de etano, propano, butano y naftas.



La apertura del sector permitirá también transportar y almacenar hidrocarburos y sus derivados, además de vender de primera mano dichos productos.



Si bien la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) será responsable de realizar las licitaciones, asignar y supervisar los contratos para las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) será la que estará a cargo de regular y otorgar los permisos para el almacenamiento, transporte y distribución de los hidrocarburos, así como de la venta de dichos productos.



La fuente explicó a este diario que la privatización de las gasolineras hará que los precios de las diferentes gasolinas se ajusten a los del mercado internacional, como lo es actualmente en Estados Unidos y Canadá, entre otros países, donde existe un libre comercio en este sector.



Por ejemplo, tanto en Canadá como en Estados Unidos, la venta de gasolinas Magna y Premium, así como del diésel, se realiza por diferentes empresas como Shell, Exxon, Esso, Petro-Canadá, Ultramar, Chevron, entre otras.



Aunque existe una regulación del precio por parte del gobierno de esos países, las empresas vendedoras fijan los precios de acuerdo con la demanda, así como con los precios del mercado a la compra de los barriles.



Esto hace que los precios para el consumo varían a la alza o a la baja de una semana a la otra y en ciertos casos de un día al otro dependiendo de la demanda.



La calidad de la gasolina también varía de una gasolinera a otra.



“Esto es lo que va a pasar en México también con esta reforma. Los precios pueden variar de una gasolinera a otra, pero también la calidad de la gasolina. La gran diferencia entre las gasolineras se verá sobre todo en el servicio, es decir, en si una gasolinera te da un buen servicio, si es amable, etcétera”, dijo la fuente.



 “Los consumidores podrán decidir a dónde van a llenar el tanque”, agregó.



Señaló también que si bien los combustibles ahora son estandarizados debido a la refinación estandarizada, los precios y la calidad pueden cambiar, aunque muy poco, por lo que con la apertura del sector privado en la distribución de gasolina, se notará ciertos cambios.



“Varia en el precio obviamente, pero varía en la calidad del combustible. Me acuerdo que hace tiempo que se hablaba si la gasolina tenía plomo o no tenía plomo o que si el combustible tenía ciertas características. La gente de alguna manera podía probar y determinar si su coche funcionaba mejor con tal o tal combustible. Ahora los combustibles son estandarizados, así que la diferencia es el precio”, expresó.



 



Refinación para la IP



 



Otro cambio importante de la reforma será la posibilidad del sector privado en la refinación de los hidrocarburos.



La fuente señaló que en 2008, el entonces presidente Felipe Calderón propuso que se establezcan maquilas en la refinación del petróleo en el país, pues la reforma que se hizo en ese momento no contemplaba cambios en la Constitución.



“Calderón quería permitir que las empresas nacionales o internacionales que quisieran venir a México, pudieran refinar el petróleo. El plan era que le entregáramos el combustible, lo transformarán y lo devolvieran a la nación para su venta.



“Era una propuesta interesante porque el país tiene un déficit importante en gasolina. Estamos importando casi el 50 por ciento. De todos modos las gasolinas se las compramos a extranjeros. Entonces ¿por qué no hacer lo aquí con empresas extranjeras, pero para que haya una derrama económica, creación de empleos en el país? Al final esos trabajadores iban a ser mexicanos. No se hizo en ese momento, pero ahora con esta reforma sí se podrá”, dijo la fuente.



Recordó que México siempre ha perdido oportunidades de crecer por el hecho de que la Constitución no permite la inversión privada en el sector energético y porque Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad no tienen los recursos ni la tecnología para desarrollar otros tipos de actividades.



“Si no cambiamos, dejaremos como hemos dejado en los últimos años muchas oportunidades de desarrollo. Estoy convencido de que la reforma que le va a cambiar el rostro a este país va a ser esta, porque el potencial energético de México es muy importante y no me refiero solo al petróleo y a la electricidad, sino al viento, al sol y al agua”, concluyó.

Rate this item
(0 votes)
Last modified on Lunes, 09 Diciembre 2013 03:21