Sunday, 20 de September de 2020

#ReformaEnergética entra en la última etapa

Lunes, 16 Diciembre 2013 02:23
Pero hay más iniciativas que serán discutidas en el Senado de la República y en la Cámara de Diputados. Las negociaciones ya se iniciaron para comenzar a discutir y aprobar cambios constitucionales pendientes,entre las cuales destaca la conversión del Distrito Federal en el estado número 32, y las reglamentarias que darán certidumbre a reformas recién aprobadas  
  • Redacción / 24 Horas



El Congreso de la Unión va hacia un año de vértigo: comenzará el miércoles con la declaratoria de la #ReformaEnergética por la Comisión Permanente, pero al Senado de la República y a la Cámara de Diputados le aguardan más de un centenar de modificaciones, leyes y decretos.



Las negociaciones ya se iniciaron para comenzar a discutir y aprobar cambios constitucionales pendientes, entre los cuales destaca la conversión del Distrito Federal en el estado número 32, y las reglamentarias que darán certidumbre a reformas recién aprobadas.



“Hay voluntad para sacarlas en el menor tiempo posible y cumplir con lo que nos mandata la ley”, aseguró Emilio Gamboa Patrón, coordinador parlamentario senatorial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al revelar: “en enero ya estaremos sentados en la negociación”.



A su vez, Silvano Aureoles, jefe del control perredista en San Lázaro, mostró escepticismo porque se dejaron varios pendientes en el tintero, entre ellos la consulta popular, la reforma política para la ciudad de México y la eliminación del fuero, al cual se amparan muchos funcionarios para incumplir sus obligaciones.



Un sondeo realizado entre senadores y diputados habla de al menos un centenar de temas pendientes, desde el cambio de estatus jurídico para la ciudad de México hasta las 53 leyes reglamentarias de las reformas constitucionales pendientes: 17 de energía, 10 hacendarias, 10 más electorales, etcétera.



Si bien las leyes complementarias involucran a las dos cámaras, la más rezagada es la de diputados, que dejó pendientes cuatro iniciativas del Ejecutivo federal, 15 provenientes del Senado y 30 minutas con proyectos de decreto en materia de armas de fuego, educación, salud y vivienda, entre otros temas.



 



Orgullo de Ricardo Anaya



 



El fin del periodo, el viernes anterior, era día de celebraciones. El presidente en San Lázaro, el panista Ricardo Anaya, festejó el periodo septiembre-diciembre como uno de los ordinarios más productivos de la historia.



En la celebración no hubo espacio para la autocrítica: uno de los temas más importantes que se quedó trunco es la elección de los cinco consejeros electorales faltantes en el IFE o de los 11 que integrarán el Instituto Nacional de Elecciones (INE).



En el tintero también quedó la aprobación de las cartas ciudadanas, es decir, la reglamentación de las iniciativas: preferente (presidente) y de la ciudadana, además de la ley reglamentaria para las candidaturas independientes.



Pendientes quedaron las secundarias en materia de telecomunicaciones; el Código de Procedimientos Penales y la Ley Reglamentaria de Salarios Máximos. Así como la que normará las marchas y protestas en el Distrito Federal, que igual estarán esperando su conclusión en 2014.



De esta forma y ante la conclusión de su fecha límite el 9 de diciembre, el Instituto Federal de Telecomunicaciones deberá resolver asuntos pendientes sin las legislaciones correspondientes, que por lo menos, se aprobaron y entraron en vigor en junio pasado.



La ley secundaria sustituiría a las actuales leyes federales de telecomunicaciones y radio y televisión, así como en las adecuaciones a diversas disposiciones legales.



A su vez, el coordinador del PRI, Manlio Fabio Beltrones, dijo que el tricolor se siente enormemente complacido de concretar 16 reformas constitucionales en lo que va del periodo, porque perfilan el México moderno.



Los legisladores se dieron el lujo inclusive de cerrar con anticipación su periodo ordinario. En San Lázaro dieron una explicación palmaria: se hizo para sortear las condiciones políticas y sociales derivadas de las recientes reformas, en especial la energética.



“Está encendida la sensibilidad del pueblo y es mejor no atizarla”, dijo a 24 Horas uno de los miembros de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).



Con todo, senadores y diputados están preparados para iniciar el miércoles próximo, en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el primero de los pasos pendientes: declarar válida la reforma energética tras conseguir el aval de más de 16 congresos estatales, y remitirá al Poder Ejecutivo para su firma y publicación.



Luego, en la Cámara de Diputados, seguirá el dictamen de cuatro iniciativas enviadas al Congreso por el presidente Enrique Peña Nieto. Una propone reformar el artículo 123 de la Constitución para ampliar la edad constitucional establecida para el trabajo de menores, pasando de 14 a 15 años.



La segunda es una propuesta de ley de ingresos sobre hidrocarburos que crearía un ordenamiento jurídico con objeto de establecer el régimen fiscal aplicable a Pemex y sus organismos subsidiarios.



La tercera refiere a una nueva propuesta de leyes de la pensión universal y del seguro de desempleo, para instaurar la pensión como personal, intransferible e inextinguible, para quienes no puedan obtener una pensión de carácter contributivo.



Y la cuarta es un proyecto de decreto que reforma y adiciona disposiciones de la Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas, por el cual se adicionaría al listado de enfermedades que causen retiro por incapacidad, el síndrome de inmunodeficiencia adquirida.



 

Rate this item
(0 votes)