Saturday, 19 de October de 2019


De aquí en adelante, Democracia y nada más




Written by 

Pues bien, se acabaron las elecciones, se acabaron las campañas negras, se acabaron las denostaciones, la ciudadanía votó y eso se debe de respetar, al final del día, para eso es la democracia, al final del día, para eso se estableció, para eso la elegimos como forma de vida y si bien en nuestro país es o no aún perfecta, pues estamos en el camino de mejorarla cada vez mas.

            Ahora, lo que resta de aquí en adelante, es trabajar juntos, que los que no ganaron se sumen a los que les favoreció el voto y los que quedaron electos, reconozcan en los demás a las personas que además de su equipo pueden sumar a sus causas, a sus proyectos, a su planes.

 

 

            Que los que hayan ganado, nos libren de las sabandijas que tanto daño han hecho a nuestra Puebla Capital y que con poblanos y como poblanos, se pongan a trabajar para arreglar este desbarajuste que solo a unos cuantos conviene.

 

 

            Que se aproveche el apoyo que el Gobierno del Estado dio a estos convenencieros y se dio bien, y que en un principio no solo no reconocían, sino que retaban, denostaban, minimizaban y ahora hasta sus zapatos limpian, se arrastran cual reptiles que siempre fueron y que nunca lograron disimular su forma real.

 

 

            Ahora, lo que sigue es que todos y cada uno, sepamos lo que debemos, lo que tenemos que respetar que es la voluntad de las mayorías y que debemos de sumarnos a las cosas que a todos nos convienen y esperemos que en esta ocasión las cosas si se hagan y se hagan bien.

 

 

            Triste fue realmente el teatro en que se desarrollo todo el esquema de las elecciones, pues otra vez el fantasma del abstencionismo se presentó demostrando la poca o nula confianza de los que pudieron o debieron hacerlo y no votaron, habemos algunos, que no perdemos la fe, que no perdemos la esperanza y que seguimos luchando codo a codo con quienes quieran hacerlo por una comunidad mejor para nosotros y para los que les dejamos un mañana, que deberá ser de promesas buenas y de fuerte realidad.

 

 

            Por otra parte alegre y benéfico, fue que, al menos hasta que estas líneas se escriben, no hubo choques de mención en nuestra comunidad, no hubo actos graves de violencia que tanto se amenazaron, no hubo enfrentamientos estériles que a nada abonan y eso habla de una ciudadanía que ya quiere paz y trabajo, que quiere y puede demostrar lo que se hace aquí y lo que se espera de los que están a punto de tomar la estafeta de mando de quienes poco o nada supieron hacer.

 

 

            Una época más de esperanza, una época más de sueños, una más de añoranzas porque nuestros deseos se vuelvan ciertos.

 

 

            En fin amigos, estimados y respetados lectores, que se empiece con el píe derecho y que no volvamos a ser víctimas del saqueo vil y cínico de los que vinieron de otros lares, de quienes los trajeron, y nos hicieron blanco de su hambre, soberbia y voracidad, que se vuelvan a sus tierras y que a donde vayan no dañen a nadie y los que aquí disfrazados se quedan, no nos causen otro descalabro que se desaparezca su daño, que se esfume su estéril opacidad.

             

 

¿O no?

 

 

Juzgue Usted

 

 

Rate this item
(2 votes)
comments powered by Disqus