Sunday, 15 de December de 2019


Los controles de confianza, Mondragón y las mentiras de mi municipio




Written by 

Definitivamente, Manuel Mondragón y Kalb, ha pasado de golpe y porrazo a la historia una vez más, y me da gusto, por que con eso, hizo pasar también a la historia a ciertos funcionarios de quinta categoría del Municipio de Puebla Capital y además hizo sentir a los policías que lo son de corazón, de verdad y vocación que alguien de primer nivel se ocupaba de los integrantes del Sistema Policial, me explico:

            Recientemente, el Doctor Mondragón y Kalb, Comisionado Nacional de Seguridad, hizo importantes comentarios acerca de la funcionalidad de los exámenes de Control y Confianza en un evento llevado a cabo en Monterrey, Nuevo León, en donde pone en duda como ya se comentó anteriormente, la efectividad de estos exámenes y además, saca a la luz, que han sido muchos los buenos policías dañados por estas acciones y que en la realidad, se han convertido más bien, en herramientas políticas para seleccionar policías a modo.

 

 

Al menos, eso paso en Puebla Capital, pues no es lógico que tengamos un Jefe de Policía con reconocidos engaños, nula experiencia, mentiras, documentación incompleta, deficiencias laborales y que  haya sido capaz de pasar exámenes de control de confianza, en donde en otros casos y a otros policías, por menos que eso, se fueron dando de baja hasta quedarnos en Puebla Capital, con una policía poco operable pero utilizable en sus fines personales por los “Mandos” traídos de otros lares.

 

 

            El Doctor Manuel Mondragón y Kalb, a quien tenemos el gusto y el honor de conocer desde hace más de treinta años, al haber hecho presentaciones en sus oficinas de Salud ubicadas en ese entonces cerca de la glorieta de Insurgentes en el Distrito Federal en eventos supervisados por el gran Master Rigo López Vázquez, introductor de la artes marciales polinesias en nuestro país y además, al ser nosotros competidores a nivel nacional e internacional, teníamos mucha cercanía con él pues además, era el Presidente de la Federación Mexicana de Karate.

 

 

            Este alto funcionario en el tema de la seguridad en nuestro país, siempre se distinguió y lo sigue haciendo, por su respeto a las normas, a la disciplina y su gran amor a México, aptitudes que siempre las ha llevado a cada una de sus responsabilidades laborales, haciendo de ésta manera, que estas sean un éxito y un ejemplo para muchos.

 

 

            Es por eso que es resaltable su observación y crítica, fuerte, cruda y acertada a los exámenes de control y confianza, mismos que se han llevado a cabo en nuestro país, desde nuestro punto de vista, como medio de control, y presión para policías de todos los niveles, haciendo, que en vez de que se aumente la calidad de los mismos, se hiciera nacer una nueva corrupción, y disminuyo la actividad policial efectiva y el sentimiento de confianza de los elementos al no estar de ninguna forma respaldados en su difícil labor.

 

 

Y es que si bien son necesarios los implementos de control, también es cierto que los sistemas de supervisión a los integrantes del sistema de policía nacional deben ser bien implementados y que si éstos, hubiesen sido desarrollados con metodología, lógica y personas adecuadas, simple y sencillamente tendríamos una policía adecuada, eficiente, efectiva además de moral y anímicamente entregada al máximo.  

 

 

            Y ese mal hacer o mal aplicar, nos afectó en todo el país y nosotros en  Puebla Capital no somos la excepción, en donde lo único que han hecho es abusar del mando que les fue inferido por su falta de conocimiento y experiencia en el ramo y con esto, dañar la seguridad que se tenía en nuestra ciudad, haciendo ricos a los cuates de quien manda en nuestra localidad y que pudo haber sido peor, si no hubiese sido por que el Gobierno del Estado en ésta administración de Rafael Moreno Valle, todo el tiempo les corrigió la plana y hasta les hizo la tarea. 

 

 

            En fin, que después de las atinadas observaciones del doctor Mondragón y Kalb, nos damos cuenta que la causa policial de ninguna manera está perdida y por lo que se ve , lo que  sí está perdido, es la forma de engañar de personas que al menos en nuestra localidad, vinieron a vendernos espejitos, y ni eso supieron hacer bien, que vinieron a engañan y que ahora se atreven incluso a criticar las políticas de trabajo del Presidente Enrique Peña Nieto por hacerse notar, en el tema la seguridad, cuando ellos mismos solo han sido una caricatura de lo que Puebla Capital necesita y que por cierto, ni su trabajo lo pudieron hacer bien con el pretexto ese de “la ciudad que queremos” que como ya lo hemos comentado muchas veces, hasta eso, fue un temita copiado y mal aplicado.  

 

 

¿O no?

 

Juzgue Usted

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus