Sunday, 16 de December de 2018


Avenida Margaritas de Bugambilias: la expropiación que nunca concluyó




Escrito por  Julian German Molina Carrillo
foto autor
Los gobiernos estatal y municipal, gracias a la aprobación de una Ley de Expropiación a modo, aprobada  por  los diputados que integran la actual legislatura del Congreso, han llevado a cabo ipso facto diversas expropiaciones —ya sea en Puebla capital o en los municipios aledaños para la realización de diferentes obras  

Los gobiernos estatal y municipal, gracias a la aprobación de una Ley de Expropiación a modo, aprobada  por  los diputados que integran la actual legislatura del Congreso, han llevado a cabo ipso facto diversas expropiaciones —ya sea en Puebla capital o en los municipios aledaños para la realización de diferentes obras: desde ampliaciones de vialidades, carreteras, edificios, puentes, parques, industrias, museos, áreas de recreación, áreas deportivas, entre otros proyectos— sin que ningún Juicio de Amparo haya logrado revertir estos actos, que se vuelven de imposible reparación, ya que se ejecutan en forma inmediata a la notificación del decreto expropiatorio a los afectados, quienes han buscado defenderse bajo el argumento de que, por más que uno le busque, no se les encuentra la utilidad pública a algunas de las obras a realizar por las autoridades.

 

 

Decidí comentar este grave problema en esta columna, a petición de algunos vecinos de la colonia Bugambilias de esta ciudad que habitan en las calles que colindan con la avenida Margaritas —del tramo que comprende de la calle prolongación 16 de Septiembre hasta la calle del Lago a una cuadra del bulevar Valsequillo— y que lleva más de 20 años con serios problemas de congestionamiento vial, con un promedio aproximado de treinta a cuarenta y cinco accidentes por año y pleitos entre los automovilistas y unidades del transporte público que circulan por la zona que se vuelve de dos carriles, uno de ida y uno de regreso, por la reducción de la vialidad, debido a que desde tiempos del gobernador Manuel Bartlett Díaz se llevó a cabo la expropiación de todo ese tramo, con la intención de ampliar la vialidad en cuatro carriles, dos de ida y dos de vuelta, para facilitar el tráfico de los vehículos que vienen de la actual zona de Cúmulo de Virgo al bulevar Valsequillo y que se calcula en un promedio de 5 mil vehículos al día.

 

 

Sin embargo, al paso de tantos años y de 3 gobernadores y 9 presidentes municipales, todo sigue igual, es decir, la expropiación por extrañas razones o bien por la influencia de algún destacado miembro de la clase política del estado que vive en la zona, no se ha concluido. La ampliación se encuentra detenida en gran parte, sin que se conozca una razón válida que justifique la inacción de las autoridades.

 

 

Incluso, los vecinos presentaron una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del estado de Puebla, solicitando se emitiera una recomendación a las autoridades del municipio de Puebla y gobierno estatal para que explicaran el porqué del abandono del proceso expropiatorio y la no ampliación de la vialidad, sin que hayan logrado una respuesta a su inconformidad, por lo que la queja fue archivada por el organismo “defensor” de los derechos humanos de los poblanos, sin mayor explicación.

 

 

Este hecho representa en sí, una oportunidad para que nuestras autoridades retomen el caso concluyendo la expropiación y ejecutando la ampliación de la vialidad para beneficiar a los ciudadanos que circulan por esas calles y evitar más problemas de congestionamiento y accidentes.

 

 

Ésta sí sería una “acción que transforma”, ya que estaría plenamente justificada la inversión de los recursos y su utilidad pública estaría a la vista a todas luces.

 

 

El tiempo de espera ha sido muy largo para los afectados; sin embargo, aún los vecinos tienen la esperanza de que alguien les resuelva el problema; y si no, a seguir esperando la llegada de nuevas autoridades que escuchen y atiendan sus demandas.

 

 

¡Servidos, amigos vecinos de Bugambilias!

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(2 votos)
comments powered by Disqus