Tuesday, 20 de August de 2019


Con ustedes y sin ustedes




Escrito por  Julian German Molina Carrillo
foto autor
Hace aproximadamente seis meses, tuve la oportunidad de platicar en forma personal con uno de los funcionarios de mayor peso en el Gobierno actual, para buscar un acercamiento de las Universidades Privadas de la entidad con el Gobernador y una interlocución con varios secretarios del gabinete para abrir espacios a los jóvenes egresados de varias instituciones que se han acercado a los rectores y directores de las instituciones, quejándose de la falta de oportunidades para encontrar empleo en las dependencias gubernamentales, así como en áreas de la procuración y administración de justicia, donde los puestos de mayor importancia son ocupados por abogados y profesionistas de varias partes del país, menos por poblanos.

Uno de los aspectos que más les preocupa a nuestros egresados es que no se abren concursos para las plazas, por ello, toqué esta puerta para plantear éstas y otras inquietudes y la respuesta que recibí, fue la siguiente: “Mira, maestro, este Gobierno ha conducido el estado de mejor forma que el anterior y ahí están los resultados y el crecimiento económico y las obras que nadie antes había realizado y de lo que planteas, de una vez te digo: nosotros gobernamos este estado, CON USTEDES Y SIN USTEDES, así que no puedo ayudarte en lo que me pides y cada quién que haga lo que más le convenga”.

 

 

Ante esta actitud y a pesar de las razones que le esgrimí para buscar un dialogo abierto con las autoridades, no tuve una respuesta y opté por retirarme sin más argumentos. No voy a citar el nombre del funcionario, pero para muchos actores de la vida política del Estado les será fácil identificarlo por el trato déspota que da a todo mundo y la forma ofensiva y amenazante en que se dirige a sus subalternos, en los puestos que ha ocupado en la actual administración.

 

 

Pero, dicha persona no se equivocó en lo que me dijo, ya que efectivamente la negativa al dialogo y a los acuerdos han sido una constante con varias áreas del Gobierno morenovallista, ya que a pesar de que nuestra comunidad académica ha propuesto proyectos, éstos no han merecido la atención de los responsables de las áreas.

 

 

Podría aplicarse la frase célebre del ex presidente Carlos Salinas de Gortari: “ni los veo, ni los oigo”; lo que sólo significa que han cerrado sus ojos y sus oídos a las peticiones de los ciudadanos, olvidando que el estado no sólo lo forma el Gobierno, sino la población y su territorio, pensando que sólo por medio de las obras de gran infraestructura y beneficiando a los grupos empresariales no poblanos se garantiza la buena marcha de la economía del Estado y que los poblanos somos incapaces de ocupar los puestos, hacer las grandes obras y los proyectos que permitan que todos esos recursos se queden en la entidad y no en otras arcas.

 

 

A pesar de todo lo anterior, creo que no es tarde para cambiar el rumbo y modificar esa política que ha originado el malestar de diversos sectores y grupos de la sociedad civil, que por décadas hemos contribuido para el desarrollo de Puebla y siempre hemos estado abiertos a apoyar las mejores iniciativas que se traduzcan en beneficios para las clases y grupos más desprotegidos que necesitan se les incentive para mejorar su nivel de vida.

 

 

Estoy seguro que siempre será mejor un Gobierno incluyente, que uno que sólo privilegie los intereses de élites y discrimine a todos aquellos que piensan distinto, pero que aman a su estado porque en él han vivido toda su vida y tienen la firme convicción de dejar lo mejor para las nuevas generaciones. Nunca es tarde para rectificar.

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus