Friday, 26 de April de 2019


El Mundial de….. ¿Messi, Neymar, los Locos Bajitos Españoles o de Müller?




Escrito por  Arturo Rueda
foto autor
Los viejos campeones lucen cansados, pero a los héroes de Sudáfrica les espera una última gesta para consolidarse como la mejor selección de la Historia. La Roja perdió su corazón con la retirada de Puyol, pero Sergio Ramos alza la mano para sustituirlo. Los Locos Bajitos, Xavi, Iniesta, Xabi Alonso, Villa, Pedro, Cesc y Silva han culminado un ciclo pletórico: Eurocopa, Mundial y otra vez Eurocopa. Ningún equipo lo había logrado. También continúa Del Bosque, el entrenador que supo gestionar el legado de Luis Aragonés. Pero España ya no es lo que fue. ¿O sí?

El Mundo espera a Messi, aunque nadie, ni él mismo, sabe si va a llegar a su cita. El peso de la historia de las Copas del Mundo parece hundir al Lionel que maravilló al universo futbolístico desde su debut y consiguió cuatro Balones de Oro bajo la tutela de Guardiola en el Barça. ¿Brasil 2014 será el momento de su pináculo o de su hundimiento? Mientras los más grandes como Pelé, Cruyff, Maradona, Beckenbauer, Ronaldo y Zidane llegaron a dos finales de Copa de Mundo, Messi, a sus 26 años (cumplirá 27 en junio) no ha jugado ninguna. Es el ahora o nunca del Messias.

 

 

El brillo del delantero del Barcelona se torna opaco cuando se pone la albiceleste. En los dos mundiales previos que ha jugado (2006 y 2010) sólo ha metido un gol y no ha pasado de cuartos de final. Ni siquiera cerca ha estado de citarse con la Historia. Latemporada 2013-2014 fue la más decepcionante en sus logros personales y para su club, pero siempre se dijo que Messi “se estaba reservando” para tener un Mundial pletórico. El futuro de “La Pulga” no se aclara: puede ser uno más de los grandes jugadores que nunca ganaron un Mundial, o ganar el título del Mejor de la Historia. La desconfianza crece, aún más cuando se le ve sufrir arcadas antes de cada partido, lo mismo ante un rival de bajo nivel, un partido de eliminatorias o en los de preparación. En Argentina lo esperan con un trono o con un potro, dependiendo el resultado.

 

 

Lionel Messi tiene pánico escénico. ¿Puede así, con miedo en el cuerpo, ganar un Mundial?

 

 

El Mundo no esperaba a Neymar, pero con apenas 21 años, el juvenil delantero brasileño lleva sobre sus hombros la responsabilidad de ganar la Copa, borrar el histórico Maracanazo y sostener al gobierno de Dilma Roussef. La presión no se le nota demasiado. A diferencia del Messias argentino, Neymar juega suelto, sin pensar en que el cielo se cierne sobre su cabeza. Si lo pierde, nadie lo hará culpable. Si lo gana, habrá rebasado al Messias en un duelo indirecto desde que llegó al Barcelona. En su primera temporada las cosas no le salieron, pero siempre quiso regatear, metió 14 discretos goles y nunca quiso reservarse por miedo a perderse la Copa del Mundo.

 

 

Tremendamente mediático, perla del futbol brasileño, heredero de Pelé, Romario, Ronaldo, Ronaldinho, a Neymar el Mundial no le asusta y sin muchos aspavientos ayer le metió dos a Croacia, el segundo con ayuda del árbitro. No sufre arcadas, y aunque todo el país tiene pánico a las consecuencias de no ganar el sexto título de Copa del Mundo, a Neymar no parece importarle mucho. Sin desdén pero tampoco con exceso del protagonismo, quizá el futbol va a premiarle su actitud relajada pero entusiasta. Es el futbolista de la posmodernidad tuitera.

 

 

Los viejos campeones lucen cansados, pero a los héroes de Sudáfrica les espera una última gesta para consolidarse como la mejor selección de la Historia. La Roja perdió su corazón con la retirada de Puyol, pero Sergio Ramos alza la mano para sustituirlo. Los Locos Bajitos, Xavi, Iniesta, Xabi Alonso, Villa, Pedro, Cesc y Silva han culminado un ciclo pletórico: Eurocopa, Mundial y otra vez Eurocopa. Ningún equipo lo había logrado. También continúa Del Bosque, el entrenador que supo gestionar el legado de Luis Aragonés. Pero España ya no es lo que fue. ¿O sí?

 

 

La victoria en Sudáfrica coincidió con el ciclo pletórico del Barcelona que dirigía Guardiola. Los culés se vistieron de rojo y tomaron el control del equipo titular: Puyol, Piqué, Busquets, Xavi, Iniesta, Villa y Pedro. Su estilo, el tiqui-taca, deslumbró al mundo: balón frente a la táctica, balón frente a cualquier cosa. La selección española dejó el apelativo de La Furia para transformase en La Roja. Elgol de Don Andrés todavía lo gritamos.

 

 

Pero los culés llegan con un bajón futbolístico resultado de la edad, especialmente en el timón Xavi. Y sin embargo, el futbol español continuó dominando al futbol europeo con la final Real Madrid-Atlético en la Champions y el Sevilla en la Europa League. ¿La nueva generación de Koke y Diego Costa podrán sostener a la Roja? En el futbol, como en la vida, todo se agota, aunque el verdadero heroísmo es sostenerse ante el abismo. ¿Dos campeonatos del mundo seguidos?

 

 

La generación alemana de JoachimLöw llega a Brasil 2014 sin ansiedad. En Sudáfrica 2010 debutaron los que hoy ya son grandes figuras, Özil y Müller. Los teutones se parecen más al viejo Brasil que a la vieja Alemania. Futbol de toque, vertiginoso y de muchos goles. La lesión de Marco Reus no desvencijó al equipo que sostiene la misma base. Su mediocampo, probablemente, es el mejor, el más completo de la competición. A despecho de la Roja, para mí es la favorita.

 

 

Fuera de esos cuatro equipos, dos de América y dos de Europa, es difícil que otro se cuele para Campeón. El equipo sorpresa puede vivir en Uruguay o Colombia.

 

 

De México, pues ni hablar. Lo mejor que nos puede pasar, es pasar a octavos y que expulsen a Rafa Márquez. La historia de siempre. Ni tiempo da desquitar la compra de la playera de la Selección. Atomar por culo, como le gritaron ayer a Dilma. Eso sí, peor hubiera sido no haber llegado.

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(1 Voto)
comments powered by Disqus