Sunday, 25 de August de 2019


Busquen al verdadero culpable de Chalchihuapan




Escrito por  Gabriel Sánchez Andraca
foto autor
LO OCURRIDO ANTENOCHE EN CHALCHIHUAPAN no pudo ser ordenado por el gobernador Rafael Moreno Valle. El mandatario poblano podrá tener muchos defectos, pero no es tonto.

En situaciones como las que vive el país en estos momentos, provocaciones como la ocurrida la madrugada del sábado pudieron ser inducidas por infiltrados en el gobierno o por funcionarios menores o mayores, para iniciar un nuevo incendio político en la República.

 

 

Ya hay un estado del país en llamas, Guerrero, ¿se quiere incendiar a otro? ¿A quién o a quiénes les interesa eso?

 

 

El caso del niño muerto en un enfrentamiento entre la Policía y habitantes de San Bernardino Chalchihuapan y el tratamiento que le dieron varios funcionarios estatales provocó inconformidad y enojo en numerosos sectores de la población, que se juntó a otras acciones gubernamentales que habían causado resentimiento en diversos sectores, pero el asunto ya estaba en proceso de solución, si bien no aceptada por todos, pero el problema se iba enfriando.

 

 

Como están las cosas en el país y a nivel internacional, es impensable, por lo absurdo, que el gobierno local se encargara de echar gasolina al fuego. Nos estamos refiriendo a la cabeza del gobierno.

 

 

Pero pudo haber funcionarios estatales o personas de fuera del gobierno, interesadas en reavivar el fuego. Ni el gobierno de la República, y mucho menos los gobiernos estatales, cuentan con un sistema de información eficiente y profesional para prever acontecimientos políticos que puedan poner en riesgo la tranquilidad y la seguridad de los ciudadanos.

 

 

Llagar en la madrugada a un pueblo, en transportes sin identificación oficial, con uniformes negros, con pasamontaña, llevarse a cinco detenidos y entregarlos seis o siete horas después, es como algo fuera de onda. Y hacer eso cuando el país está convulsionado por actos de este tipo, ¿no está raro? ¿No se presta a sospechas? Porque hacer esto, en la forma en que se hizo, a quien menos le conviene es al gobierno del estado. Surge una interrogante, ¿quién o quiénes están interesados en incendiar a Puebla?

 

 

Acaba de aclararse el homicidio en Guerrero de un dirigente panista y resultaron ser los autores materiales e intelectuales, miembros del mismo Partido Acción Nacional.

 

 

El PAN en Guerrero es un partido sin importancia política: gobierna cinco municipios, tiene regidores en algunos de los 83 municipios de la entidad, uno o dos diputados y en la elección de gobernador obtuvo menos del 2 por ciento de la votación. Por si fuera poco, el presidente Felipe Calderón le quitó a Acapulco la sede del Tianguis Turístico que tenía más de 30 años de celebrarse ahí y provocó la animadversión de empresarios hoteleros, restauranteros y de la gente en general y resulta que matan a su dirigente por lograr una candidatura para diputado federal. ¿Ve usted lógico todo esto? Bueno, la política es lo que menos se lleva con la lógica, según dicen.

 

 

LA CLASE POLÍTICA PRIISTA SE DIO CITA el viernes en la población de Rafael Lara Grajales para asistir a la inauguración de las obras de remodelación, ampliación y mejoramiento del panteón municipal.

 

 

Son obras que en vida quiso hacer un dirigente nacional y local de la CTM, don Salomón Soto Téllez, nacido en esa población, quien a avanzada edad falleció ahí mismo el año pasado.

 

 

Sus hijos Leobardo Soto Martínez, diputado local y dirigente estatal de la CTM y Alicia Soto Martínez, que preside la fundación que lleva el nombre de su señor padre, son quienes se empeñaron en hacer realidad el sueño de su progenitor.

 

 

Levantaron una barda de más de 20 mil metros, construyeron tres fuentes ornamentales, con 14 tomas de servicio, construyeron un departamento de personal y vigilancia, instalaron 4 contenedores de basura y levantaron un monumento a don Salomón.

 

 

El secretario general sustituto de la CTM, diputado Carlos Aceves del Olmo, gran amigo del fallecido dirigente oriundo de Lara Grajales, fue quien inauguró las obras ante diputados federales y locales, dirigentes estatales y municipales del PRI, dirigentes cetemistas, empresarios y directivos de diversas empresas cuyos trabajadores son miembros de la mencionada central obrera, así como de Salvador Barbosa Hernández y Gabriel Martínez Parente, representantes del presidente Enrique Peña Nieto y del gobernador Rafael Moreno Valle, respectivamente.

 

 

Las obras costaron 15 millones de pesos aportados por la fundación que encabeza doña Alicia Soto Martínez y ahí mismo se anunció la construcción de un centro deportivo para el año próximo.

 

 

El diputado Aceves del Olmo se pronunció ahí por la solución de los conflictos laborales, mediante el diálogo y la negociación; contra las huelgas y los paros locos, contra los cierres de carreteras que sólo ocasionan perjuicios a la gente y al país en su conjunto y por el trabajo productivo y la acción constructiva de todos.

 

 

MÁS DE 300 JÓVENES PRIISTAS terminaron el primer curso de capacitación política impartido a nivel nacional por el Icadep, en su Escuela Nacional de Cuadros que dirige el poblano Guillermo Deloya Cobián.

 

 

Apadrinó a la primera generación de egresados el jefe de Oficina de la Presidencia de la República, Aurelio Nuño, y estuvo presente el dirigente nacional del PRI, César Camacho, en el acto que tuvo lugar en la ciudad de México y al que asistieron priistas de la cúpula nacional.

 

 

La necesidad se revivir la capacitación política en los partidos que actualmente han perdido todo, en aras de un pragmatismo que es en gran parte el culpable de la terrible crisis que sufre el país en lo político, en lo económico y lógicamente en lo social, era ya algo de extrema urgencia.

 

 

En 1939, el fundador del PAN, Manuel Gómez Morín, habló de que los partidos deberían ser “escuelas de política” y el PRI fue el partido que mejor trabajó en ese sentido hasta la llegada del neoliberalismo de Salinas, en que todo eso se acabó. La capacitación de los cuadros priistas en la capital y en la provincia sólo fue superada por el Partido Comunista Mexicano, que formó verdaderos profesionales de la política. Ahora hasta la izquierda carece de instituciones para formar a sus militantes de base.

 

 

El PRI cuenta ahora con más de 300 militantes que conocen la ideología, el programa de acción de los priistas, la historia de su partido, sus luchas, sus fracasos, etcétera, sólo hay que reprochar a los priistas de la cúpula su manía de elogiar hasta las nubes al Presidente de la República en turno.

 

 

En los discursos del acto de graduación todos los oradores hablaron más, mucho más, del presidente, de sus intenciones, de sus reformas, de sus esfuerzos, etcétera, que del partido.

 

 

Aunque ya sabemos que los priistas han confundido siempre al presidente con el PRI y a éste con el presidente, como si fueran lo mismo, es necesario que en el “nuevo PRI”, las cosas cambien.

 

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus