Tuesday, 22 de September de 2020


Los partidos tendrán prueba de fuego en 2015




Escrito por  Gabriel Sánchez Andraca
foto autor
LOS PARTIDOS POLITÍCOS TENDRÁN queponer todo su esfuerzo para salir airosos de la prueba a que los someterán las elecciones de diputados federales en todo el país y las gubernaturas en nueve estados de la República, pues la imagen que tiene de ellos la ciudadanía, es de lo peor.

La pérdida de ideología de la inmensa mayoría de los militantes de todas las organizaciones políticas, que tratándose de candidaturas, andan del tingo al tango; el desgaste a que han estado sometidos en el ejercicio del poder; la carencia de educación política que ha provocado la aguda escasez de cuadros capaces para desempeñar airosamente cargos de elección popular y los altos niveles de corrupción que se detectan en todos los partidos, tienen a gran parte de la ciudadanía hasta la… coronilla.

 

 

No será fácil ni para el PRI, ni para el PAN, ni para el PRD y todos los llamados partidos chicos lograr la confianza ciudadana en el poco tiempo que queda para organizar las campañas, llevarlas a cabo y realizar las elecciones. Los tres principales partidos han tenido a nivel local y nacional un desgaste mayúsculo.

 

 

EL PAN, POR LO QUE DIJO SU DIRIGENTE estatal, Rafael Micalco Méndez, no tiene hasta el momento un proyecto de alianza con el PRD y otros partidos.

 

 

Él mismo se da ánimos afirmando que el PAN tiene la capacidad para ir solo a la lucha electoral, y en la misma forma se expresará en el momento adecuado la dirigencia perredista.

 

 

Pero la realidad es otra muy distinta: después de las elecciones de presidente de la República, el PAN, que decía tener cerca de 2 millones de militantes, depuró su padrón y quedó con poco más de 200 mil, arañando la cantidad mínima para no perder su registro.

 

 

Por si fuera poco, hay fuertes diferencias entre los grupos que se mueven en ese partido. Se pelean con tanta saña como las tribus perredistas.

 

 

La ciudadanía se ha percatado de que el PAN en el poder comete los mismos pecados, incluso aumentados, que los del PRI y que no hay mucha diferencia entre unos y otros, solo que los priistas lo saben hacer mejor que los novicios panistas.

 

 

El PRD ya tiene enfrente un adversario con juventud, con brío y que promete no cometer las mismas faltas que dieron origen a la salida de muchos para formar Morena.

 

 

Los militantes de buena fe de Morena protestaron recientemente por la forma en que se anunciaron las posibles candidaturas aquí en Puebla, para las diputaciones federales de varios distritos, entre ellos los de la capital, pero los dirigentes del nuevo partido han rechazado que tengan candidatos “amarrados”, como ha sido costumbre en todos los partidos y que serán los militantes quienes con base en el comportamiento cívico y partidista de los aspirantes, harán la selección. Quieren ser distintos y no caer en los vicios de los viejos partidos, imitadores del PRI.

 

 

El asunto de Guerrero, un estado gobernado por el PRD, con el Ayuntamiento de Iguala, perredista, y la imposición de dirigentes y candidatos en los estados, puede tener serias repercusiones para el partido del Sol Azteca, sobre todo que en estas elecciones participará el partido Morena.

 

 

El PRI, pues es el PRI. Pese a todo el partido con mayor número de militantes en el país y en cada estado, con mejor estructura y organización que sus adversarios, pero con una gran debilidad: el descontento, la inconformidad de sus bases, que cuando llega a su máximo repercute seriamente en el resultado electoral.

 

 

El PRI es especialista en imponer en muchos casos a las personas menos adecuadas como candidatos. Parece que lleva la contraria a sus militantes cuando de designar dirigentes y candidatos se trata.

 

 

Se aliará ahora no solo con el Verde, sino también con Nueva Alianza (Panal) y tendrá que ceder algunas de sus posiciones a militantes de los dos aliados, lo que provocará inconformidad sobre todo entre los miembros más leales del tricolor.

 

 

El PRI recuperó el poder federal, dos sexenios en manos del PAN, en las pasadas elecciones y eso hizo renacer la esperanza de que el país, ya muy descompuesto por los gobiernos priistas neoliberales y los panistas que ganaron sin proyecto, sin un plan claro y realista, se recuperara, pero a casi dos años de haber regresado a Los Pinos, las cosas parecen empeorar.

 

 

Peña Nieto no la tenía nada fácil: el país fue dejado con una terrible guerra interna por Felipe Calderón y esa guerra había incrementado la corrupción, sobre todo en estados y municipios donde los intereses de los gobernantes y de las mafias del crimen organizado se llegaron a mezclar, como hemos visto en Michoacán y luego en Guerrero.

 

 

Pero los ciudadanos no ven progreso alguno, tampoco en lo económico, y el deterioro social sigue y se anuncia el agravamiento de la crisis económica.

 

 

Así las cosas, ¿por qué partido votarán los ciudadanos? Son muchos los mexicanos que reniegan del gobierno y de todos los partidos, pero nuestro sistema es de democracia partidista, por lo que debemos confiar en que los que sustituyan a los actuales, sean un poquito mejores.

 

 

Si los problemas continúan creciendo, la ciudadanía ya sabe el camino, que es el que acaba de descubrir con el asunto de los normalistas de Ayotzinapa: la movilización. Ojalá y no lleguemos a más.

 

 

EL PRD ESTRENARA DIRIGENCIA estasemana y será la diputada local, Socorro Quezada Tiempo, la que asumirá la presidencia estatal del partido. Lo dijo el senador tehuacanero don Miguel Barbosa Huerta, presidente del Senado de la República y quien ha controlado desde hace más de una década en Puebla al partido del Sol Azteca.

 

 

Llevará como compañero de fórmula para la Secretaría General al diputado Carlos Martínez Amador, un hombre con gran experiencia partidista, pues ha militado en el PAN, en el PRI y ahora en el PRD. De modo que es derechista, liberal e izquierdista y eso le imprimirá un gran equilibrio ideológico para negociar con todas las corrientes o tribus que conforman ese partido.

 

 

POR LO QUE AL PRI SE REFIERE, acabade rendir protesta como dirigente de la CNOP en la entidad don José Luis Márquez, diputado federal y ex presidente de Zacatlán.

 

 

Dice que emprenderá un trabajo serio para reorganizar al sector popular priista. Si lo logra será un milagro, pues han sido muchos los priistas que han desfilado por la CNOP, desde que Carlos Salinas pretendió desaparecer esa organización, y no han podido.

 

 

No será nada fácil lograr lo que se propone el diputado Márquez por la sencilla razón de que ya no forman parte del sector popular priista, ni los maestros, ni los burócratas, ni los trabajadores del seguro social, ni las asociaciones de profesionistas y solo algunas organizaciones de boleros, vendedores ambulantes, locatarios de los mercados, etcétera, se mantienen ahí, esperando un milagro, pero ese milagro no llega.

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(1 Voto)
comments powered by Disqus