Saturday, 20 de July de 2019


Nueva forma de ver el sindicalismo




Escrito por  Gabriel Sánchez Andraca
foto autor
AYER PLATICAMOS CON DIRIGENTES de la Unión Sindical Independiente, de la Volkswagen, que buscará ocupar la dirigencia sindical este año, pero en base a un proyecto que busca, tanto beneficios para la empresa como para la clase trabajadora que representa.  

Francisco Rodríguez Flores, que encabeza la planilla Fuerza Obrera, inició ya un trabajo tendiente a que los trabajadores tomen plena conciencia de que es necesario cambiar el concepto de que el sindicato sólo está para gestionar un aumento de sueldos cada revisión del contrato.

 

 

El sindicato debe trabajar al lado de la empresa para participar en el desarrollo de los planes de la misma, a fin de que los beneficios que se obtengan sean también benéficos para los obreros.

 

 

La idea de que un sindicato empresarial tiene que ser enemigo de la dirección de la fábrica o negocio donde sus agremiados prestan sus servicios, es una idea anticuada. Nuestro propósito, dijo Francisco Rodríguez Flores, es el de mantener una relación que sea benéfica para ambas partes, tomando en cuenta que ambas buscan propósitos similares que deben llevar a un beneficio mutuo.

 

 

LA EMPRESA ALEMANA, LANZO EN 2009 un proyecto denominado Mas 18, cuyo objetivo es el de lograr que en la planta de Puebla se produzcan en el año 2018 un millón de vehículos.

 

 

Los trabajadores tenemos la obligación de colaborar a que el objetivo se logre y que reditúe beneficios para la parte patronal y la parte trabajadora.

 

 

En la planta que la Volkswagen tiene en Alemania los trabajadores tienen sueldos muy superiores a los nuestros, pero debemos reconocer que tienen un nivel educativo más elevado, hablan varios idiomas, tienen grados de ingeniería o licenciatura. Nuestra situación en lo económico es semejante a la de los trabajadores de las plantas que la empresa tiene en Brasil y Argentina.

 

 

El trabajo que se desarrolla en las fábricas de Alemania, México, Argentina, Brasil y España, donde VW tiene presencia, es igual, pero el pago no, ni las prestaciones. Claro que eso no se va a lograr nivelar de la noche a la mañana, vamos a tener que esforzarnos, y la empresa deberá apoyarnos, en elevar nuestra educación y capacidad. Los trabajadores alemanes y españoles están en mejores condiciones que nosotros.

 

 

AQUÍ EN PUEBLA, HEMOS NOTADO UN FENÓMENO. Hay una gran diferencia entre la clase trabajadora y el personal administrativo.

 

 

Es como si los administrativos estuvieran de un lado, los obreros del otro y hubiera una calle en medio que nos separara de tal manera que un grupo de obreros, con sus overoles, su calzado y su aspecto en general chocara con el del sector administrativo, como si fuéramos diferentes pese a trabajar para la misma empresa. Considero que eso no contribuye a un desarrollo de trabajo en equipo.

 

 

La única forma de abatir esa diferencia sería el de la educación. A nosotros se nos tenía como obreros calificados cuando salíamos de la escuela que la propia empresa tiene para capacitar a los jóvenes que desean entrar a trabajar. Ahora se nos llama técnicos, pero como la escuela no está reconocida por el gobierno, solo somos técnicos para la empresa y nadie más nos reconoce esa categoría.

 

 

EN REALIDAD NO ESTAMOS MAL, PERO PODRIAMOS estar mejor y esa es nuestra lucha. Constituirnos como organización sindical, en un enlace entre la empresa y los trabajadores.

 

 

Sabemos que en la lucha vamos a tener problemas, pero ya hemos cumplido con los requisitos. Nos registramos como aspirantes, ya presentamos mil firmas de apoyo y ya se nos dio el registro como candidatos.

 

 

Las elecciones serán en noviembre y la actual dirigencia que preside Antonio Flores Trejo, pretende la reelección. Va a haber campaña en octubre y esperamos que nuestro proyecto triunfe.

 

 

Cuando digo que los trabajadores tienen dignidad, pienso que ésta debe ser reconocida por la parte patronal. Muchos de nuestros compañeros se han jubilado y nos damos cuenta hasta semanas o meses después al notar su ausencia (la VW tiene 10 mil 350 trabajadores), pues a pesar de que se retiran después de 30 o 40 años de servir a la empresa, salen por la puerta de atrás. Ningún directivo, ni siquiera sindical, los despide con algún reconocimiento por el tiempo que han servido en la planta.

 

 

COMO NO SE HA DECIDIDO LA PARTICIPACIÓN de doña Ana Teresa Aranda como candidata del PVEM-PRI a la diputación por el Distrito XI de esta capital, los aspirantes han vuelto a activarse, buscando los apoyos necesarios para lograr la candidatura.

Es el caso del joven abogado Roberto Rodríguez Cortés, de quien ya le habíamos comentado.

 

 

Ha estado en la Ciudad de México para dialogar con dirigentes de los partidos de la alianza.

 

 

El problema es que hay pocos personajes de renombre en la política, como es el caso de la señora Aranda, que quieran participar como candidatos de mayoría. Todos buscan un buen lugar entre los candidatos de representación proporcional, que les garantice su ingreso a la Cámara de Diputados y es que serlo por el sistema de primera mayoría cuesta mucho trabajo y dinero y el resultado casi siempre es incierto.

 

 

Los partidos tendrán que decidirse por alguno de los valientes que quieren correr riesgos como el abogado Rodríguez Cortés y tal vez otros.

 

 

NOTAS BREVES: Hoy Día del Amor y la Amistad, rinde su primer informe de gobierno el presidente municipal Antonio Gali Fayad… Presidentes municipales de otros municipios de la entidad han hecho lo mismo en algunos lugares y otros lo harán en los próximos días, pues todo este mes podrán cumplir con ese mandato constitucional… Hace bien el virtual candidato del Verde-PRI a la diputación federal por el Distrito XII de esta capital, Víctor Giorgana Jiménez, de apurar a la dirigente de su partido, (PRI) Isabel Allende, para que se integren las fórmulas en los 16 distritos y empiecen a trabajar en la unificación y reorganización de su partido. Los tiempos se les vienen encima… Son muchos los políticos que en tiempos electorales cuando no los toman en cuenta, se sienten relegados, pues algunos tienen capacidad y experiencia y creen que su participación es necesaria. Resulta que los políticos hacen grupos y si alguno de ellos no encaja en ninguno, pues se queda fuera. Así de sencillo y así de fácil.

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus