Friday, 25 de September de 2020

Viernes, 16 Octubre 2015 11:39

Se cumplen 161 años del nacimiento de Oscar Wilde

El ingenio que supo impregnar a cada una de sus obras, hizo de Oscar Wilde uno de lo más aclamados escritores del siglo XIX


Ser hijo de la escritora Joana Elgee, le permitió a Oscar Wilde estar inmenso en el mundo de las artes desde pequeño, contacto que durante su adolescencia lo convertiría en un apasionado por la literatura clásica. Nacido en la ciudad de Dublín el 16 de octubre de 1854, ya en su etapa académica Wilde ganó el prestigioso Premio Newdigate de poesía.

 

Este primer reconocimiento le permitiría al escritor británico combinar sus estudios universitarios con viajes a Grecia e Italia. En esta misma época, como menciona el sitio Biografías y Vidas, comenzaría a publicar varios de sus poemas en distintas revistas, trabajos que en 1881 serían reunidos en su obra “Poemas”.

 

En el año 1882 comienza un viaje por Estados Unidos, país en el que imparte diversas conferencias explicando su teoría del “arte por el arte”; filosofía estética que sentaría las bases del “dandismo”. Ideología que, en su regreso al continente europeo, también llevaría a las instituciones culturales de varios países.

 

Luego de dos años trabajando como editor de la revista femenina Woman's World, en 1888 decide publicar el libro de cuentos “El príncipe feliz”, trabajo que no tardó en alcanzar la popularidad. El ingenio que caracterizó tanto a ésta como a todas sus obras, propició la publicación de muchos de sus otros trabajos.

 

Aunque la publicación de “El retrato de Dorian Gray” (1890) fue foco de numerosas críticas, el éxito de Wilde no se detuvo hasta 1895 cuando se vio truncado tras ser acusado de homosexual por el marqués de Queenberry. Acusación por la que fue condenado a dos años de prisión por la Criminal Amendement Act.

 

Su estancia en las prisiones Wandsworth y Reading dio vida a la aclamada “Balada de la cárcel de Reading”. Tras salir en libertad, habiendo perdido el reconocimiento cosechado en los años anteriores, Wilde decide emigrar a París y cambiar su nombre al de Sebastian Melmoth.

 

Instalado en la capital francesa, los problemas económicos, sus quebrantos de salud y la adicción a la bebida se adueñaron de los últimos años de Wilde, quien fallecería el 30 de noviembre de 1900. Sería recién después de este acontecimiento que sus trabajos volverían a editarse y ganar popularidad.

 

10 FRASES EN LAS QUE SE ESCONDE EL INGENIO DE OSCAR WILDE

 

 

• “La única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse”

 

• “Hoy en día la gente conoce el precio de todo, pero el valor de nada”

 

• “La experiencia es el nombre que damos a todos nuestros errores”

 

• “Todos estamos en las alcantarillas, pero algunos miramos a las estrellas”

 

• “Cada acierto nos trae un enemigo. Para ser popular hay que ser mediocre”

 

• “Ser natural es la más difícil de las poses”

 

• “La sociedad perdona a veces al criminal, pero no perdona nunca al soñador”

 

• “Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo”

 

• “Sé tú mismo, el resto de los papeles ya están cogidos”

 

• “Perdona siempre a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más”

Fuente: Universia