Thursday, 20 de February de 2020

Lunes, 09 Noviembre 2015 02:46

Dünn Arquitectos, la verdadera empresa tras la remodelación del estadio: no hay rastro del contrato

Pese a no existir ningún contrato registrado a su nombre y de que oficialmente la empresa constructora Acapro de Hidalgo es la encargada de la renovación, el despacho de arquitectura Dünn Light weight Architecture ejecutó el nuevo diseño del Estadio Cuauhtémoc, según la información publicada en su portal, además de hacerse cargo de los trabajos externos. 

  • Víctor Hugo Juárez / @Juárez_VH

Aunque ningún contrato se encuentra registrado a su nombre y oficialmente la empresa constructora Acapro de Hidalgo es la encargada de la renovación, el despacho de arquitectura Dünn Lightweight Architecture ejecutó el nuevo diseño del Estadio Cuauhtémoc, de acuerdo con la información publicada en su portal, además de hacerse cargo de los trabajos externos. En su portal se encuentran los renders de la remodelación, así como la explicación sobre la sustitución de la fachada con cristal templado por material ETFE, para reducir el peso de la estructura.

 

Dünn Lightweight Architecture no aparece en los contratos del gobierno, pero ya presume la obra en su portafolio de productos estelares. Se trata de una empresa con oficinas en la ciudad de Miami y en Guadalajara, Jalisco, la cual publicó en su página oficial los detalles del proceso que tuvo que seguir para cambiar el diseño original y ofrecer mejores ventajas competitivas, entre ellas el costo, pese a que la inversión del estadio se incrementó de 688 millones a 730 millones de pesos en el último año y medio.

 

“Originalmente, la fachada del estadio Cuauhtémoc  e realizaría con un material de cristal de diferentes colores, por lo que ya se tenía una ingeniería y análisis previo. Dünn realizó la ingeniería de esta conceptualización original dándole un valor agregado para reducir pesos y costos además de la apariencia utilizando el material ETFE, el cual tiene muchas ventajas competitivas en comparación con el cristal”, describe la empresa en su portal.

 

El cambio de diseño implicó que más de 18 millones 262 mil pesos fueran tirados a la basura, pues este fue el monto que pagó el Gobierno del Estado a la las empresas Estudio de Arquitectura y Laboratorio de Control de Calidad el pasado mes de marzo de 2014 por el primer diseño del proyecto de remodelación del estadio Cuauhtémoc VIP, según consta en el contrato SR/ADE/SI-20140200.

 

Empresa no figura en padrón de proveedores del gobierno

 

La empresa Dünn Lightweight Architecture no se encuentra dentro del listado de proveedores del Gobierno del Estado y tampoco existe un contrato firmado con la administración estatal, según la lista de contratos de todo 2014 y lo que va de 2015.

 

La remodelación del estadio Cuauhtémoc la ostenta la empresa Acapro de Hidalgo SA de CV, la cual firmó el convenio en 2014 por un monto de 688 millones de pesos según el contrato OP/LPN049/SI-20141098, sin embargo, el costo de la obra creció a 730 millones de pesos a lo largo de este año.

 

Dicho incremento se deriva de otro que firmó el gobierno estatal en abril del presente año con la empresa Laboratorio de Ingeniería SA de CV, por el concepto de “supervisión, verificación y control de calidad para la remodelación y ampliación del estadio Cuauhtémoc, ubicado en la calzada Ignacio Zaragoza s/n en la colonia Unidad Deportiva en el municipio de Puebla".

 

Aunque Acapro de Hidalgo tiene la facultad de subcontratar empresas para realizar trabajos en específico, la opacidad con la que el Gobierno del Estado ha manejado la obra impide saber si Dünn forma parte de esa lista, aunque de manera oficial se ostenta como la diseñadora del nuevo modelo del estadio Cuauhtémoc VIP.

 

La modificación del diseño

 

El diseño original del nuevo estadio del Puebla de La Franja estaba considerado en cristal templado, lo que requería una estructura mucho más pesada para poder sostener los mosaicos en diferentes tonos de azul que fue publicado en el proyecto de licitación, por lo que Dünn realizó modificaciones para ejecutar una estructura más ligera como ahora se aprecia en el coloso de Maravillas.

 

Cada metro cuadrado de cristal en el proyecto inicial pesaba 24 kilogramos con un grueso de 8 milímetros, por lo que requería de una estructura de acero de 2 mil 500 toneladas para soportar la envoltura de cristal templado.

 

La empresa logró disminuir de 24 kilos a 300 gramos el peso de los mosaicos por cada metro cuadrado, gracias a la implementación de material ETFE en sustitución del cristal, por lo que la estructura base bajó de 2 mil 500 a mil toneladas de acero para soportar la parte exterior del estadio.

 

Debido a que en América no existe empresa que fabrique el material ETFE, la empresa con sede en la ciudad de Guadalajara viajó a Alemania para adquirir una máquina que fabricara los mosaicos con este material a la medida, como lo requería el proyecto.

 

Dünn reconoce que la presión del Gobierno del Estado por concluir el estadio en este año la obligó a requerir de 300 obreros trabajando en dos turnos para acelerar la colocación de este diseño.

 

“El proceso en obra fue un reto debido a los tiempos cortos de ejecución, por lo que se tuvo a 300 personas trabajando en el estadio con dobles turnos, además de tener hasta 15 grúas autopropulsadas para la colocación de la estructura de acero. Se trabajó junto a varios arquitectos e ingenieros al frente del proyecto; toda la fabricación se hizo en la planta de acero de Dünn”.

 

La respuesta de la empresa

 

Después de que la empresa publicó los detalles del diseño en el nuevo estadio, CAMBIO solicitó un acercamiento para conocer los avances y su esquema de contratación, sin embargo, se negó a brindar una entrevista hasta después de la inauguración del inmueble, la cual está programada para el próximo 18 de noviembre.

 

Durante el acercamiento, personal de la empresa confirmó ser el autor original del polémico diseño, al señalar que ahí trabaja el equipo que se encargó del proyecto.

 

Otros trabajos

 

Dentro de su portafolio de proyectos, Dünn muestra otros trabajos similares a los realizados en Puebla como la expo Milán 2015, la cual fue hecha con la misma tecnología de arquitectura ligera y que estuvo expuesta hasta el pasado 30 de octubre del presente año.

 

En México, la empresa se encargó de la nueva fachada del edificio del corporativo Intel, en la zona del Bajío, para sus oficinas del Centro de Desarrollo de Nuevas Tecnologías.

 

Link empresa

http://dunn-lwa.com/es/portfolio/estadio-cuauhtemoc-etfe/

 

 

 

 

 

 

 

Last modified on Lunes, 09 Noviembre 2015 03:08