Sunday, 15 de December de 2019

Jueves, 07 Enero 2016 03:32

Diódoro Carrasco, titular de la SGG




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

La Secretaría General de Gobierno del Estado tiene desde el martes un nuevo titular de lujo. Se trata de Diódoro Carrasco Altamirano, quien fue gobernador priista de Oaxaca, su estado natal, por el PRI y secretario de Gobernación en el último tramo del gobierno del presidente Ernesto Zedillo, de 1999-2000.


Pertenece a una familia política tradicional oaxaqueña y siempre había sido priista.

 

En los años del panismo en el gobierno federal, por problemas que tuvo en su estado con algunos de los poderosos políticos de esa entidad, se pasó al PAN, partido al que ahora pertenece.

 

Es un político hábil y con muchas tablas que seguramente hará un buen papel en el último año del actual gobierno estatal que preside Rafael Moreno Valle Rosas.

 

El único problema que podría enfrentar es el desconocimiento de la gente de Puebla, situación que por su habilidad política reconocida podrá superar con relativa facilidad.

 

Su indudable oficio político le permitirá adaptarse en poco tiempo al estilo de los poblanos y es seguro que podrá desempeñar un papel relevante en este final de sexenio.

 

Dicen que quien puede lo más, puede lo menos y el señor Carrasco Altamirano, ha sido gobernador de su estado, un estado muy diverso y ha tenido a su cargo la Secretaría de Gobernación del país.

 

La alianza entre el PRD y el PAN, se está complicando en Puebla.

 

Hay una fuerte oposición interna de los perredistas. Si la hay también en el PAN, no se nota, porque ningún panista ha dicho nada al respecto.

 

Pero lo perredistas, en gran número, están dispuestos a pasarse a Morena, si la dirigencia nacional decide imponerles esa alianza, según nos dicen.

 

Algunos hablan de que el nuevo dirigente nacional del PRD, ha amenazado con renunciar si no se acepta la alianza referida, en Tlaxcala y en Puebla. Pero otros afirman que el mismo Agustín Basave ha pedido a dirigentes de su partido en Puebla que se opongan con decisión, ya que la antigua dirigencia nacional, la de “Los Chuchos”, está presionando fuerte para que la alianza se dé.

 

Lo cierto es que todavía no es segura la decisión a favor de que PAN y PRD vayan juntos a esta elección.

El peligro latente de que puede propiciar una desbandada perredista, indudablemente que fortalecerá a Morena, el partido de López Obrador.

 

Ya en Guerrero ocurrió esto.

 

En ningún estado como en Guerrero, había un PRD tan bien organizado y fuerte, como en Guerrero, excepción del Distrito Federal.

 

Pese al conflicto a que las autoridades perredistas de la entidad suriana enfrentaron con motivo de la desaparición de los 43 normalistas de Atyozinapa, el PRD seguía siendo fuerte.

 

Pero Morena surgió de una parte del perredismo y eso hizo la diferencia.

 

Al dividirse la izquierda, la fuerza política más importante quedó en manos del PRI y fue este partido el que ganó la que ganó la elección de gobernador.

 

Sin embargo, el Sol Azteca sigue gobernando importantes municipios y acaba de ganar Tixtla, en elección extraordinaria, por un escaso margen, pero ganó.

 

La izquierda pues, podría dividirse y debilitarse en Puebla por una mala decisión de sus dirigentes. En ese caso, de poco valdría una alianza con el PAN, pues los camaradas izquierdistas no emigrarán al partido de la derecha sino a otro de izquierda, en este caso al de mayor atractivo para ellos que es el que fundó el ex candidato presidencial de su partido, Andrés Manuel López Obrador.

 

En nuestra columna de ayer, que se publicó sólo en la edición digital de CAMBIO, pues la edición impresa empieza a publicarse hasta hoy, después de las vacaciones del fin de año, dijimos que la decisión del PRI sobre la candidatura a gobernador del estado para el periodo de 20 meses, estaba por tomarse.

 

De acuerdo con la opinión de destacados priistas, con los resultados de las últimas encuestas y de los apoyos que diversas organizaciones ciudadanas y campesinas, el primer lugar en las preferencias de los priistas estaba el ingeniero Alberto Jiménez Merino, seguido del doctor Enrique Doger Guerrero y en tercer lugar, de la senadora Blanca Alcalá.

 

Hubo una conferencia de prensa el martes, en la que Arturo Mellado Guzmán, delegado en Puebla de la Ugocem (Unión General de Obreros y Campesinos de México) se pronunció a favor de Jiménez Merino.

 

Ayer en un desayuno en céntrico restaurante, el pronunciamiento fue hecho por una veintena de dirigentes de base del Partido Revolucionario Institucional, que el año pasado recibieron una distinción de la dirigencia nacional y estatal, al considerarlos como priistas distinguidos por su lealtad y permanencia de 15, 20 y 30 años o más en las filas tricolores.

 

Hoy, dirigentes de diversos sindicatos adheridos al PRI harán lo propio.

 

Jiménez Merino ha recibido apoyos de organizaciones campesinas, de colonos y vecinos de esta capital, de médicos veterinarios e ingenieros agrónomos y de numerosas organizaciones priistas, algo que no ha ocurrido con otros de los aspirantes.

 

Por todo eso, es el que más ha crecido en el ánimo de los priistas de base.

 

En el medio rural y suburbano es ampliamente conocido, pero ya lo es también en el medio urbano donde cuenta con el apoyo de más de cien colonias de la capital que le ofrecieron un desayuno poco antes de las fiestas de fin de año.

 

Sin embargo, será hasta que la dirigencia decida, cuando se tenga una certeza.

 

Dijimos que los doce aspirantes priistas, entre los que hay ex presidentes municipales, ex diputados locales y federales y ex funcionarios públicos, han tenido posibilidades de llegar.

 

Son políticos probados, con oficio y con trabajo en el servicio público y en su partido pues muchos de ellos han ocupado posiciones de dirección dentro del PRI. Pero el candidato sólo podrá ser uno y eso es lo que está por decidirse.

 

Esa decisión al parecer, se tomará entre los tres finalistas de esa carrera interna: Jiménez Merino, Doger Guerrero y Blanca Alcalá.

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus