Monday, 19 de April de 2021

Martes, 14 Julio 2015 17:00

Cabildo atlixquense prepara alternativas para combatir delincuencia

Por ello, se analizará en cabildo una propuesta presentada por el regidor  de Seguridad Pública y Gobernanza, Jorge Moya, en el Programa Municipal de Prevención de la Violencia y la Delincuencia en Atlixco

  • Yessica Ayala

Atlixco, Pue.- Incremento en la actividad de bandas o pandillas manifestándose en vandalismo, enfrentamientos o grafiti, consumo de alcohol y drogas, pérdida de la práctica de valores familiares, sociales y cívicos, deserción escolar, desidia juvenil para incorporarse a las actividades productivas o culturales, violencia intrafamiliar y crisis económica son algunos de los problemas que asechan a la juventud atlixquense.

 

Por ello, se analizará en cabildo una propuesta presentada por el regidor  de Seguridad Pública y Gobernanza, Jorge Moya, en el Programa Municipal de Prevención de la Violencia y la Delincuencia en Atlixco, pues lo arriba mencionado comienza a irse a la alza y a preocupar a las autoridades.

 

Según el documento mostrado por el regidor, en Atlixco se detectaron como los más recurrentes los siguientes problemas sociales y factores de riesgo tanto internos como externos: “incremento en la actividad de bandas o pandillas manifestándose en vandalismo,  enfrentamientos o grafiti, consumo de alcohol y drogas, pérdida de la práctica de valores familiares, sociales y cívicos, deserción escolar, desidia juvenil para incorporarse a las actividades productivas o culturales, violencia intrafamiliar y crisis económica.

 

Así mismo, dicho documento menciona que “en Atlixco en los últimos años se ha constatado un incremento en acciones preventivas de violencia y delincuencia, como el rescate de los espacios públicos, instalaciones deportivas, mejora de gestión y de servicios y múltiples programas sociales”.

 

El regidor lamentó la falta de seguimiento que se le dan a los programas que existen o que están por venir para combatir este tipo de actividades ilícitas que comienzan como un juego y se desbordan como un delito.

 

“Es importante que avancemos hacia modelos de participación que disminuyan los altos costos de mantenimiento y permitan eficientar los recursos disponibles para el buen desarrollo de las líneas de acción planteadas, y de esta manera transitar al nuevo modelo de seguridad ciudadana y humana que todos queremos para el municipio”.

Asumió que este programa de prevención social de la violencia y la delincuencia permite identificar las principales problemáticas y los factores de riesgo que son sus precursores y detonantes, tomando en cuenta la perspectiva ciudadana, además propone líneas de acción que se traduzcan  en una adecuada intervención y administración de recursos humanos, materiales y financieros.

 

En dicho documento también señala que el tipo de vandalismo afecta a parques, jardines, vialidades y otras áreas de uso común, además de terrenos baldíos, deficiencias en la dotación y mantenimiento de los servicios públicos, principalmente alumbrado, tendencias de migración e inmigración, escasa educación en el ámbito de las emociones en el tema de la cultura de la legalidad, nula organización vecinal para la ejecución de tareas de prevención de la violencia y la delincuencia e incluso una falta de una revisión sistemática del funcionamiento de los comercios y negocios ante la posibilidad no remota del uso inadecuado de alguno de los productos o sustancias que expenden y que pueden usarse como drogas.