Saturday, 04 de December de 2021

Lunes, 03 Agosto 2015 02:49

Los Xicale impugnarán fallo del juez de Cholula

El hijo y hermano de los detenidos aseguró que “Adán y Paúl son un peligro para la sociedad aunque el juzgado federal ya determinó que no”. “El juzgado sigue insistiendo en mantenerlos encarcelados en base a solicitudes del Ministerio Público”, aseguró el abogado Josué Xicale

  • Jesús Rivera /San Pedro Cholula

En los procesos de Adán y Paul Xicale existen impedimentos de los agentes del Ministerio Público, anteriormente de Rubicelia Pérez y ahora de recién nombrado al cargo José Miguel Arriaga Bulloli. En base a ello es que el juzgado niega la libertad bajo caución y sigue la línea represora, por lo que el abogado Josué Xicale aseguró que impugnarán la decisión.

 

“Nos vamos a inconformar contra estos autos que nos acaban de notificar, puesto que consideramos que la resolución no está bien motivada, si bien pretenden fundarla no está motivada y tenemos el derecho de inconformarnos, eso lo vamos a hacer de manera inmediata para que se resuelva en el menor tiempo posible”, dijo.

 

Josué Xicale afirmó “que el juzgado, a pesar de que tiene conocimiento de que ya los delitos de despojo y de daño en propiedad ajena quedaron sin efectos jurídicos, se insiste en que Adán y Paul son un peligro para la sociedad aunque el juzgado federal ya determinó que no; que no hay elementos de prueba que determinen la responsabilidad, ni que se reúnan los elementos de los delitos”.

 

Aún así, “el juzgado sigue insistiendo en mantener encarcelados a Adán y a Paul Xicale, en base a solicitudes del Ministerio Público”.

 

Agregó que la defensa tiene dos posibilidades, el amparo o el recurso de apelación.

 

En entrevista, el abogado comentó que “cuando se le notificaba que no se otorgaba la libertad bajo fianza, estaba presente Arriaga Bulloli, agente del Ministerio Público, y al leer Josué el escrito donde se cita que sus familiares detenidos son un peligro para la sociedad, el agente del MP sólo agachó la cabeza, se apuró a firmar y se fue, huyendo de la responsabilidad que pesa sobre él y las decisiones que toma.

 

“Incluso presentó dos escritos a mano, de manera rápida y con la firme intención de ‘desgraciarle’ la existencia a los Xicale. No tiene vergüenza, firma las acusaciones y se va. Ni nos dimos cuenta cuando se salió, pero esa es la actitud de ellos”, finalizó.