Saturday, 26 de September de 2020

Miércoles, 02 Septiembre 2015 03:12

No eran héroes: ministeriales baleados extorsionaban a chupaductos

Fueron encontrados con el tiro de gracia en Huejotzingo, la madrugada del sábado. La PGJ les rindió honores al asegurar que fueron ejecutados en cumplimiento de su deber.

  • Héctor Tenorio / Huejotzingo

Los dos ministeriales asesinados en la madrugada del sábado pasado por “chupaductos” en la autopista México-Puebla, a la altura del aeropuerto de Huejotzingo, en realidad buscaban extorsionar a los ladrones de combustible, quienes se negaron y les dieron muerte.

 

De acuerdo con la versión de sus propios compañeros, los elementos que el domingo recibieron honores por parte de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), no acudieron a la toma clandestina a atender alguna llamada de emergencia, sino que detectaron una “ordeña”a los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y se trasladaron con el fin de obtener alguna ganancia.

 

Sin embargo, cuando el grupo de delincuentes fueron sorprendidos, se negaron a negociar y de inmediato mataron a uno de ellos, mientras que al otro lo arrodillaron y aunque se desdijo de la extorsión, no le perdonaron la vida.

 

Se trata de José Francisco Guevara Tapia y Emir Efraín Cobos Reyes, de 38 y 27 años de edad respectivamente, quienes presentaban el “tiro de gracia”, y pese que los hechos ocurrieron cerca del arco de seguridad, que le costó al gobierno del estado más de 173 millones de pesos, no fueron auxiliados.

 

La Procuraduría General de Justicia difundió el domingo que los elementos murieron “en cumplimiento de su deber” y hasta honores les rindieron.

 

Sin embargo, las primeras investigaciones han dado cuenta que también formaban parte de una red de extorsión a “chupaductos”.

 

Cabe citar que el pasado 15 de julio, elementos del Ejército detuvieron a dos mandos policiacos quienes presuntamente brindaban protección a un grupo dedicado al robo de gasolina, hecho que orilló a la destitución de Facundo Rosas Rosas de la Secretaría de Seguridad Pública, quien también fue señalado como uno de los funcionarios que protege a estos grupos delincuenciales.

 

Actualmente, Marco Antonio Estrada López, quien fuera director de la Policía Estatal Preventiva de Puebla y Tomás Mendoza Lozano, y el ex jefe de Grupo de Operaciones Especiales, de la misma corporación, enfrentan un proceso por robo de combustible a los ductos de Petróleos Mexicanos en el estado.

Last modified on Miércoles, 02 Septiembre 2015 03:56