Tuesday, 20 de April de 2021

Jueves, 17 Septiembre 2015 02:50

Roban archivo histórico del siglo XVIII en las narices del edil de Atlixco

El gobierno de José Luis Galeazzi denunció el hecho ante la PGJ y Contraloría inició una investigación. La contralora municipal, Brenda Lorenzini, informó que también investiga a una funcionaria municipal por intentar sustraer otro documento de valor histórico y económico.

  • Yessica Ayala/ Atlixco

La Contraloría Municipal de Atlixco investiga el robo de un archivo histórico sobre la historia de Atlixco que data de 1776–siglo XVIII y el intento de sustracción de otro de “mucho valor histórico y económico”, hechos que también fueron denunciados ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

 

La titular del área, Brenda Lorenzini Merlo, dio a conocer el hecho y admitió que nadie se dio cuenta cuándo, quién y de qué forma, fue sacado el documento del ex convento El Carmen, que se ubica a una calle del Palacio Municipal en donde despacha José Luis Galeazzi.

 

En entrevista indicó que se cree que pudieron haber sido los propios trabajadores, pero que para ello se indaga con el fin de deslindar responsabilidades.

 

La funcionaria explicó que se trata de dos casos recientes. El segundo consiste en que una directora de área buscó robar un archivo de “mucho valor histórico y económico”, sin revelar el nombre de la empleada, ni en qué dependencia labora, o si ya fue despedida.

 

En este caso, trascendió que se trata de Lucina González Borbolla, quien en años pasados estuvo a cargo del Centro Histórico.

 

Un documento de hace tres siglos

 

En el caso del documento que data del siglo XVIII, éste “salió” del archivo histórico municipal, sin que los empleados se dieran cuenta.

 

Sobre el segundo, que intentaron robar pero no lo lograron, la Contralora indicó que fue una mujer quien quiso robarlo. Sobre este caso, indicó que la funcionaria que intentaba sustraer el documento se presentó ante la Contralora para notificar que los empleados de archivo histórico no la dejaban hacer su trabajo, al ser llamados para investigar los motivos, los trabajadores dijeron que no la dejaban entrar porque la habían “cachado” queriéndose llevar un archivo.

 

“Encontramos en la versión de ellos (los empleados) que el problema radica en que la directora estuvo a punto de sustraer un documento del archivo, pero fue sorprendida por los empleados quienes terminaron siendo acusados primero por obstrucción laboral”, reconoció.

 

Por ambos casos, la Contraloría presentó una denuncia ante el Ministerio Público, con el fin de que además de realizar una investigación interna, también se dé en el ámbito judicial.