Wednesday, 12 de August de 2020

Viernes, 08 Enero 2016 11:44

Venden leña ilegal de reserva Izta-Popo

La pena por talar árboles en zonas protegidas va de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días multa. 

  • Luisa Tirzo

San Nicolás de los Ranchos, Pue.- Mientras habitantes de San Nicolás de los Ranchos luchan por evitar el exterminio de la zona boscosa del volcán Popocatépetl, taladores comercializan la leña en San Diego Cuachayotla junta auxiliar de San Pedro Cholula.

 

Y es que en esta comunidad la principal actividad es la producción de ladrillo, los cuales cuecen con troncos para reducir el costo que genera hacerlo con combustóleo.

Es así como los taladores se apuestan diariamente frente al nuevo templo de San Diego Cuachayotla ubicado entre la calle Iglesias y Coatepec.

 

Al preguntarle a los taladores el costo por camión y la procedencia de la leña, respondieron que el producto que ofrecen es de buena calidad y proviene de la reserva Izta-Popo.

“El carro te lo dejamos en 5 mil pesos (…) es pura leña buena, viene de la reserva Izta-Popo (…) con este carro puedes quemar hasta 60 millares de tabique y te sale bien rojito”, comentó uno de los vendedores.

 

“Nosotros venimos de Amecameca y vamos por la leña (…) no está fea, está bien buena y bien seca para que arda bien el horno”, replicó.

 

De acuerdo a la página de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), el tráfico ilegal de ejemplares, partes y derivados de flora y fauna silvestres, es un delito de conformidad con el artículo 420 fracciones IV y V del Código Penal Federal, que se castiga con pena de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días multa, y se aplica una pena adicional hasta de tres años más de prisión y hasta mil días multa adicionales, cuando las conductas descritas en el presente artículo se realicen en o afecten un área natural protegida, o cuando se realicen con fines comerciales.

 

Por la tala ilegal que ha puesto en riesgo la reserva, habitantes de San Nicolás de los Ranchos junto con el Comisariado Ejidal, han enfrentado y retenido a  taladores del Estado de México en más de una ocasión.

 

Los miembros del comisariado se dicen impotentes y sin apoyo de los gobiernos para evitar el exterminio del pulmón ecológico que –afirman- dota de agua a toda la entidad.

 

En el 2009 el entonces alcalde Rigoberto Sánchez Morales, reveló que los taladores obtenían anualmente un promedio de un millón 800 mil pesos como ganancia.

 

El ex alcalde de extracción perredista, fue el único gobernante de San Nicolás que ha puesto en evidencia a las secretarias estatales y federales en cuanto a la preservación de esta zona.

 

Incluso reveló que la Comisión Nacional Forestal (Conafor) le propuso que en lugar de quejarse de los taladores, mejor hiciera negocio con la explotación de los árboles, sin embargo –dijo- se negó pues considera que este es el pulmón ecológico de esta y otras entidades, y si se pierde miles de personas se quedarían sin agua.

 

Last modified on Viernes, 08 Enero 2016 13:57