Saturday, 19 de September de 2020

Martes, 05 Mayo 2015 01:49

“Fue un accidente, no soy un criminal”, clama el policía que mató a grafitero

El subdirector de la Policía municipal de San Pedro Cholula, Jaid Mothe Hernández, indica que llevaba su arma en el pecho durante la persecución y después de chocar contra el joven y forcejear “se da el accidente”

  • Alberto Melchor Montero / @_BetoMM

Luego de entregarse, el subdirector de la Policía municipal de San Pedro Cholula, Jaid Mothe Hernández, dijo que el homicidio de un joven de 18 años de edad que presuntamente se encontraba realizando pintas en una barda no fue una muestra de abuso policial sino un accidente ocurrido durante la persecución de los hermanos Cadena Becerra al salir de un bar la madrugada del domingo.

 

La versión del agente, sin embargo, no explica de qué forma el tiro pudo entrar por la nuca, además de controvertir la versión de Jonathan Cadena Becerra, hermano menor de la víctima, que en entrevista para CAMBIO aseguró que la madrugada del domingo fueron perseguidos y que un tiro directo a la cabeza fue el que fulminó a su hermano mientras corrían.

 

Agresor argumenta que fue un accidente

 

El mando medio de la Comisaría de Seguridad Pública se presentó al filo de las 23 horas del domingo, 21 horas después de que se reportó de manera oficial la muerte de Ricardo Cadena Becerra, joven cholulteca de tan solo 18 años de edad que había salido en compañía de su hermano y un amigo a ver una pelea de box la noche del sábado, pero a su salida del botanero fueron señalados de estar realizando grafitis.

 

“Encontrándome de recorrido, aproximadamente a las dos de la mañana, sobre la 12 Oriente, yo me percato de tres personas que estaban grafiteando en calle N. Morones, entre 12 y 14, por lo que le digo a mi compañero que se esperara. Inmediatamente me bajo de la unidad y le doy la indicación a mi compañero para que le diera la vuelta a la manzana y encontrarlos”, indicó Mothe Hernández a un programa radiofónico la mañana de este lunes y previo a emitir su declaración oficial ante el Ministerio Público de San Andrés Cholula.

 

Durante la supuesta persecución, el subdirector decide darles alcance a pie y explica que “empiezan a correr, mi arma la llevo a la altura del pecho y voy corriendo cuando me sale una persona entre los vehículos y me impacta (…) Choca, a la altura del pecho llevaba mi arma, choca contra mí y forcejeamos. Y ahí es cuando se da el accidente”, aseguró el oficial en el noticiero de Cinco Radio.

 

Hermano de la víctima refuta versión del oficial

 

Jonathan Cadena Becerra, de 15 años de edad, hermano menor de Ricardo y su acompañante durante la noche del sábado, explicó para CAMBIO que Heriberto Bolaños,el tercer joven que fue víctima de la refriega policiaca, fue quien logró huir sin ser detenido y asegura haber visto cuando el policía accionó su arma.

 

“Estuvimos en el botanero ‘El Recuerdo’, ya salimos como a las 2 de la madrugada y estábamos conviviendo bien. Ya después nos íbamos hacia la carretera y pasaron unos policías, se pararon y se echaron de reversa. Mi hermano me dijo córrele, pero yo voltee pero iban hasta atrás ellos, entonces yo me metí en el botanero pero ya no los vi a ellos, ya luego dos patrullas llegaron por mí y me sacaron a golpes del botanero”.

 

El joven explica que Heriberto Bolaños relató que “mientras ellos corrían vio como mi hermano caía al suelo al mismo tiempo que sonó el disparo, pero él siguió corriendo por miedo”, además de asegurar que mientras esto ocurría, los policías municipales lo golpeaban en la batea de la patrulla para después trasladarlo al juzgado calificador en San Pedro Cholula, donde se le pidió una multa de entre mil 500 y dos mil pesos como fianza.

 

 

“Soy oficial de policía, no criminal”, asegura

Pese a que huyó del lugar de los hechos y no comentó lo sucedido a sus compañeros de rondín, Mothe Hernández clama el perdón de la familia argumentando que“esto fue un accidente, no soy un criminal. Soy oficial de policía, no soy criminal. Espero que entiendan que fue un accidente, no fue mi intención hacer daño, le pido disculpas y perdón a la familia”.

 

El argumento fue reiterado incluso momentos antes de rendir su declaración en el Complejo de Seguridad Pública de San Andrés Cholula, cuando ante diversos medios aseguró que los hechos no había sido realizados con dolo, y como prueba de su inocencia quiso presentarse a rendir su declaración y enfrentar el proceso legal que conlleva la muerte del joven, a quien además no se le pudo probar que junto con sus acompañantes hubiera realizado algún grafiti.

 

 

 

 

 

 

 

 

Last modified on Martes, 05 Mayo 2015 02:56