Monday, 28 de September de 2020

Viernes, 22 Mayo 2015 12:46

Tocan campanas y frustran desalojo en San Juan Tuxco

En la casa de la señora María Teresa Olmedo arribaron abogados acompañados con policías municipales y ministeriales con el objetivo de desalojar a dicha persona, debido a que la supuesta propietaria, de nombre María del Simón Espinoza, la reclamaba como su propiedad.


SAN MARTÍN TEXMELUCAN.- Alrededor de 300 personas de la comunidad de San Juan Tuxco logran evitar que una señora fuera desalojada de su vivienda por un grupo de abogados y policías, propiedad que era reclamada por la supuesta propietaria de nombre María del Simón Espinoza.

Durante la tarde-noche del pasado miércoles, en la calle 12 de Diciembre de dicha comunidad, en la casa de la señora María Teresa Olmedo arribaron abogados acompañados con policías municipales y ministeriales con el objetivo de desalojar a dicha persona, debido a que la supuesta propietaria, de nombre María del Simón Espinoza, la reclamaba como su propiedad.

Los abogados dijeron con voz tajante a la señora Teresa que tenía que desalojar la vivienda ya que había una orden judicial, sin embargo la afectada les argumentó que ella era la única dueña y que contaba con las escrituras del inmueble en el que vive desde hace 20 años, por lo que pidió a la supuesta dueña que mostrara su escritura.

A pesar de los argumentos de la afectada, esta fue obligada por los abogados y policías a sacar sus muebles, ropa y otras pertenencias, las cuales quedaron en la calle, por lo que vecinos al ver que estaban desalojando a la señora Teresa y saber lo que estaba ocurriendo, inmediatamente empezaron a perifonear y tocaron las campanas de la iglesia.

Cuando se habían reunido alrededor de 300 personas, en la calle 12 de Diciembre, cuestionaron a los abogados y a la supuesta dueña por el motivo del desalojo y exigieron que presentaran las escrituras que avalan que es propiedad de María del Simón Espinoza, ya que la afectada tiene años viviendo en dicho lugar; tras subir de tono la discusión, los demandantes terminaron por retirarse del lugar para evitar cualquier confrontación.

Posteriormente, alrededor de las 21 horas, algunas personas ayudaron a María Teresa Suárez a regresar sus pertenencias a la vivienda, dejando en claro que estarán al pendiente para evitar que los supuestos dueños vuelvan a molestar a la afectada.

Fuente: El Sol de Puebla