Thursday, 04 de June de 2020

Lunes, 26 Octubre 2015 02:31

Describen a los verdugos de Ajalpan como “muy normales”

La Procuraduría General de Justicia identificó a Vladimir “N”, un simpatizante de Antorcha Campesina como el principal instigador del linchamiento en contra de los dos encuestadores quemados vivos la semana pasada, siempre respaldado por Alejandro “N”, otro simpatizante de ese movimiento y que, hasta la semana pasada, trabajaba como portero en el Instituto Tecnológico Superior de la Sierra Negra de Ajalpan. 

  • Javier Rodríguez /Augusto Simón/ Tepexi de Rodríguez

La Procuraduría General de Justicia identificó a Vladimir “N”, un simpatizante de Antorcha Campesina, como el principal instigador del linchamiento en contra de los dos encuestadores quemados vivos la semana pasada, siempre respaldado por Alejandro “N”, otro simpatizante de ese movimiento y que, hasta la semana pasada, trabajaba como portero en el Instituto Tecnológico Superior de la Sierra Negra de Ajalpan (Itssna).

 

Pese al salvajismo con el que actuaron ambos, así como los otros tres detenidos el jueves pasado, los pobladores de Ajalpan los califican como “gente normal”, muy alejados del perfil de asesinos sádicos con el que fueron retratados en los videos de la brutal tortura que infringieron a los hermanos Copado Molina.

 

La maquinaria de detenciones de la PGJ sigue operando en el municipio. Luego de comunicar oficialmente la detención de los cinco primeros implicados, cuando menos otros 7 ajalpeños habría sido trasladados el fin de semana al penal de Tepexi.

 

Como una “detención de película” califican los jóvenes del Tecnológico el operativo para detener a “Wilevaldo” o “Wily”, ajalpeño de 45 años, quien echó a correr apenas vio venir a un grupo de ministeriales. Sin embargo, no pudo escapar y prefirió rendirse ante por lo menos diez agentes que lo perseguían, relataron estudiantes a CAMBIO regionales.

 

El resto del primer pelotón de detenidos, Luis Raúl “N” y Cristian “N”, también son calificados como “personas normales”, preocupados por la inseguridad que azotaba al municipio y que el presidente municipal siempre se negó a reconocer.

 

Unos ajalpeñeños “muy normales”

 

Vladimir, Wilevaldo, Luis Raúl, Cristian y Alejandro, son calificados como “personas normales”, padres de familia, obreros, que hasta antes de ser aprehendidos en la madrugada del jueves pasado, por su presunta responsabilidad en el homicidio de los dos hermanos encuestadores en la noche del lunes 19 de octubre, llevaban un sustento económico a sus familias.

 

Dos de ellos laboraban en el Instituto Tecnológico Superior de la Sierra Negra de Ajalpan (Itssna): Wilevaldo, el intendente conocido entre el personal docente y alumnos como “Willy”, y Alejandro N, el portero. Ambos fueron detenidos por agentes ministeriales dentro de la institución entre las 10:00 y 11:00 horas del pasado jueves, mientras realizaban sus actividades cotidianas.

 

Luis Raúl Pérez alias el “Ingeniero”, tiene 23 años de edad y fue arrestado en su trabajo, en una tabiquera en la entrada de la comunidad, sobre la Calle Hidalgo Norte en el Barrio Fátima, mientras que Vladimir N, identificado como el que prendió el fuego a los cuerpos esa noche, fue arrestado en su domicilio, ubicado en Avenida Juárez Sur.

 

Según vecinos, se disponía a salir hacia su trabajo en Tehuacán cuando fue arrestado, aunque nadie da cuenta en dónde labora. En tanto que Cristian, fue detenido cerca de la Presidencia Municipal.

 

Aunque en fotografías difundidas en redes sociales se da cuenta que en una de las patrullas también aparece detenida una mujer, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) únicamente confirmó el arresto de cinco, todos del sexo masculino.

 

Entre los ajalpeños, se maneja la versión que hasta la mañana de ayer domingo, sumaban 12 los campesinos detenidos por el linchamiento de los dos jóvenes, oriundos del Distrito Federal.

 

“Entraron buscándolos con nombres y fotografías”

 

Willy, de aproximadamente 45 años de edad, se echó a correr cuando escuchó que ministeriales lo buscaban, sin embargo, su esfuerzo fue en vano debido a que en el operativo para su captura participaron al menos diez elementos, de acuerdo con la versión de dos estudiantes del tecnológico.

 

“Fue como de película. Traían fotografías con las caras. No detuvieron a ningún estudiante”, dijo a CAMBIO Regionales alumno de la institución, oriundo de Ajalpan, quien dijo sentir pena por la imagen de “asesinos” y “cavernícolas” que se ganaron los ajalpeños ante el mundo.

 

“Muchos no nos enteramos de los hechos hasta el otro día, no todos somos asesinos ni cavernícolas”, señaló el universitario quien pidió omitir su nombre.

 

Otro de los estudiantes dio cuenta que el portero no opuso resistencia a los agentes, pues no tenía otra opción cuando se vio rodeado.

 

Identificados con Antorcha Campesina

 

Al menos dos de los detenidos, Vladimir N, quien habría prendido fuego a los cuerpos de los encuestadores, y Alejandro son identificados con Antorcha Campesina, agrupación que en los últimos años ha ganado territorio y ha sumado simpatizantes en este municipio.

 

Policías que pidieron no ser identificados, señalaron a Vladimir como el principal incitador, pues aseguraron que el año pasado también encabezó un “ataque” contra la Presidencia, luego de que los uniformados no permitieran otro linchamiento.

 

“Antorcha Campesina ha formado grupos contra el edil Gustavo Lara para desestabilizar, porque no ha querido darles dinero”, dijo uno de ellos.

 

Estos reporteros buscaron la versión de los familiares para verificar si son activistas de esta organización, pero en todo momento declinaron hablar.

 

Familiares a la defensiva

 

Los familiares de los cinco detenidos ingresaron el viernes a medio al penal de Tepexi de Rodríguez para visitar a sus familiares. Estos reporteros buscaron una versión, pero sólo la esposa de Willy accedió, quien alegó inocencia y denunció que su cónyugue fue torturado durante su traslado al penal.

 

Otra mujer, madre de uno de los presos, retó al estado para detener a los más de mil que estuvieron presenciando cómo el fuego fue consumiendo los cuerpos de los hermanos Reyes Copado la noche del lunes 19 de octubre.

 

En tanto que otra indicó, “no podemos decir nada, les pedimos que vengan nuestros abogados y sean ellos los que den la entrevista”, pero los defensores legales tampoco accedieron a dar información.

 

En todo momento, los familiares estuvieron a la defensiva, al alegar que los medios y las autoridades sólo los voltearon a ver hasta que ocurrió una “desgracia”, cuando en diversas ocasiones han denunciado desapariciones, y ninguna autoridad ha querido resolverles.

 

Los detenidos son acusados de motín y homicidio calificado por ventaja y premeditación por razón de incendio, delitos por los que podrían alcanzar hasta 50 años de prisión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Last modified on Lunes, 26 Octubre 2015 03:47