Wednesday, 19 de June de 2024

Jueves, 26 Noviembre 2015 02:39

Amplían planta de Cruz Azul en Palmar de Bravo, pese a acusaciones de contaminación

El gobernador y el secretario de Economía aseguran que es una empresa “limpia y moderna”. El gobierno federal y estatal inauguran la segunda línea de producción, con lo que se busca producir hasta 1.5 millones de toneladas de cemento al año.

  • Javier Rodríguez / Palmar de Bravo

En medio de acusaciones de generar contaminación que incluso ha derivado en supuesto cáncer pulmonar, la cementera Cruz Azulse expande a Palmar de Bravo a través de su planta Cycna de Oriente.

 

Con una inversión de 4 mil 950 millones de pesos, el gobernador del estado Rafael Moreno Valle, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo y directivos de la empresa, inauguraron la segunda línea de producción con el que se busca generar hasta 1.5 millones de toneladas de cemento al año.

 

Pese a que pobladores de este municipio y de marcaciones aledañas como Quecholac, Tecamachalco y Yehualtepec han denunciado la proliferación de enfermedades en la región a consecuencia de la contaminación a los mantos acuíferos que genera la firma, ambas instancias de gobierno respaldaron las acciones de ésta al indicar que genera riqueza en la región.

 

Según el director general de Cruz Azul, Guillermo Álvarez Cuevas, la empresa utiliza la más alta tecnología para la reducción del consumo de energía y protección del medio ambiente, en cumplimiento a la normatividad ecológica.

 

“Una empresa limpia”

 

El mandatario local salió a la defensa de Cruz Azul al recordar que desde su instalación hubo agrupaciones que se opusieron. “No olvido la forma en que a veces había gente oponiéndose a la instalación de la planta, que había gente que estaba desinformando a la población, que fue un proceso y un trabajo político para generar conciencia de que las tecnologías que utiliza la cementera Cruz Azul son limpias, son modernas”, dijo.

 

Aseguró que la fábrica contrata a egresados de la Universidad Tecnológica de Tecamachalco, razón por la que dijo, se le debe reconocer.

 

En tanto, Ildefonso Guajardo felicitó a la empresa que dentro de su producción en el consumo de agua por tonelada de cemento sólo utilice 62 litros contra el promedio de la industria nacional que es de 85.

 

“Han entendido claramente el mensaje que no hay crecimiento sin sustentabilidad, por eso los felicito de que en el consumo de agua por tonelada de cemento utilizan 62 litros contra el promedio de la industria nacional de 85 litros, porque en el consumo de la electricidad independientemente de sus costos están gastando un 5 por ciento menos que el promedio de la industria, y porque sus emisiones a la atmosfera están en el 25 por ciento del promedio de la industria; reciban mis más sentidas felicitaciones”, comentó.

 

Cabe señalar que apenas el pasado 4 de noviembre, la empresa fue exhibida en la Cámara Baja como una compañía que contamina el medio ambiente, violentando así los derechos humanos de los habitantes de los municipios de Quecholac, Tecamachalco, Palmar de Bravo y Yehualtepec.

 

En múltiples ocasiones, habitantes de esta región han denunciado que enlos últimos tres años, al menos cinco habitantes de la comunidad de Froylán C. Manjarrez, perteneciente a Quecholac, han muerto presuntamente por la contaminación que ha causado la cementera a los pozos de agua, aunado a que ha incumplido compromisos adquiridos con las comunidades.

Last modified on Jueves, 26 Noviembre 2015 03:05