Monday, 21 de September de 2020

Miércoles, 15 Julio 2015 11:46

Jefe de la policía estatal protegía a la banda del Gasparín por 100 mil al mes

El director de la Policía Estatal Preventiva y el jefe del Grupo de Operaciones Especiales de la Policía Estatal, recibían 25 mil pesos semanales y mil litros de gasolina por encubrir a la banda de “El Gasparín”, dedicada al robo de combustible en Puebla


El titular de la Policía Estatal Preventiva, Marco Antonio Estrada López y el jefe del Grupo de Operaciones Especiales de esta corporación, Tomás Mendoza Lozano, son la punta del iceberg de una red de funcionarios de alto nivel que opera para el robo de combustible de ductos de Pemex en Puebla en la que también están involucrados directores de las corporaciones policiacas municipales en todo el estado.

 

De acuerdo con fuentes al interior de la SSP, consultadas por CENTRAL, la banda “El Gasparín” les pagaba a cada uno de los funcionarios 25 mil pesos a la semana y mil litros de combustible a cambio de encubrirlos y detener a otros ladrones de hidrocarburo que significaran competencia para ellos.

 

Ayer, este periódico digital  dio a conocer la detención de estos funcionarios de alto nivel del gobierno de Rafael Moreno Valle, quienes fueron asegurados por encubrir a la banda de roba combustible de “El Gasparín” en un operativo que llevó a cabo Seguridad Física de Pemex y el Ejército.

 

Las fuentes explicaron además que en la red están coludidos directores de las corporaciones municipales en todo el estado, pero solo proporcionaron el nombre del titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad Municipal en Lara Grajales, Edgar Sánchez.

 

Estrada López y Mendoza Lozano, fueron señalados por Erasmo Fernández, uno de los integrantes de la banda de “El Gasparín” detenido el pasado 3 de julio en la carretera federal Acatzingo-Nopalucan.

 

Los funcionarios morenovallistas, quienes aprobaron las pruebas de confianza hechas por la federación, se encuentran declarando en el ministerio público de la Procuraduría General de la República. 

 

Banda de “El Gasparín” les paga a los funcionarios 25 mil pesos a la semana y mil litros de combustible

 

Un sujeto apodado “El Gasparín” habría sido quien tuvo el acuerdo con Marco Antonio Estrada y Tomás Mendoza Lozano según los mensajes que esta mañana comenzaron a circular entre elementos de la Policía Estatal, quienes festejaron entre sus redes de Whatsapp la detención de los altos mandos.

 

En los mensajes se explica que el titular del GOES y Estrada conformaban una red de protección a “El Gasparín” para que robara combustible en la zona de Tepeaca, Amozoc, Acatzingo y Esperanza.

 

Según lo dicho por los propios uniformados en las redes de mensajería, los miembros de la Policía Estatal saben del trato que  mantenía Estrada con la banda liderada por “El Gasparín” , así como de la red que implica a directores regionales y mandos medios en varias zonas del estado.

 

El directivo de la Policía Estatal apoyado por el titular del GOES detenía y presentaba a aquellos integrantes de bandas contrarias a las de “El Gasparín” a fin de eliminar la competencia. De acuerdo a lo dicho por los uniformados, por ser parte de esta red se les pagaba 25 mil pesos semanales y mil litros de gasolina robada.

 

Los uniformados aseguran que todas las noches Estrada acudía a la zona de Tepeaca a supervisar directamente lo que ocurría. Incluso señalaron que Estrada y miembros de la Policía Estatal en Tepeaca detuvieron dos semanas antes a varios “aguadores”, como nombran a los ordeñadores de ductos, para luego liberarlos

 

El funcionario aplicó la llamada “Ley Fuga” y cuando los uniformados preguntaron a Estrada porqué los habían liberado, éste se excusó diciendo que “podría haber represalias con el personal”. A pesar de esto los mismos uniformados sospechaban ya de que el director se encontraba coludido.

 

A través de estos mensajes se explicó también que Estrada mantenía un acuerdo con otros funcionarios municipales, como Edgar Sánchez Andrade, titular de Seguridad Pública y Vialidad Municipal en Rafael Lara Grajales, quien también forma parte de la nómina de la Policía Estatal. A cambio de mantenerse como director en dicho ayuntamiento pasaba una suma de 5 mil pesos a Estrada y también, según los uniformados, es parte de esta red de corrupción.

 

Ladrón de combustible, el soplón

 

El viernes 3 de julio de 2015 la Secretaría de Seguridad Pública informó sobre dos operativos realizados en la zona de la carretera federal Acatzingo-Nopalucan. En uno de los dispositivos fue detenido Erasmo Fernández Flores, de 40 años de edad, quien conducía una camioneta Ford  F-350 en la que se hallaron cuatro contenedores con combustible.

 

Según sus declaraciones ante la Procuraduría General de la República, Erasmo Fernández señaló a miembros  del Grupo de Operaciones Especiales como quienes le habían quitado el combustible y lo presentaron solamente con los tambos que contenían residuos de gasolina. Además lo entregaron con una pistola calibre 22 y una bolsa con aproximadamente 700 gramos de marihuana.

 

Erasmo Fernández aseguró que pertenecía a una banda contraría a la de “El Gasparín” y aseguró que los uniformados se encontraban coludidos con este grupo delictivo. El detenido señaló directamente  a “El teniente Estrada” y “El Intenso”, como se conoce a Tomás Mendoza Lozano, como quienes dirigían a los uniformados.

 

Una vez iniciada la investigación en la PGR, se ordenó la detención de estos mandos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). El Ejército Mexicano participó en la ubicación y rastreo de Estrada y Mendoza, a quienes ubicaron la madrugada del martes en Tepeaca.

 

Junto con el director de la Policía Estatal y el titular del GOES fue asegurada una célula conformada por cuatro agentes más, aunque aún no se ha tenido la confirmación de las identidades de los otros detenidos, ni si fueron presentados como parte de los coludidos por la investigación del Ministerio Público Federal.

Fuente: Periódico Central