Sunday, 18 de April de 2021

Lunes, 31 Agosto 2015 01:59

La confesión de Chema fue obtenida con tortura, alegan familiares y amigos

Familiares y amigos de José María Sosa Álvarez, presunto feminicida de Paulina Camargo, iniciaron una campaña en redes sociales para señalar que la supuesta aceptación del homicidio de la joven de 19 años fue obtenido por agentes ministeriales de la PGJ a través de tortura. Con el hashtag #Chemaoramosporti, sus compañeros aseguran que fue obligado a declararse culpable.

  • Elvia Cruz / @cruz_elvia

Amigos y familiares de José María Sosa Álvarez iniciaron una campaña en redes sociales para acusar que ministeriales de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) “fabrican asesinos con la tortura”.

 

Rafael García, uno de sus amigos dijo brevemente a CAMBIO que “Chema” —como lo conocen— no pudo haber asesinado a su novia y madre de su hijo, Paulina Camargo Limón, “porque no es así”, además que sí quería formar una familia con ella.

 

Con el hashtag #Chemaoramosporti, sus compañeros de la carrera de Ingeniería Mecatrónica en la Universidad del Valle de México, campus Puebla, amigos de fuera, y familiares, aseguran que fue obligado a declararse culpable.

 

Actualmente, el veracruzano no está procesado por el asesinato de Paulina y su hijo de casi meses, sino por falsedad en declaraciones, y sigue rindiendo su declaración ante el Juzgado Tercero de lo Penal.

 

Por lo tanto, desde la noche del pasado sábado ya duerme en el penal de San Miguel, mientras las autoridades continúan con las investigaciones y la búsqueda de los restos de la víctima, que a decir de la abogada Marisol Montes, fue depositada por “Chema” en un contenedor de basura en la unidad habitacional La Margarita, el mismo 25 de agosto cuando desapareció.

 

 

Last modified on Lunes, 31 Agosto 2015 03:33