Monday, 19 de April de 2021

Martes, 08 Septiembre 2015 01:39

Cifras de Pemex prueban que con la mafia de Facundo y Estrada, se disparó el robo de combustible

Los dieciocho meses  en los que Marco Antonio Estrada López fungió como director de la Policía Estatal coincide con el alza de robo de combustible en el sexenio morenovallista, pues de las mil 157 tomas clandestinas detectadas en los últimos cinco años en Puebla, 762 fueron encontradas durante 2014 y la primera mitad de 2015, lo que representa un 66 por ciento de los ductos ilegales detectados por Pemex. 

  • Víctor Hugo Juárez / @Juárez_VH

El periodo de dieciocho meses en los que Marco Antonio Estrada López estuvo al frente de la Policía Estatal, coincide con el alza en robo de combustible en el sexenio morenovallista, pues de las  mil 157 tomas clandestinas detectadas en los últimos cinco años, 762 fueron encontradas durante 2014 y la primera mitad de 2015, lo que representa un 66 por ciento de los ductos ilegales detectados por Pemex.

 

La crisis por este delito se agudizó en el sexenio de Rafael Moreno Valle, ya que en los últimos cinco años fueron descubiertas mil 157 ductos ilegales, frente a las 111 tomas clandestinas descubiertas en el periodo de Mario Marín y 55 en el de Melquiades Morales.

 

La titularidad de Facundo Rosas Rosas en la Secretaría de Seguridad Pública fue el periodo de mayor bonanza para la mafia de “chupaductos”, ya que en 2014 y el primer semestre de 2015 fue cuando la entidad alcanzó su máximo histórico en dicha incidencia, según el reporte que Petróleos Mexicanos (Pemex) publicó a través de la plataforma Gobierno Fácil.

 

Dicho de otra forma, el hallazgo de tomas clandestinas, durante la actual administración, creció casi 700 por ciento en comparación a los últimos quince años.

 

De acuerdo con la paraestatal, del año 2000 al 2014 se detectaron 870 tomas clandestinas en el estado de Puebla, que sumadas a las 453 del primer semestre de 2015 dan un total de mil 323 en los últimos 15 años.

 

La mano de los policías chupaductos

 

Si bien el crecimiento de robo a combustible se manifestó desde el primer año de gobierno de Moreno Valle, la mano de los policías “chupaductos” que fueron descubiertos por el Ejército Mexicano quedó evidenciada en las cifras del Gobierno Federal, que revelan un crecimiento exponencial de este delito en los años 2014 y 2015.

 

La línea del tiempo del gobierno morenovallista indica que fue en febrero de 2014 cuando Marco Antonio Estrada López, hoy detenido por proteger a una banda dedicada al robo de combustible, asumió la dirección de la Policía Estatal en sustitución de Alejandro Santizo Méndez, quien se incorporó al Ayuntamiento de Puebla como parte del gabinete de Antonio Gali Fayad en la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM).

 

El negocio de la red de “polis chupaductos” comandada por Estrada López duró sólo un año y medio, pues fue en el pasado mes de julio cuando cayó junto con el jefe del Grupo de Operaciones Especiales, Tomás Mendoza Lozano, por proteger a una banda dedicada al robo de hidrocarburos en la zona de Tepeaca.

 

El descubrimiento de esta red delincuencial alcanzó la cabeza de Facundo Rosas, ex secretario de Seguridad Pública del estado, quien fue despedido a finales de julio por el mandatario estatal, debido a las investigaciones que la Procuraduría General de la República (PGR) inició en su contra.

 

Crece robo de combustible con llegada de Facundo Rosas

 

El crecimiento de robo de hidrocarburo creció con la llegada de Facundo Rosas a Puebla, pues fue en 2013 cuando se disparó el número de tomas clandestinas detectadas por Pemex a diferencia de los primeros dos años de gobierno.

 

Al inicio del sexenio morenovallista, cuando Ardelio Vargas Fosado era el Secretario de Seguridad Pública, Pemex detectó 74 tomas ilegales en 2011 y 110 para 2012, sin embargo el funcionario estatal emigró al gabinete de Enrique Peña Nieto como titular del Instituto Nacional de Migración (INM).

 

En 2013, Facundo Rosas tomó su puesto en el estado y a partir de entonces se disparó la incidencia en la sustracción ilegal de combustible, pues en ese año se detectaron 211 ductos ilegales, el doble que el año anterior.

 

La tendencia no bajó y para 2014 fueron 309 los casos detectados en Puebla, sin embargo el máximo histórico llegó en el primer semestre de este año cuando sumaron 453 y en el periodo en que cayó la red de policías “chupaductos”, incluido el ex secretario de Seguridad Pública.

 

Robo de combustible con Marín y Melquiades

 

Las cifras anteriores no se comparan con las que heredó el ex mandatario estatal, Mario Marín Torres, pues durante todo su sexenio fueron detectadas 111 tomas clandestinas en el estado, lo mismo que en el segundo año de gobierno de Rafael Moreno Valle en 2012.

 

La evolución del robo de hidrocarburos inició con apenas dos tomas detectadas en 2004, cuando Mario Marín asumió el cargo, sin embargo, para el siguiente año salió limpio al no detectarse ductos ilegales.

 

Fue a partir de 2006 cuando las “ordeñas” se empezaron a manifestar en la entidad con nueve casos, para 2007 aumentó a 24, en 2008 fueron siete; en 2009 con 20 y en 2010 cerró su sexenio con la cifra más alta al ser detectadas 49 tomas ilegales.

 

En el caso de los últimos tres años de gobierno de Melquiades Morales Flores la tendencia fue a la baja y estable, pues en el año 2000 se reportaron 15 tomas clandestinas; 14 en 2001; 11 en 2002 y 15 en 2003, cuando terminó su gobierno.

 

Last modified on Martes, 08 Septiembre 2015 03:45