Wednesday, 21 de April de 2021

Martes, 03 Marzo 2015 02:03

Muere menor víctima del bullying que quedó impune, 16 meses después

Las secuelas de las lesiones cerebrales producto de la golpiza que recibió de cuatro estudiantes de la secundaria técnica Galileo Galilei terminaron con la vida del menor Antonio de Jesús López Monje dieciséis meses después de sufrir la agresión. El caso del bullying que devino en un viacrucis para el menor de 13 años y su familia, permanece impune, una vez que el director de la escuela tendió un manto de protección a los agresores, quienes permanecen sin identificar.

  • Alberto Melchor / @_BetoMM

Las secuelas de las lesiones cerebrales producto de la golpiza que le propinaron cuatro estudiantes de la secundaria técnica Galileo Galilei finalmente terminaron con la vida del niño Antonio de Jesús López Monje, 16 meses después de la agresión. El caso del bullying que devino en un viacrucis para el menor y su familia, al que le fue seccionado una parte de la masa encefálica y le fue declarada muerte cerebral parcial, permanece impune, una vez que el director de la escuela tendió un manto de protección a los agresores, quienes permanecen no identificados.

De ser un niño normal, inquieto, como lo calificada su mamá, Toñito se redujo prácticamente a la vida vegetativa tras nueve operaciones en su cerebro y cráneo. Las consecuencias fueron pérdida de la memoria y del control en la mitad de su cuerpo. Los últimos meses los pasó utilizando un gorro para evitar mostrar las deformaciones en su cabeza, producto de las numerosas operaciones.

Aunque Toñito y sus padres sufrieron las consecuencias de la golpiza, la Secretaría de Educación Pública y la Procuraduría General de Justicia pronto olvidaron el caso de maltrato escolar ocurrido el 28 de octubre de 2013. La dependencia a cargo de Jorge Cruz Bermúdez procedió a la destitución del director de la secundaria técnica, Margarito Basilio Gómez, pero nunca inició procedimiento legal pese a las acusaciones de encubrir a los cuatro agresores, e incluso obligar a borrar el video que tenía uno de los amigos de Toñito.

Por su parte, la PGJ abrió la averiguación previa 655/2013/DMZSpor las lesiones producidas, pero nunca ubicó a los agresores ni procedió a su detención. En un comunicado lanzado ayer, la dependencia a cargo de Víctor Carrancá Bourget afirmó que ésta continua abierta, pero que apoyó a la familia del menor con los gastos funerarios y de traslado del cadáver.

A pesar de que en algún momento las instituciones educativas y de procuración de justicia, a cargo de Jorge Cruz Bermúdez y Víctor Carrancá,respectivamente, manejaron la información de que se tenían ubicados a cuatro menores como presuntos responsables, esos datos jamás fueron confirmados y la averiguación previa continúa abierta.

 

La agresión

Antonio de Jesús López Monje, estudiante de primer grado en la secundaria Galileo Galilei y que en ese entonces tenía 12 años, fue atacado por al menos cuatro estudiantes que cursaban el tercer grado en la misma escuela, quienes lo llevaron hasta un campo de futbol cercano para golpearlo de manera violenta, sin embargo, el menor no dio cuenta de esto a su madre.

Fue hasta que el menor presentó dolores insoportables de cabeza que sus padres decidieron llevarlo al Hospital General de Tepeaca, pero debido a que en el cráneo se formó un coágulo de sangre, tuvo que ser transferido al Hospital General del Norte en Puebla y posteriormente al hospital Benito Juárez en el Distrito Federal.

Aunado a las heridas y las nueve intervenciones quirúrgicas que vivió, Toñito también resistió varios ataques al corazón y la pérdida de una proporción de la masa encefálica, haciendo más evidentes las secuelas de parálisis cerebral, misma que evolucionó hasta que a mediados de 2014 los médicos dictaminaron que tenía muerte cerebral parcial y la pérdida del 60 por ciento de su vista.

 

Destituyen al director pero no detienen a los responsables

Luego de ser cuestionados por su participación en el caso, Jorge Cruz Bermúdez, titular de la Secretaría de Educación Pública, informó en noviembre de ese año que Margarito Emilio Basilio fue destituido de su cargo como director de la secundaria al no reportar la gresca entre los estudiantes.

Pero esa fue la única sanción que se aplicó, pues fuentes extraoficiales indicaron que sólo existió una averiguación previa por los golpes que recibió Toñito, pero no existió un proceso en el que se investigara la presunta responsabilidad de los cuatro menores que lo atacaron, aparentemente sin mediar palabra.

Cabe señalar que el bullying es considerado un acoso, pero no constituye una violación penada por la ley, por lo que los responsables debieron ser acusados por las heridas provocadas al menor, evidenciando el dolo con el que se cometió la acción.

 

Padres de Toñito argumentan que murió por la agresión

María de Jesús Monje Tapia y Roberto Castro Barranco, padres de Toñito, en entrevista para Excélsior confirmaron que la muerte del menor ocurrió a las 3 de la mañana del lunes, sin embargo, hasta ese momento se negaban a que su hijo fuera sometido a una autopsia pues argumentan que los dictámenes médicos avalan que su muerte fue producto de la agresión que sufrió en 2013.

Pero a través de un comunicado, la Procuraduría General de Justicia informó que el cuerpo sí será revisado por médicos forenses, por lo que “para agilizar la autopsia, ésta se desarrolla en Izúcar de Matamoros y el resultado dará a conocer la causa de la pérdida de la vida del menor”, aunque por la misma vía confirman que la averiguación previa 655/2013/DMZS continúa abierta desde octubre de 2013.

Asimismo, informaron que hasta el momento la dependencia ha visto reducido su apoyo a “el pago de los trámites de defunción, ataúd, orientación psicológica y traslados”, pues cabe recordar que la familia no cuenta con la solvencia económica para subsanar todos los gastos que se han tenido que cubrir.

En el entendido de que “la agonía duró 16 meses”, los padres revelaron finalmente que Toñito se quedó con el deseo de conocer el mar pues los médicos le negaron realizar el viaje para prevenir complicaciones, no obstante, sí pudo ir al municipio de Atencingo para visitar a sus abuelos y cumplir una de sus peticiones.

 

 

 

 

Last modified on Martes, 03 Marzo 2015 02:55