Sunday, 20 de September de 2020

Martes, 13 Octubre 2015 02:20

Chema no era el novio sino el free: Mamá de Pau

José María Sosa sólo salió en tres ocasiones con ella; en una de ellas quedó embarazada al romperse el condón. Mientras que Sosa estaba en Veracruz, Pau tenía otro pretendiente de nombre Arturo Villegas Valencia, el romance entre ambos duró poco

  • Elvia Cruz / @cruz_elvia

Segunda de tres partes

 

Señalado permanentemente como “pareja sentimental” de Paulina Camargo Limón, José María Sosa Álvarez “Chema” sólo era el free de la joven de 19 años de edad, según las declaraciones de la madre, María del Roció Limón ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ), en la que también afirmó que su hija no tenía una relación de noviazgo desde septiembre de 2014.

 

Pau—como era conocida— únicamente se vio en tres ocasiones con “Chema”, incluyendo una salida el 5 de mayo de este año, cuando tuvieron relaciones sexuales por única vez. De acuerdo también con la narración de la mamá, habrían utilizado condón en ese encuentro sexual pero “se rompió”, y aunque ella tomó la pastilla del día siguiente, ésta no le hizo efecto y quedó embarazada.

 

Sin embargo, el día que ella desaparició, el 25 de agosto, el ginecólogo confirmó que llevaba 18 semanas de gestación; es decir, ya tenía un embarazo de dos semanas ese 5 de mayo cuando estuvo con José María, pues desde ese encuentro, al día de su desaparición transcurrieron 16 semanas.

 

Paulina Camargo también tuvo un breve romance con Arturo Villegas Valencia, un enamorado que conoció a través de Facebook, con quien sostenía conversación frecuente por redes sociales.

 

El joven de 19 años, incluso la visitó en su domicilio donde “se besaron”, y aunque él quería formalizar la relación “en 4 o 5 años” juntándose con ella y así hacerse responsable de su hijo, tan pronto regresó Sosa Álvarez de sus vacaciones en Veracruz, ella le dijo que apostaría por la relación con él, según consta en documentos oficiales en poder de CAMBIO.

 

***

La última relación formal que sostuvo Paulina Camargo, concluyó en septiembre de 2014, y desde entonces, no establecía una relación sentimental seria, según consta en las declaraciones de su propia madre, quien también dio cuenta de la ocasión que Arturo Villegas Valencia fue a visitar a su hija a su domicilio, el 17 de agosto, una semana antes de la desaparición.

 

La aún desaparecida, contó a su familia que sólo en una ocasión tuvo relaciones sexuales con José María y fue el 5 de mayo de este año “con condón”, y como parte de las medidas para prevenir un embarazo no deseado, también tomó la pastilla del día siguiente, pero de nada sirvió.

 

Sin embargo, ese 25 de agosto, cuando acudió con sus padres y con “Chema” al ginecólogo en plaza Solé, en la colonia San Manuel, el médico constató que en realidad llevaba 18 semanas de embarazo; es decir, ya habría procreado cuando estuvo con el hoy procesado, como único sospechoso de este caso.

 

En la narración que dio Limón Maldonado, ante la Agencia del Ministerio Público zona Metropolitana Sur, también aseguró que aparte de Arturo Villegas, otro hombre, un vecino de nombre Eduardo, le ofrecieron a Paulina hacerse cargo del hijo que esperaba, pero que ella se negó, debido a que quería ser la novia de “Chema”.

 

El proceso contra Chema

 

Actualmente, el campeón de Taekwondo enfrenta un proceso por falsedad de declaraciones y no por homicidio ni por feminicidio de Camargo, e incluso, el 30 de septiembre pasado, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Roberto Flores Toledano indicó que sería complicado consignarlo por estos últimos dos delitos, ante la ausencia del cuerpo del delito, pues la PGJ no ha ubicado los restos de la joven.

 

En otra parte de la declaración que el indiciado dio el 29 de agosto ante el Ministerio Público, coincidió con la madre de Paulina, en el sentido que sólo se vieron en tres ocasiones pero que se conocieron hace casi dos años en una fiesta, y que la única vez que sostuvieron una relación sexual fue el 5 de mayo de este año.

 

Según consta en los documentos oficiales en poder de CAMBIO, José María quería declarar el 28 de agosto a las 23:00 horas en presencia de quien fuera su abogado particular, Agustín Gracia García, pero le fue negado dicho derecho y fue hasta el día siguiente —29 de agosto— a las 18:30 horas cuando le tomaron la declaración, y pese que había nombrado a su defensor legal, ese día, el agente del Ministerio Público, Omar Pérez nombró a la defensora pública, María Elena Farfán González.

 

El obsesionado

 

Arturo Villegas Valencia, de 19 años de edadse declaró perdidamente enamorado de Paulina Camargo a quien contactó hace dos meses por Facebook, y sin conocerla, le ofreció hacerse cargo del hijo que ella esperaba, luego de que le contara en esta red social que tenía problemas con sus padres por el embarazo.

 

El joven originario del Distrito Federal, se citó en dos ocasiones con Pau, pero en la primera ella no acudió, debido a malestares del embarazo, y la última vez, lo se vieron en la casa de Camargo Limón, en el sur de la ciudad el 17 de agosto —ocho días antes de su desaparición—.

 

Tanto en la declaración que dio la madre de Paulina el 26 de agosto como en la de Arturo el 28 del mismo mes, coincidieron en narrar este encuentro. Los jóvenes se besaron. Él le ofreció “juntarse” en cuatro o cinco años y mantener al bebé, pero ella se dijo confundida.

 

En los días posteriores, Villegas no dejó de marcar y mandar mensajes a Paulina, y, de acuerdo con los documentos en poder de este medio, él sabía de la cita médica de la joven con el supuesto padre —“Chema”— pues le dio los detalles el día anterior, y los últimos mensajes que intercambiaron, fue el 25 de agosto —día en el que ella desapareció— a las 11:30.

 

En su declaración ministerial, Arturo, de oficio mesero, asegura que fue contactado el 26 de agosto en la tarde para que acudiera a rendir su declaración por la desaparición de la joven, y que fue en ese momento cuando se enteró de lo que había ocurrido.

 

Por falsedad de declaraciones, Villegas Valencia quedó detenido y llevado al penal a finales de agosto, recuperando su libertad el 1 de septiembre, tras pagar una fianza de 65 mil pesos, derecho que le fue negado a “Chema”, pese que fueron acusados por la PGJ por el mismo delito.

 

PGJ acepta llamada y asegura que agotó línea de investigación

 

En una carta enviada a esta redacción, tras la publicación de la primera parte del caso Paulina Camargo, en el que CAMBIO documentóque el padre de la joven, Rolando, recibió una llamada el 26 de agosto en la que le exigieron una recompensa por la vida de su hija, la PGJ confirmó la existencia y aseguró que tras una indagación, descartó que el paradero de Paulina estuviera relacionado.

 

“Como en algunas ocasiones ocurre, el hacer públicos números celulares, amplía la posibilidad de extorsiones telefónicas. En el caso concreto, se detectó que en redes sociales fue de dominio generalizado el celular del progenitor de Paulina Camargo, quien recibió una llamada de un número con lada de Jalisco (3316 848390) y ubicado en Tamaulipas”, cita uno de los párrafos de la postura oficial.

 

Según el área de Comunicación Social de la Procuraduría, se detectó que de ese número han realizado 566 llamadas a 133 teléfonos celulares de diferentes entidades del país, en un lapso de 8 días y que “en el contacto telefónico referido, el extorsionador exigía un depósito por la cantidad de diez mil pesos, sin embargo, al dar seguimiento a la información, se realizó un rastreo detectando que se trataba de una extorsión, y por lo tanto, se descartó que el paradero de Paulina estuviera relacionado con la llamada”.

 

Agregó que mantiene la investigación abierta “y sostiene que la pareja sentimental de la occisa sería el responsable de la privación de la vida de la joven”.

 

 

 

 

Last modified on Martes, 13 Octubre 2015 03:55