Monday, 19 de April de 2021

Viernes, 27 Marzo 2015 02:59

Escapan tres reos del Cereso en Huejotzingo, pero los recapturan

Fueron localizados por la Policía cuando intentaban robar un automóvil que utilizarían para darse a la fuga. La madrugada del jueves los tres reos realizaron un boquete en la pared con la ayuda de un pequeño tubo metálico, el orificio medía 50 centímetros y por ahí huyeron de la prisión.


La fuga de tres presos con cargos por secuestro, violación y robo, encendió los “focos rojos” en el Centro de Reinserción Social de Huejotzingo debido a que los reos lograron escaparse por un hueco que cavaron en la pared, ingresaron a una casa aledaña y salieron por la puerta para emprender la huida, de la cual los celadores dieron cuenta dos horas más tarde.

 

Debido a la peligrosidad de los reos que se fugaron y que responden a los nombres de Jonathan Robinson Luna, Julio César Sánchez Moreira y Alejandro Cortés Aguirre, la dirección de Ceresos se encuentra valorando la posibilidad de transferirlos a un centro de mediana seguridad, como lo es el de Tepexi de Rodríguez, una vez que el de Huejotzingo fue exhibido, como en otras ocasiones, por el hacinamiento de la población penitenciaria o la corrupción al interior del mismo.

 

Los prófugos son unas fichitas

Tras confirmarse el nombre de los reclusos que se fugaron del Cereso de Huejotzingo, trascendió información acerca de las penas que se encontraban pugnando al interior del penal distrital, por lo que se tuvo conocimiento de que se han visto involucrados en delitos como robo, delitos sexuales y crímenes de alto impacto.

 

Jonathan Robinson Luna de 23 años de edad, originario de la comunidad de San Cristóbal Tepatlaxco, fue detenido el 25 de noviembre del año pasado por asaltar a una pareja con arma de fuego. Tras despojarlos de sus artículos de valor, huyó, pero fue detenido más tarde y puesto a disposición de las autoridades por los delitos de robo calificado y lesiones.

 

Por su parte, Julio César Sánchez Moreira, de 27 años de edad, se encontraba bajo proceso por el cargo de violación tumultuaria, mientras que Alejandro Cortés Aguirre, fue ingresado al Cereso de Huejotzingo el 9 de diciembre pasado, que entre su lista de cargos destacan tres procesos por secuestro.

 

La fuga

De acuerdo con versiones policiacas, los tres prófugos habrían evadido la prisión poco después de las 6 de la mañana, sin embargo fue hasta las 8 horas cuando los celadores dieron cuenta del boquete y de la ausencia de los reclusos, por lo que de inmediato dieron parte a las autoridades penitenciarias.

 

Del mismo modo, se tuvo conocimiento de que los reos consiguieron hacer el hoyo en la pared durante la madrugada y con ayuda de un pequeño tubo metálico, por lo que el orificio de poco menos de 50 centímetros era apenas justo para permitir el paso de los sujetos a la propiedad contigua, la cual está ubicada entre la comandancia de la Policía y una farmacia.

 

A pesar de que los reos salieron de la propiedad ya con la luz del día, estos lograron cruzar vialidades principales de Huejotzingo con su uniforme compuesto por un pantalón de mezclilla y una playera blanca.

 

Los detienen cuando intentaban robarse un auto

La Policía municipal de Huejotzingo fue apoyada desde el principio por la Policía estatal y la ministerial, siendo estas dos últimas corporaciones las que lograron detener a Jonathan Robinson Luna, Julio César Sánchez Moreira y Alejandro Cortés Aguirre, a quienes se logró ubicar gracias a un reporte sobre el intento de robo de un automóvil que usarían para completar la huida.

 

Por parte de las autoridades se informó de la ubicación de los tres hombres en el kilómetro 7.5 de la carretera Nealtican-Huejotzingo, en inmediaciones del paraje denominado Cuatro Caminos en el municipio de San Andrés Calpan, evitando que los sujetos pudieran abandonar Puebla y dirigirse a otra entidad como Hidalgo o Tlaxcala, de acuerdo con las colindancias.