Wednesday, 21 de April de 2021

Viernes, 24 Abril 2015 00:36

Salieron a vender su coche y terminaron encajuelados

Por un reporte de vecinos de Tehuixpango, agentes de seguridad hallan tres cadáveres en la cajuela de un automóvil, un matrimonio junto con un amigo salió a vender su automóvil el martes pasado; el jueves sus cadáveres fueron encontrados en la cajuela de ese mismo coche

  • Alberto Melchor Montero / @_BetoMM

Putrefactos y encerrados en la cajuela de su coche fueron encontrados los cuerpos de tres personas que salieron de su hogar el martes pasado para vender ese mismo automóvil, sin embargo los familiares no tuvieron noticias de ellos hasta este jueves cuando vecinos de Santa Cruz Tehuixpango, en Atlixco, reportaron el olor fétido.

El reporte fue recibido poco antes del mediodía de ayer, cuando vecinos del Camino a San Félix reportaron que había un coche abandonado con manchas de sangre y que expedía un olor fétido, por lo que al lugar llegaron elementos de la Policía municipal y estatal.

Después de una inspección externa, los uniformados procedieron a indagar en el interior del automóvil Volkswagen Bora, modelo 2006, color gris y con placas de circulación UKR 18 34 de Querétaro, donde encontraron los restos de tres personas en avanzado estado de descomposición.

Agentes del Ministerio Público, Policía estatal y personal del Ejército, resguardaron la zona mientras se realizaba el peritaje y la revisión de los cuerpos, que de acuerdo con los primeros datos, se sabe que se encontraban semidesnudos y con varios golpes en todo el cuerpo, sin que hasta el momento se sepa si fueron los causales de la muerte.

Los cuerpos fueron identificados más tarde como los de Érick Ernesto García, de 33 años de edad, su esposa Analeysi Zepeda Camacho, de 30 años, y su amigo Ángel Tomé Toribio de apenas 22 años de edad; todos se encontraban en la cajuela a pesar de que el asiento trasero presentaba manchas de sangre, hechos que quedaron asentados en la averiguación previa 621/2015.

 

Salieron a vender el coche

La madre de Analeysi declaró a las autoridades que la última vez que la vio con vida fue el martes cuando salió junto con su esposo de su domicilio en Puebla para ir a vender el vehículo Bora, mientras que Tomé Toribio fue recogido por la pareja en el trayecto, sin que se supiera más de ellos desde entonces.

Luego de que no se reportaron, la madre de Analeysi acudió a presentar una constancia de hechos el miércoles por la mañana, fecha desde la que los vecinos se percataron que fue abandonado el coche en la privada San Fénix, a escasos 20 metros del kilómetro 25 de la carretera federal a Atlixco.

Last modified on Viernes, 24 Abril 2015 01:54