Wednesday, 21 de April de 2021

Sábado, 23 Mayo 2015 17:37

Minusválido fallece en el Centro Histórico

De acuerdo con los primeros reportes, el hombre de 71 años que tenía amputada la pierna derecha broncoaspiro, lo que le provocó la muerte cuando estaba frente al número 102-3 de la 18 Poniente.

  • Alberto Melchor / @_BetoMM

Un minusválido de la tercera edad murió en su silla de ruedas mientras pedía limosnas en las inmediaciones de la iglesia del Señor de las Maravillas en el Centro Histórico.



De acuerdo con los primeros reportes, el hombre de 71 años que tenía amputada la pierna derecha broncoaspiro, lo que le provocó la muerte cuando estaba frente al número 102-3 de la 18 Poniente.



Paramédicos del Servicio de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) en la unidad 035 acudieron a revisar al anciano, sin embargo al llegar ya no contaba con signos vitales, por lo que dieron parte al Agente del Ministerio público para autorizar el levantamiento de cadaver y trasladarlo al anfiteatro.



Locatarios de la zona señalaron que el septuagenario que respondía al nombre de Máximo Hernández Salas, era conocido por pedir limosnas en las inmediaciones del recinto religioso ubicada a escasos metros de donde murió.De acuerdo con los primeros reportes, el hombre de 71 años que tenía amputada la pierna derecha broncoaspiro, lo que le provocó la muerte cuando estaba frente al número 102-3 de la 18 Poniente.

 

Un minusválido de la tercera edad murió en su silla de ruedas mientras pedía limosnas en las inmediaciones de la iglesia del Señor de las Maravillas en el Centro Histórico.



De acuerdo con los primeros reportes, el hombre de 71 años que tenía amputada la pierna derecha broncoaspiro, lo que le provocó la muerte cuando estaba frente al número 102-3 de la 18 Poniente.



Paramédicos del Servicio de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) en la unidad 035 acudieron a revisar al anciano, sin embargo al llegar ya no contaba con signos vitales, por lo que dieron parte al Agente del Ministerio público para autorizar el levantamiento de cadaver y trasladarlo al anfiteatro.



Locatarios de la zona señalaron que el septuagenario que respondía al nombre de Máximo Hernández Salas, era conocido por pedir limosnas en las inmediaciones del recinto religioso ubicada a escasos metros de donde murió.

Last modified on Sábado, 23 Mayo 2015 17:50