Wednesday, 21 de April de 2021

Jueves, 11 Junio 2015 00:37

Activistas universitarios confían en el respaldo de Alfonso Esparza

Fidel Sánchez, miembro del CUEP, espera que haya un acercamiento directo con el rector de la BUAP, luego de que el rector manifestara su apoyo a los estudiantes detenidos por supuestos vínculos con los bombazos, los activistas consideran que dicho posicionamiento puede ayudar a esclarecer las investigaciones

  • Alberto Melchor Montero / @_BetoMM

Estudiantes y activistas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), se mostraron confiados de que el posicionamiento de respaldo emitido el pasado lunes por el rector Alfonso Esparza Ortiz, pueda servir para que en algún momento exista un acercamiento que permita esclarecer las investigaciones que continúan abiertas en contra de ellos.

 

Lo anterior luego de que el rector Alfonso Esparza Ortiz manifestara su respaldo al estudiantado ante la detención irregular de siete estudiantes de la BUAPque buscaban ser vinculados con los ataques con bombas molotov a edificios públicos, así como al desalojo violento de miembros del Consejo Universitario por la Educación Popular (CUEP) del zócalo.

 

En entrevista al término de una marcha conmemorativa a la represión estudiantil de 1971 conocida como el “Halconazo”, Fidel Sánchez, estudiante y activista miembro del CUEP, indicó que ven con buenos ojos el posicionamiento del rector ya que esperan sea una opción abierta para el diálogo puesto que aún no ha existido un acercamiento formal.

 

“Nosotros esperamos que el mensaje de que iba a respaldar a los estudiantes sea un mensaje abierto, nosotros entendemos que aunque no haya dialogo no es negativo en tanto se respeten los derechos estudiantiles, entonces a nosotros por eso no nos preocupa”, explicó el universitario al ser cuestionado sobre las repercusiones de la toma de la rectoría el pasado viernes.

 

Fidel Sánchez fue uno de los jóvenes que junto con otros compañeros y miembros del CUEP, fueron golpeados y desalojados de la plancha del zócalo mientras hacían un plantón el pasado 8 de febrero, además de que tras ser agredidos fueron “levantados” y abandonados en la periferia de la ciudad sin que hasta el momento se haya logrado esclarecer el hecho.

 

Además es cercano al grupo de siete alumnos que fueron detenidos violenta e ilegalmente la madrugada del pasado viernes y que tras no lograr acreditar su participación en los bombazos del 27 de marzo y 1 de junio fueron liberados, investigación que detalló, continúa abierta y mantiene a los jóvenes con miedo de ser detenidos en cualquier momento.

 

“Sigue abierto el proceso y no ha habido nada de solución (…) Ahora lo que están logrando es que la gente vaya miedosa a sus clases, estos siete compañeros se andan cuidando porque en cualquier momento les pueden abrir el proceso y los vuelven a meter, entonces van a la tienda y tienen que ir acompañados. Están en su casa y no se sienten bien, van a la escuela y no se sienten bien”, sostuvo.