Martes, 15 de Junio del 2021
Martes, 25 Mayo 2021 04:28

¡Lo barato sale caro!

¡Lo barato sale caro! Escrito Por :   Anabel García Morales

Una de las primeras cosas que queremos hacer a la hora de emprender es tratar de economizar en la mayoría de cosas para ajustarnos a nuestro presupuesto inicial.


 

Buscamos el local más barato, si podemos hacer nosotros mismos algunas adecuaciones como pintar, colocar repisas, hacer estantería, realizar las compras, abrir y manejar las redes sociales, llevar la administración, diseñar el logotipo lo hacemos; e incluso, contratamos personal poco capacitado, sin experiencia o sin el perfil, para reducir el costo de la nómina.

 

Al principio puede que parezca una buena idea, porque cuando haces números te das cuenta que tal vez te ahorras la mitad de sueldos y que ese recurso puedes ocuparlo para incrementar tu inventario o para cubrir parte de tu gasto corriente, pero te aseguro que a la larga, será contraproducente.

 

No quiero decir que una persona no pueda aprender, pero, si tú le enseñas que no eres todólogo, ¿crees que pueda darte los resultados que esperas?

 

Si a esto le sumamos que ni siquiera sabemos buscar un perfil adecuado porque por si fuera poco, no tenemos definidos los roles ni un organigrama, evidentemente no cubriremos el tema con la persona ideal.

 

Esto pasa muy a menudo en el 80 por ciento de los negocios y pequeñas empresas, situación que se convierte en un lastre a la hora de crecer y profesionalizarse, puesto que hay muchas carencias en cada área.

 

Aquí viene a colación una anécdota que me contaron unos amigos empresarios que ahora son súper fuertes en la industria de la salud, cuando comenzaban quisieron publicitarse, pusieron una lona enorme en la esquina de su clínica, el contador analizó la propuesta en materia de pesos pero no lo consultaron con un abogado y al subirla, les llegó una multa porque no tenía el número de permiso de Cofepris, les salió más caro que haber contratado una asesoría.

 

Con este tipo de detalles nos damos cuenta que existen muchas áreas que no podemos sustituir por muy atractivo que pareciera el ahorro mediático; date cuenta que la falta de conocimiento en temas muy particulares puede meterte en problemas o limitarte demasiado.

 

No rentes un local en una zona que no te conviene sólo porque está barato, haz primero un estudio de mercado para contabilizar cuánta gente pasa por esa zona, a qué velocidad, si tienes tienda ancla, o cuenta con fácil acceso a estacionamiento, si está en planta baja, primer o segundo piso, en fin, detalles que pueden ser un factor detonante para tu negocio.

 

Si vas a utilizar las redes sociales, asegúrate de que quien las maneje sea una persona con conocimiento del tema, no porque tu sobrino pase todo el día en el celular, creas que puede armar una estrategia de comunicación, tal vez sea muy millennial, pero los negocios no sólo es tema de ganar likes, sino de convertirlos en tickets.

 

Y si contratas a alguien, busca que sean empresas de prestigio para que tengas mayor certeza de que harán bien su trabajo.

 

Con estas recomendaciones segura estoy que podrás potencializar mejor tu negocio y te evitarás dolores de cabeza innecesarios, así como recorrer dos veces el mismo camino y al final gastar más para componer los errores; de esta manera muy pronto serás un exitoso… UNIVERPRESARIO.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto