Lunes, 04 de Marzo del 2024
Martes, 23 Enero 2024 00:13

La política es cosa de jóvenes

La política es cosa de jóvenes Escrito Por :   Alexis Da Costa

La política necesita de los jóvenes, y los jóvenes necesitan de la política. La política necesita de la energía, la pasión, la rebeldía, la esperanza, la diversidad, la creatividad, la responsabilidad, la honestidad, la transparencia, la ética, la democracia, la justicia, la paz, la libertad, la igualdad, la fraternidad, la sostenibilidad, que los jóvenes pueden aportar.


 

La política no es solo cosa de viejos. La política es cosa de todos, especialmente de los jóvenes. Los jóvenes son el futuro de la sociedad, y tienen el poder de transformarla con sus ideas, su creatividad y su compromiso. Los jóvenes no pueden quedarse al margen de la política, sino que deben involucrarse activamente en ella, para defender sus derechos, sus intereses y sus sueños.

 

La política no es solo votar cada cierto tiempo, o seguir las noticias de los partidos y los políticos. La política es mucho más que eso. La política es participar, dialogar, debatir, proponer, colaborar, cooperar, exigir, fiscalizar, denunciar, innovar, crear, cambiar. La política es una forma de expresión, de comunicación, de acción, de transformación social.

 

La política no es solo cosa de los políticos. La política es cosa de la ciudadanía, de la sociedad civil, de las organizaciones sociales, de los movimientos ciudadanos, de las redes sociales, de los medios de comunicación, de las instituciones educativas, de las empresas, de las comunidades, de las familias, de los individuos. La política es una dimensión de la vida humana, que nos afecta a todos, y que todos podemos influir.

 

La política no es solo cosa de los adultos. La política es cosa de los jóvenes, que tienen mucho que aportar, que decir, que hacer, que mejorar. Los jóvenes tienen una visión fresca, crítica, innovadora, propositiva, solidaria, global, de la realidad. Los jóvenes tienen una capacidad enorme de adaptarse, de aprender, de crear, de colaborar, de comunicar, de usar la tecnología, de generar cambios.

 

La política necesita de los jóvenes, y los jóvenes necesitan de la política. La política necesita de la energía, la pasión, la rebeldía, la esperanza, la diversidad, la creatividad, la responsabilidad, la honestidad, la transparencia, la ética, la democracia, la justicia, la paz, la libertad, la igualdad, la fraternidad, la sostenibilidad, que los jóvenes pueden aportar. Los jóvenes necesitan de la política, para defender sus derechos, sus oportunidades, su educación, su empleo, su salud, su seguridad, su cultura, su ocio, su ambiente, su futuro.

 

La política es cosa de jóvenes, y los jóvenes deben hacer política. No solo desde los partidos, sino desde todos los espacios posibles. Desde las redes sociales, desde los medios de comunicación, desde las instituciones educativas, desde las empresas, desde las organizaciones sociales, desde los movimientos ciudadanos, desde las comunidades, desde las familias, desde los individuos. Los jóvenes deben hacer política con sus palabras, con sus acciones, con sus propuestas, con sus proyectos, con sus iniciativas, con sus soluciones, con sus desafíos, con sus sueños.

 

La política es cosa de jóvenes, y los jóvenes deben hacer política con la tecnología. La tecnología es una herramienta poderosa, que permite a los jóvenes informarse, comunicarse, organizarse, movilizarse, participar, incidir, transformar. La tecnología permite a los jóvenes acceder a más y mejor información, a expresar sus opiniones, a debatir con otros, a crear contenidos, a difundir mensajes, a generar redes, a construir comunidades, a impulsar causas, a resolver problemas, a mejorar la sociedad.

 

La política es cosa de jóvenes, y los jóvenes deben hacer política con la participación ciudadana. La participación ciudadana es un derecho, un deber, una oportunidad, una responsabilidad, una necesidad, una virtud, una fuerza, una forma de hacer política. La participación ciudadana permite a los jóvenes involucrarse en los asuntos públicos, en las decisiones colectivas, en las políticas públicas, en los procesos democráticos, en los proyectos sociales, en las acciones comunitarias, en las iniciativas ciudadanas, en las transformaciones sociales.

 

La política es cosa de jóvenes, y los jóvenes deben hacer política con la política. La política es el arte de lo posible, el espacio de lo común, el ámbito de lo público, el escenario de lo social, el campo de lo colectivo, el medio de lo humano. La política es la forma de construir la sociedad, de mejorar la convivencia, de garantizar los derechos, de satisfacer las necesidades, de resolver los conflictos, de generar el desarrollo, de alcanzar el bienestar, de lograr el bien común.

 

La política es cosa de jóvenes, y los jóvenes deben hacer política con pasión, con inteligencia, con compromiso, con ética, con democracia, con justicia, con paz, con libertad, con igualdad, con fraternidad, con sostenibilidad, con esperanza, con amor. La política es cosa de jóvenes, y los jóvenes son la política.

 

Google News - Diario Cambio