Martes, 16 de Enero del 2018
Miércoles, 10 Enero 2018 03:04

Entre traidores se entienden

Entre traidores se entienden Escrito Por :   David Peral Rodríguez

La liga política se tensó a tal punto de que AMLO no baja de las encuestas frente a un Pepe Meade francamente desencajado en esta contienda electoral y un Anaya que no levanta los ánimos de su voto duro –mucho menos del voto switcher– ni con la Bamba de Juan Zepeda.


Los encabezados de la prensa nacional eran contundentes. No cabía la menor duda de que algo andaba mal; de que el olor rancio de viejas fórmulas priistas se acercaba más. Su corazón –de piedra para esto tiempos– no daba signos vitales de algún resquicio de esperanza, sin embargo su cabeza y colmillos afilados le permitían revirar, golpes al timón y su barca política –y acaso su barca de libertad– se quedaba siempre indecisa por aquella costumbre intensa de la tecnocracia. Quizá en sus mejores tiempos lo llamarían chicanada, Quinazo o simplemente traición.

 

Lo cierto es que Manlio Fabio Beltrones por primera vez en su vida se ve a sí mismo amenazado, tanta amenaza tiene que se enfundó el traje sastre de un amparo y así intenta esquivar lo que puede resultar como la más grande de todas sus batallas ¿El rival? No podía ser otro, la paradoja de la política mexicana se vuelve a repetir. El rival de Manlio Fabio Beltrones se llama PRI y se apellida Peñanietismo.

 

Olvide usted las discusiones teatrales de la SHCP con Javier Corral. Las declaraciones con risas de fondo pronunciadas en la radio por Gustavo Madero. Los dimes y diretes de José Antonio González Anaya de la inflación, del ya tan famoso “sí pero no” con respecto al gasolinazo, de la estulticia de Hacienda para leer los periódicos y así establecer así un criterio para Chihuahua. Lo cierto es que este asunto radica en los problemas electorales que están teniendo ambos partidos (PRI-PAN) en esta elección.

 

La liga política se tensó a tal punto de que AMLO no baja de las encuestas frente a un Pepe Meade francamente desencajado en esta contienda electoral y un Anaya que no levanta los ánimos de su voto duro –mucho menos del voto switcher– ni con la Bamba de Juan Zepeda. Es tanta la preocupación por perder al elección y con esto el fuero, los negocios, las fuentes de poder y acaso un sueño transexenal que ya se habla de un ‘mega fraude electoral’. El tema aquí es que el arrastre de AMLO es tanto que las propias estructuras del PRI y del PAN se fugan con discreción a MORENA. El PRI y PAN se quedan sin piezas claves en el ajedrez político de esta nación, la arrogancia, soberbia, ineficacia y acaso su exceso de confianza los está llevando a una crónica de una derrota anunciada.

 

El sueño político del mesías tropical se puede hacer realidad, pareciera ser que todo le suma. MORENA es el resultado de un país que está cansado por la continuidad y los excesos. MORENA es el resultado de un hombre que buscó ser presidente hace años y sin pensarlo se convirtió en el hombre que marca la agenda política del país.

 

AMLO puede ser un peligro para México, pero la duda quema la piel de los curiosos ¿por qué los poderosos le temen tanto a AMLO? ¿Por qué todos quieren acabar con él? ¿Qué sabe? El odio es un sentimiento que va ligado intensamente al amor. Al tiempo.

 

comments powered by Disqus