Lunes, 18 de Diciembre del 2017

Antorcha incrimina a cura en asesinato del edil de Huitzilan

Antorcha incrimina a cura en asesinato del edil de Huitzilan
Miércoles, 11 Octubre 2017 16:59
Luisa Tirzo / @LuisaTirzo

José Martín Hernández es considerado sospechoso, luego que alentara a la comunidad a no someterse al occiso. El sacerdote fue cambiado de parroquia en 2015 debido a que el Arzobispado de Puebla consideró que su vida corría peligro tras haber sido amenazado por integrantes de la organización priista.



Hace cuatro años llegó a Huitzilan de Serdán el párroco José Martín Hernández Martínez. Desde su arribo logró la simpatía de la población indígena y el encono del que fue presidente municipal, Manuel Hernández Pasión y del movimiento Antorcha Campesina, por lo que desde entonces inició una lucha de poder.


Hoy el clérigo es señalado por el antorchismo como ‘sospechoso’ del asesinato de Hernández Pasión quien fue emboscado por hombres armados la tarde del martes en la carretera que conduce a Zacapoaxtla con Huitzilan, a la altura de Xochitlán de Vicente Suárez.


La intromisión del religioso en los asuntos del pueblo, desató el coraje del grupo antorchista en el municipio quienes lo acusaban de utilizar su sotana para ‘manipular’ a los habitantes en contra de su ‘lucha’ en la zona.


A pesar de que Hernández Martínez sólo estuvo dos años en la comunidad, Antorcha Campesina lo apuntó como uno de los sospechosos señalándolo de ‘caciques’ a él y al precandidato de Morena al Gobierno del Estado, Marco Alonso Aco Cortés. 


El cura fue amenazado por Antorcha


Hernández Martínez llegó a Huitzilan en el 2013 y en agosto del 2015 fue cambiado de parroquia debido a que el Arzobispado de Puebla consideró –en ese entonces– que su vida corría peligro porque había sido amenazado por integrantes der Antorcha Campesina. El sacerdote denunció que había recibido amenazas de muerte por parte de Hernández Pasión, y del grupo de ‘caciques’ que respaldaban al edil.


 Y es que desde su arribo a Huitzilan, el cura encabezó una campaña de activismo social en la comunidad alentando a los indígenas a no someterse al ‘desgobierno’ antorchista, y a protestar por las irregularidades que observaban. Los habitantes lo veían con buenos ojos porque a diferencia de su edil, él los apoyaba con despensas, alimentos y hasta medicamentos, según narraron a CAMBIO.


Al poco tiempo el sacerdote se alió con la Unión Campesina Independiente (UCI) encabezada por Alonso Aco Cortés –otro de los señalados como autores del crimen de Hernández Pasión.


El activismo de José Martín Hernández provocó el enojo del edil de Huitzilan y de sus grupos afines, quienes lo acusaron de intentar desestabilizar su gobierno y tratar de echar abajo varias obras tales como el Hospital Integral, barda perimetral en la escuela primaria Niños Héroes, entre otras.


Feligreses y medios locales aseguran que medio año antes de irse de Huitzilan de Serdán, el sacerdote fue atacado por el alcalde antorchista acompañado de un párroco de Zapotitlán de Méndez, quienes le exigieron salir de la iglesia y no regresar jamás.


Fue hasta el 17 de junio del 2015 en alusión al edil de Huitzilan, en dónde admite su miedo y lo señala como uno de sus enemigos;


“Estar consciente de que hay una bestia terrible con el propósito de destruirme, me obliga a tomar la actitud de un centinela, estar atento, despierto, vigilando, no puedo bajar la guardia, no me puedo dormir.


Nosotros como cristianos hoy, aquí, sabemos que Jesucristo es el Verdadero Sol de justicia; y que la oscuridad tiene muchos rostros y nombres. ‘Antorcha campesina’ es uno de tantos. Por eso caigo en la cuenta de que esta lucha no es contra seres de carne y hueso, sino contra el misterio de la iniquidad y sus fuerzas oscuras.


Jesús nos enseñó a pelear con las armas del amor. No es matando sino muriendo como vamos a ganar esta guerra, pues para un soldado de Jesucristo no hay victoria más grande que compartir la suerte de su Señor. La persecución, el destierro, la cárcel o la muerte”, se lee en la publicación del sacerdote. 


Velan restos del edil en su casa


Anoche los restos de Hernández Pasión fueron velados en su domicilio, luego de que fuera emboscado y asesinado por un comando armado. En la refriega perdió la vida el guardaespaldas del edil, de nombre Juventino Torres.


Hasta ahora la familia ha sido muy hermética y sólo Antorcha Campesina ha salido a dar una postura de los hechos. En el interior de la alcaldía hay incertidumbre porque no saben si el regidor de Gobernación Bartolomé Manzano Hernández o el suplente Martin Castillo de los Santos, asumirán la alcaldía.