Viernes, 20 de Octubre del 2017

Ahora, saqueatrenes contratan a halconcitos en Cañada Morelos

Ahora, saqueatrenes contratan a halconcitos en Cañada Morelos
Jueves, 12 Octubre 2017 03:24
Staff / Cañada Morelos

Los niños son equipados con binoculares y celulares con internet. Los menores fingen trabajar en terrenos de cultivo y advierten a sus jefes del arribo de elementos policiales y militares



Tezuapan comunidad de Cañada Morelos, se ha convertido en el nido de ‘niños halcones’ contratados por los líderes de las bandas de saqueadores del tren de Ferrosur que cruza en la zona y ha llamado la atención a nivel nacional por la forma organizada en que operan.


Los menores son equipados con binoculares y celulares con internet. Permanecen ocultos entre matorrales e incluso fingen trabajar en terrenos de cultivo. Al pasar el tren, no le quitan la vista para poder advertir a sus jefes del arribo de uniformados municipales, estatales e incluso del Ejército Mexicano.


Los ‘niños halcones’ se encargan de grabar vídeos y tomar fotografías que envían vía WhatsApp a los líderes, para que se aseguren de cuántos policías viajan a bordo.


Mientras tanto, los grupos de saqueadores se ocultan en casas aledañas a las vías férreas. Los líderes se encargan de poner las barricadas y al momento de detenerse el tren, decenas de saqueadores salen de sus escondites y comienzan a vaciar los vagones.


En cada robo llegan hasta 300 personas entre hombres, mujeres y menores de edad.


Los ‘niños halcones’ son contratados y su paga se da con mercancía que no supera los mil 500 pesos, la cual venden para obtener efectivo.


Según pobladores, los menores entre 14 y 17 años de edad son esparcidos en camionetas cerca de las vías férreas a varios kilómetros de distancia antes de llegar al punto donde espera el mayor número de gente para vaciar los vagones.


Personal de Ferrosur filtra información a El Bukanas


Fuentes informaron a CAMBIO que personal de la empresa Ferrosur filtra a los saqueadores el contenido de cada vagón, para que sepan cuáles atracar.


La información es facilitada a los sicarios del líder huachicolero ‘El Bukanas’ quien la canaliza a un grupo que se encarga de marcar los vagones con códigos, para que sepan en dónde se traslada línea blanca, electrónica, vinos y licores.


Una vez marcados los vagones, se les da aviso a los líderes de saqueadores en la zona de Esperanza y Cañada. Los ‘niños halcones’ avisan cuando el tren se acerca a la población, en ese momento colocan las barricadas y lo detienen.


Los saqueadores vacían los vagones marcados en un tiempo máximo de 40 minutos. Si les sobra tiempo, abren los que trasladan semillas o polietileno.  


Los asaltantes almacenan lo robado en bodegas y ahí llegan los ‘halconcitos’ para recibir su pago con mercancía, les dan productos que tienen un valor comercial de 1500 pesos y los menores los venden entre 600 y 800 pesos.

Loading...
Loading...