Domingo, 17 de Diciembre del 2017

Antorcha culpa a cura y a aspirante de Morena del asesinato de alcalde

Antorcha culpa a cura y a aspirante de Morena del asesinato de alcalde
Jueves, 12 Octubre 2017 02:39
Alberto Macías

Juan Celis afirma que la familia de Alonso Aco estuvo en contra de Manuel Hernández desde que asumió la alcaldía de Huitzilan. De acuerdo con el líder de la organización en Puebla, el párroco José Martín Hernández pronunciaba discursos políticos en las homilías dominicales en lugar de un sermón basado en evangelios.



Para Antorcha Campesina el cura José Martín Hernández Martínez y Alonso Aco Córtes aspirante a la gubernatura por Morena –a quien calificaron como cacique de Huitzilan de Serdán–, son los principales sospechosos del asesinato del presidente municipal Manuel Hernández Pasión, por lo que la organización exigió a la Fiscalía General del Estado (FGE) investigarlos.


En respuesta a las acusaciones de Antorcha, Aco Cortés no dudó en que hayan sido los propios antorchistas quienes acribillaron al edil.


En conferencia de prensa, Juan Celis Aguirre líder de la organización en Puebla acusó que la familia de Aco estuvo en contra de Hernández Pasión desde que asumió el cargo como presidente municipal en 2014, y “se opusieron a obras y le echaron a la gente en contra para desacreditarlo como presidente municipal. Hay muchos elementos y los vamos a recoger todos en concreto para que los expongamos más claramente”, señaló.


Sin pruebas Celis Aguirre acusó que el presidente municipal recibió en diversas ocasiones llamadas telefónicas para amenazarlo y presuntamente fue la familia Aco quienes con anterioridad militaban en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), por lo que señaló que estos son elementos que pueden aportar a la investigación.


No obstante, Juan Celis Aguirre advirtió que el párroco adscrito a la Arquidiócesis de Puebla, José Martín Hernández Martínez pronunciaba discursos políticos en las homilías dominicales en lugar de un sermón basado en evangelios como lo marcan las normas de la Iglesia Católica, hechos de los que hay grabaciones que presentarán ante la FGE, como elementos que aporten a la investigación.


Advirtió que se tienen las pruebas suficientes para determinar que son sospechosos de este homicidio en contra del edil quien, según él, aportó mucho a los habitantes de aquella zona y veló por el bienestar de la comunidad indígena.


“Fue una emboscada totalmente premeditada (…) Después le echaron a la Iglesia en su contra, no tenemos pruebas, pero tampoco creemos que esté desligado de este terrible asesinato, un curita que llegó a desestabilizar el municipio y que prácticamente se convirtió en un problema serio para el Ayuntamiento porque acusó de cosas totalmente falsas al compañero y utilizando el púlpito como tribuna política, de tal manera que los discursos de ese cura, que se llama Martín Hernández, no eran referente al discurso que obliga la Iglesia sino eran discursos políticos y todo siempre en contra del compañero y hay pruebas y grabaciones de eso”, apuntó.


Fueron los propios antorchistas: Aco


En su defensa el aspirante al gobierno por Morena, Alonso Aco Cortés no dudó que los propios miembros de Antorcha Campesina hayan atentado en contra del presidente municipal, ya que hay antecedentes de que se han atacado entre ellos y después ‘los convierten en mártires’.


En entrevista con CAMBIO, el líder del Consejo Ciudadano de Huitzilan rechazó “tajantemente cualquier insinuación en ese sentido, por lo demás las autoridades y los medios de comunicación ya deberían tener claro que es parte de su modus operandi: “en Huitzilan no sería el primer presidente municipal que es asesinado y que después resulta que hay señalamientos claros en contra de ellos que asesinan a uno de sus miembros y luego lo convierten en mártir”, señaló.


Ejemplificó que  el ex presidente municipal José de Ramírez Velázquez fue asesinado y los familiares señalan directamente a otro miembro antorchista, por lo que no dudó que se trate de un asunto similar.


Respecto a las acusaciones de que él es un cacique, Aco Cortés tachó de ‘ridículos’ estos señalamientos, pues aseguró que él y los miembros de la organización que encabeza realizan activismo social.