Ordena Huesca investigar actuación de Cáritas


Dice que nunca fue informado del donativo de la gestión dogerista


El arzobispo reveló que ya ha girado instrucciones al Patronato de la fundación de beneficencia para que convoque a una asamblea y presente un reporte al respecto


Olivia López Pescador

Notas Relevantes

Marinistas bloquean a consultor morenovallista

Celebran panistas asamblea fast track

Cuestiona Fraile “riqueza” de Marín

Eligen al Consejero mentiroso como presidente de Comaip

Armenta celebra opacidad del gobierno marinista

Nunca responsabilicé a Doger: Cid Monjaraz

Notas Relacionadas

Hay una andanada mediática en mi contra

Desmiente Saavedra a Lira

Hunden documentos la versión de Saavedra

Notas Anteriores

 

El arzobispo Rosendo Huesca y Pacheco reveló que nunca fue informado por parte de la Fundación de Beneficencia Privada Cáritas de Puebla, ni por el Ayuntamiento, sobre  la donación de los autos chatarra y equipo de oficina, de lo contrario hubiera detenido “moralmente” ese asunto, porque es una institución manejada por laicos.


Sin embargo indicó que aunque se trata de una asociación civil que opera con su propia estructura, por su “autoridad moral” como fundador de esta institución ya ha dado instrucciones al Patronato de Cáritas que convoque a una asamblea para examinar la situación y presente un reporte al respecto.


Después de reconocer que percibe una serie de errores en el asunto de los bienes donados, afirmó que se encuentra muy confundido por esta situación, sobretodo  por los documentos oficiales (publicados por Cambio) en donde se revela que Cáritas realizó la venta directa a la empresa Prestadora de Servicios Independientes o Generales, de los bienes que le donó  el Ayuntamiento de Enrique Doger. No obstante, dijo que no quiere pensar que hay algo más detrás de este caso.


Luego de la polémica que se ha suscitado por la donación de “autos chatarra”, equipo de cómputo y de oficina que efectuara la pasada administración municipal a Cáritas, Rosendo Huesca aprovechó su conferencia de prensa, para dar la cara, ya que dijo que no tiene nada que esconder en este asunto, porque la Iglesia Católica no tiene ninguna responsabilidad al respecto.


“Cáritas es una Fundación, por lo tanto es una asociación civil. No soy yo su presidente, ni soy miembro, soy su promotor, su padrino, su animador y su controlador de que opere bien. No dudo de dónde provienen los 200 mil pesos, lo que me extraña son  las noticias que han dado, de que hay vehículos relativamente recientes. Está bien, una vez que te regalan algo, tu puedes venderlo en lo que quieras, pero si estás trabajando en una institución que debe producir frutos para ayudar a los pobres, pues hay que sacar lo más que se pueda”.


Reiteró Rosendo Huesca que no tiene autoridad jurídica ni civil ante Cáritas, pero si autoridad espiritual y moral para hacerle algunas sugerencias al patronato.


Por su parte, Eugenio Lira Rugarcía, director de la Comisión Diocesana de Comunicación Social (CODICOS), tras dejar en claro que Cáritas no es la Iglesia, reconoció que no les queda claro cómo se llevó a cabo la donación de los bienes y cómo se vendieron, por ello monseñor está pidiendo una explicación al respecto.


Después de 26 años de estar operando Cáritas, a raíz de su apertura en el año de 1981, señaló el vocero de la Arquidiócesis que es la primera vez que tiene conocimiento de un “escándalo” de esta naturaleza, e indicó que al menos en los 10 años que tiene al frente de la comunicación de la Arquidiócesis nunca había escuchado de una donación de bienes que hubiera causado polémica.


Indicó que aunque el arzobispo no es miembro del patronato de la Fundación de Cáritas, pero debido a la naturaleza del donativo realizado por el pasado Ayuntamiento, la institución de beneficencia debió consultar este asunto. Por ello, esperan que una vez que se reúna el Patronato de Cáritas se realice una investigación a fondo de cómo se llevó a cabo la donación, la venta de bienes.


Por otra parte, recordó que este 5 de junio es el Día mundial del medio ambiente, por lo que confía que las personas conscientes de que el mundo es nuestra “casa”, sean agentes activos, pro-activos y creativos de una cultura que nos lleve a cuidar y mantener saludable nuestro ambiente y mares.

 


 
 
Todos los Columnistas