Friday, 13 de December de 2019


Las campañas negras no ganan elecciones.




Written by 

En los últimos días ha llamado la atención el escandaloso despliegue en las “campañas negras” que se han lanzado Tony Gali y Enrique Agüera, Enrique Agüera y Tony Gali.

Si bien es cierto son un factor a tomar en cuenta, las guerras negras han demostrado que no son decisivas en una puja electoral.

 

 

Como todo en la política, las campañas de lodo deben dosificarse, si no quieren correr el riesgo de “blindar” a su objetivo.

 

 

Es decir llega un momento en que es tan insistente, pero sobre todo tan repetitivo el fuego enemigo, que termina por “hastiar” al electorado.

 

 

Es frecuente que llegue un momento en que golpe, tras golpe, después de otro golpe lleguen a nulificar cualquier efecto.Las campañas negras llegan a ser repetitivas, redundantes y por lo tanto carentes de resultados.

 

Esto sucedió en la campaña presidencial de 2012 cuando las tropas de Andrés Manuel López Obrador y del movimiento “Yo Soy 132” hicieron de las redes sociales la gran línea ofensiva.

 

 

¿Hasta adonde llegó esa campaña de la izquierda contra Peña Nieto?

 

 

Llegó hasta su punto de partida. Los productores de los contenidos se convirtieron en sus mismos consumidores.

 

 

Es decir los grupos y “tribus” que generaban la campaña contra EPN se convirtieron en sus mismos lectores. Entre ellos mismos se “retuiteaban” y “compartían” en FB.

 

 

Pero llegó un momento en que la campaña dejó de ser atractiva para los grandes sectores del electorado.

 

 

El llamado voto switcher, el voto ciudadano, los “indecisos” cerraron la ventana, bajaron la cortina ante una campaña que una y otra vez repetía lo mismo: “Peña Nieto es pendejo”, el único argumento repetido… hasta el hastío.

 

 

Lo mismo está pasando en este momento en Puebla.

 

 

Las acusaciones de uno y otro lado son las mismas: enriquecimiento ilícito, propiedades inexplicables, familiares ostentosos, perfiles corruptos, empresas ocultas…

 

 

La sabiduría popular resume estas campañas negras en una sola frase: “el comal le dijo a la olla”.

 

 

Las campañas negras ya llegaron a su límite. No hay nada más que se puedan decir.

 

 

Salvo que salga un expediente desconocido, una verdadera bomba, todo está consumado.

 

 

La verdadera propaganda política fue la gran perdedora en este proceso electoral.

 

 

No hubo una propuesta de verdadera propaganda. La palabra “construir” de Tony Gali es tan inocua como la “ü” de Enrique Agüera.

 

 

No hay un slogan emblemático que merezca ser recordado, no hay una propuesta toral, no hay concepto que sacuda.

 

 

Ni una foto, ni una frase, un discurso o un cartel que merezca ser citado.

 

 

Simplemente son campañas huecas que no mueven, que no provocan.

 

 

Los propagandistas de ambos se concentraron en las “campañas negras”, mismas que a estas alturas ya no tienen que destruir, ni socavar.

 

 

Tanto Gali como Agüera ya quedaron “blindados”.

 

 

La elección en Puebla se va a decidir por las estructuras. No por las descalificaciones.

 

 

Aún sigue la batalla legal por la herencia de Socorrito Romero.

 

 

Hace unos días Darío Celis columnista de “Excélsior” y de “Imagen” abundó sobre la batalla legal que libran los herederos del emporio de Socorrito Romero, la legendaria empresaria de Tehuacán fallecida hace unos pocos años.

 

 

Lo que está en juego es una cifra de 100 millones de dólares.

 

 

Esto es lo que publicó “Excélsior” e “Imagen”:

 

 

“Se reparten en Puebla la fortuna de Socorro Romero Sánchez, la principal productora de huevo. Por Darío Celis”.

 

 

“Le platicaba tres meses atrás del conflicto legal por la sucesión de Socorro Romero Sánchez en Tehuacán, Puebla”.

 

 

“Se trata de quien fuera la principal persona física productora de huevo en todo el país.”

 

 

“Era dueña de la sociedad anónima Socorro Romero Sánchez y de Incubadora Mexicana, amén de contar con un imperio inmobiliario y participación relevante en los Hoteles Solaris, cuya fortuna se calcula en los 600 millones de dólares.”

 

 

“En pleno lecho de muerte su sobrina, Estela Romero Bringas, sus hijos Miguel Ángel y Alfonso Celis Romero, y su hombre de confianza, Noel Montes de Oca, celebraron una serie de actos tendientes a despojar a doña Socorro de su patrimonio amasado en 93 años de vida.”

 

 

“El 2 de diciembre de 2009, Socorro supuestamente otorgó un testamento público abierto ante la fe de Ramiro Rodríguez Maclub, el Notario Público 7 de Tehuacán, señalando como heredera universal a Estela Romero Bringas.”

 

 

“Asimismo se nombraron albaceas a los hijos de Estela, Miguel Ángel y Alfonso, y comparecieron como testigo Noel Montes de Oca y Efrén Marcos Garmendia.”

 

 

“Doña Socorro fallecería dos días después.”

 

 

“Pero el acta de defunción marca como causa de deceso una falla orgánica múltiple de tres días. Su médico de cabecera ha declarado ante las autoridades que doña Socorro estuvo inconsciente desde diez días antes de su muerte y en un estado de enajenación mental absoluto.”

 

 

“Ante esa duda, sobrinos que se consideraron con derecho a heredar iniciaron en marzo de este año acciones civiles para obtener el testamento que se acusa de apócrifo, y una vez obtenido éste, se entregó en abril para su análisis.”

 

 

“Un reconocido experto en grafología y grafoscopía, antiguo colaborador de la PGR concluyó apenas este mes que hoy termina que la firma que aparece al calce del testamento no corresponde a la de Socorro, lo que implica consecuencias civiles y penales en contra del notario.”

 

 

“Asimismo, de quienes evidentemente serían beneficiarios de la validez del testamento, esto es Estela Romero Bringas y sus hijos Alfonso y Miguel Ángel Celis Romero.”

 

 

“Ese mismo 2 de diciembre de 2009, se celebró una asamblea de accionistas de Socorro Romero Sánchez S.A. de C.V., en donde supuestamente doña Socorro, por conducto de Noel Montes de Oca, enajenó 30% de las acciones de su propiedad.”

 

 

“Los beneficiarios fueron Alfonso y Miguel Ángel Celis Romero y Efrén Marcos Garmendia.”

 

 

“Otra vez, el 2 de diciembre, en una asamblea diversa Socorro, representada por Noel Montes de Oca, volvió a enajenar el otro 70% de sus acciones restantes.”

 

 

“Y nuevamente los beneficiarios resultaron ser Alfonso y Miguel Ángel Celis Romero. Vale la pena mencionar que el poder que otorgó Socorro a Noel Montes de Oca lo protocolizó el mismo notario

 

 

Ramírez Maclub.”

 

 

“Es decir, todo se quedó en manos del mismo grupo. Para que se dé una idea, se calcula que ese 70% en acciones equivale a la friolera de 100 millones de dólares. El tema va a seguir dando de qué hablar.”

 

 

Vaya que sí.

 

 

Esto dará mucho de qué hablar. Y escribir.

 

 

Nuestro correo es el de siempre: [email protected] sin mx.

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus