Friday, 13 de December de 2019


Seguridad: el monstruo de Tony Gali




Written by 

Pese a toda la inversión que se señala. Por encima de la asesoría del general Oscar Naranjo Trujillo.Más allá de las enseñanzas de Facundo Rosas Rosas, es claro que el tema de la Seguridad Pública (junto con el de la pobreza extrema) son asignaturas pendientes en Puebla.

Ni siquiera los visitantes de la “Estrella de Puebla” se salvan de los cristalazos. Luego de darse una vuelta en la rueda de la fortuna se encuentran con el vidrio roto y la ausencia de sus pertenencias.

 

 

La Angelópolis atraviesa por la peor crisis en materia de seguridad.

 

 

Los motivos esenciales son la falta de mandos policiacos atingentes en el gobierno de Eduardo Rivera Pérez quien de plano ignora el clamor de los poblanos que ya piden tregua frente a esta delincuencia desbordada.

 

 

La Puebla de Lalo será recordada como la Puebla insegura, la de los asesinatos, los asaltos, los robos; los violentos allanamientos de morada, donde sujetos encapuchados (y otros sin capucha) se meten a los hogares de los poblanos a amordazar y maniatar a familias enteras.

 

 

Esa es la realidad cotidiana de esta Pueblayunquista que no ve, ni oye el clamor de los habitantes.

 

 

A lo largo de las actividades de entrega recepción que ha encabezado Tony Gali aún no se dibujauna estrategia, una ruta encaminada a recuperar la Puebla segura y tranquila.

 

 

Si Gali busca recuperar ese ambiente en primer lugar debe crear una policía local.

 

 

Los asesores extranjeros o fuereños no funcionan a la hora de aplicar modelos de seguridad, por una simple y sencilla razón: porque no están involucrados.

 

 

Gali debe buscar, seleccionar nuevos mandos policiacos que sean locales. Jefes policiacos que tengan esposa, hijos, hermanos, sobrinos en Puebla. Solo de esa manera estarán estrechamente identificados con los habitantes del municipio.

 

 

De otra manera solo vendrán como “observadores”, pero nunca se van a involucrar en la verdadera problemática.

 

 

Al mismo Tony Gali le conviene crear una estructura de Seguridad Pública propia. Sin duda el papel que desarrolle será su mejor carta de presentación en la ruta a Casa Puebla.

 

 

Si crea una versión local de Seguridad puede tener en la mano una valiosa baraja.

 

 

Pero la primera condición es la creación de un grupo local de mandos policiacos.

 

 

Como crear un nuevo grupo político, pero en su versión policiaca.

 

 

Gali aún no presenta sus cartas en materia de Seguridad.

 

 

Tiene la gran oportunidad de demostrar el tacto y la sensibilidad social que Rivera Pérez nunca probó.

 

 

La inseguridad es el gran monstruo. El que rara vez se muestra en las encuestas, el que parece imperceptible, el que no es mencionado en los discursos pero que está ahí presente en la vida cotidiana.

 

 

Ese será el gran monstruo al que Gali deberá enfrentarse. Y no ignorarlo como hizo Rivera.

 

 

Primer encontronazo: Moreno Valle-“Mostro” Alatriste

 

 

Y ahora vamos con otro “mostro”.

 

 

Desde sus tiempos como Secretario de Finanzas en el gobierno de Melquiades Morales, Rafael Moreno Valle siempre mostró un especial interés y una particular atención por Tehuacán.

 

 

Así fue como conoció a Álvaro Alatriste Hidalgo a quien le prodigó todas las posibilidades y recursos. Fue en el año 2001 cuando Moreno Valle envió a su ejército a Tehuacán. El llamado “Grupo Finanzas” se movió a la “otrora ciudad de las granadas”; Antonio Peniche García, Fernando Manzanilla Prieto, Marcelo García Almaguer, Luis Banck Serrato operaron la campaña para hacer a Alatriste alcalde.

 

 

Luego durante tres años se le entregaron abundantes recursos financieros.

 

 

Cuando Álvaro fue inhabilitado y procesado fue Moreno Valle quien lo protegió e hizo que la sanción marinista impuesta de doce años de inhabilitación quedara tan solo en seis años y medio.

 

 

Hay que decirlo con todas sus palabras: Moreno Valle tomó a Alatriste como a un hijo.

 

 

Pero en 2010 cuando esperaba que su criatura lo apoyara, pues resulta que simplemente nunca le contestó el teléfono. Operadores como Néstor Gordillo visitaban a Álvaro Alatriste y le decían: “el doctor siempre ha sido tu amigo, es momento que le correspondas…”

 

 

Pero la respuesta fue el silencio.

 

 

Hoy que la esposa de Álvaro Alatriste prestó su credencial de elector para que la registraran como candidata a la presidencia municipal, Ernestina Fernández es alcaldesa “de jure”, pero su marido lo es de facto.

 

 

El pasado martes 10el gobernador Moreno Valle Rosas visitó la ciudad de Tehuacán.

 

 

Y ahí le dijo a uno de los colaboradores de Alatriste: “la señora (presidenta electa) se está durmiendo en sus laureles”.

 

 

Posteriormente en su mensaje formal ante los micrófonos el gobernador aseveró:

 

 

“No hemos tenido la oportunidad de que la presidenta electa asista a las diversas capacitaciones que ha dado el Gobierno del Estado, y que tampoco esté presentado los proyectos”.

 

 

Y anunció que Tehuacán perdió un proyecto de 90 millones de pesos, por la cerrazón y la negativa de la alcaldesa electa.

 

 

El mensaje fue claro. Con la pareja Alatriste no hay acercamiento.

 

 

Ni lo habrá.

 

 

Ya nada queda de aquella vieja relación.

 

 

Como siempre estamos a sus órdenes en [email protected], sin mx.

 

 

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus