Thursday, 26 de November de 2020


7 de julio: la pulverización del PRI




Written by 

Las razones por las cuales el doctor Enrique Agüera Ibáñez fue derrotado, fueron motivo de análisis en esta “Cúpula” desde hace semanas.

Sin reservas, nuestro diagnóstico arrojaba una catástrofe para el tricolor. Sostuvimos que el abandono federal era el eje de la derrota de Agüera.

 

 

Mientras detrás de Tony Gali se movía todo un aparato gubernamental que sin disimulo apoyaba a su candidato, a las espaldas de Agüera solo había una docena de puñales tricolores dispuestos a clavarse.

 

 

Siempre sostuvimos que el PRI frívolo y desaseado de Fernando Moreno Peña y Pablo Fernández del Campo arrojaría deplorables resultados para ese partido.

 

 

Sobre esa dupla siempre pesará la sombra de la venta de candidaturas; una hipótesis que publicó Zeus Munive en “Periódico Central” y que a lo largo de toda la geografía poblana obtuvo fuertes evidencias que lo corroboraron.

 

 

Todo indica que la venta de candidaturas priístas fue una práctica usual en esta contienda.

 

 

El desaseo, la falta de operación política, las grandes omisiones de los nefastos almirantes Moreno Peña y Fernández del Campo fueron la base de la catástrofe.

 

 

Luego vendría el gran teatro de las simulaciones por parte de la élite priísta. Siempre apuntamos que los principales interesados en que Agüera perdiera eran Blanca Alcalá Ruíz, Jorge Estefan y Juan Carlos Lastiri. Y los resultados así lo ratifican.

 

 

Pero el factor toral fue el abandono del gobierno federal, el gran ausente el 7 de julio.

 

 

Enrique Agüera fue seducido por el halo triunfador de Peña Nieto y creyó que “la imagen presidencial” sería una especie de tabla de surf sobre la cual sortear cualquier ola.

 

 

Nada de eso ocurrió. Rodeado de tahúres, el ex Rector hoy sabe que perdió una flor imperial, por un “par de sietes”.

 

 

Nadie lo obligó a dejar la BUAP, nunca lo arrinconaron o presionaron. Fue él solo y su vanidad los que determinaron su postulación.

 

 

Hoy sabe que dejar la Universidad fue un grave y craso error.

 

 

En la tienda de enfrente el gobernador Rafael Moreno Valle se mantiene con la aureola del estratega invicto.

 

 

En Puebla capital, en la mayoría de los distritos y cabeceras municipales quedó de manifiesta su operatividad.

 

 

El PRI solo pudo mantener los distritos de Tepeaca, Tehuacán Sur y Ajalpan. El resto, un gran bloque de 23 distritos pertenecen a Puebla Unida y su comandante en jefe.

 

 

Una victoria apabullante.

 

 

Luego del domingo 7 de julio el PRI poblano queda pulverizado.

 

 

Después de la derrota de Javier López Zavala, esta representa la segunda catástrofe para el Revolucionario.

 

 

Quienes traicionaron a Agüera no se dan cuenta de que están cavando su propia tumba política. Un PRI pulverizado a nadie sirve.

 

 

Si algún día Blanca Alcalá, Jorge Estefan o Juan Carlos Lastiri llegan a la tan anhelada gran candidatura, se encontraran que ya no hay priismo con el cual trabajar.

 

 

Que la base tricolor fue mermada, menoscabada durante varios procesos electorales por los mismos profesionales de la traición.

 

 

El PRI poblano se aproxima a convertirse en un equivalente del tricolor del Distrito Federal: una fuerza inocua e insulsa.

 

 

Estamos presenciando la pulverización del tricolor. Y señalamos directamente a los autores de esta obra de demolición.

 

 

Las dos derrotas del morenovallismo

 

 

Pero no todo fue miel sobre hojuelas. No fue un paseo dominical. El morenovallismo también sufrió un par de severos reveses.

 

 

Pese a que el aparato estatal se volcó en dos regiones específicas los resultados fueron magros para los candidatos ungidos por el dedo de Los Fuertes.

 

 

El primer caso se registró en Tehuacán donde durante meses se planchó la candidatura de René Lezama Aradillas ex edil, ex legislador y ex delegado federal de Sedesol.

 

 

El morenovallismo envió a un grupo de “estrategas en comunicación” para crear un “halo triunfador” sobre Lezama.

 

 

En la otra esquina, como siempre lo apuntamos el candidato “de facto” fue Álvaro Alatriste Hidalgo mejor conocido como “El Mostro”, quien llevaba como candidata “de jure” a su esposa Ernestina Fernández Méndez quien solo prestó el nombre para que apareciera en las boletas.

 

 

El pasado martes 25 de junio en esta “Cúpula” publicamos:

 

 

El TEPJF emite un revés que en nada preocupa a Álvaro Alatriste

 

 

Al mediodía del viernes 21 el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratificó en sesión pública que el aspirante a la alcaldía de Tehuacán Álvaro Alatriste efectivamente está inhabilitado para ocupar una candidatura, cargo de elección o función pública.

 

 

Empero, esto en nada preocupa al archifamoso “Mostro”.

 

 

Alatriste ya es el candidato “de facto”, quien camina por las colonias, abraza a las madres solteras, carga a los niños, toma las manos de los ancianos; quien habla frente a los ciudadanos. En ocasiones su esposa lo acompaña.

 

 

En Tehuacán se libra la batalla entre un neo morenovallista llamado René Lezama Aradillas y el ex morenovallista Álvaro Alatriste.

 

 

Se trata de una contienda de pronóstico reservado.

 

 

No nos equivocamos. La batalla quedó en una diferencia de tan solo 2 puntos porcentuales; un cierre cardiaco.

 

 

La otra derrota del morenovallismo fue Laura Escobar en Ciudad Serdán adonde también se volcaron recursos sin límite.

 

 

Empero la señora nunca pudo penetrar en los grandes sectores del electorado de Chalchicomula de Sesma.  Era recibida, pero no aceptada; la saludaban pero no la digerían; la tenían que recibir en sus hogares porque llegaba con la tarjeta de ser “la hija preclara del régimen”, pero le negaban la mirada.

 

 

A la hora de las urnas el voto es secreto. Y ahí nada puede hacerse. Los sanandreseños le negaron el sufragio.

 

 

Laura Escobar recibió 4,163 votos en tanto que su adversario Juan Navarro de la coalición 5 de Mayo obtuvo 8,608. Una derrota de dos a uno. Es la segunda derrota de Escobar en su propia tierra.

 

 

No. De ninguna manera fue un paseo dominical.

 

 

Estamos a sus órdenes en [email protected]

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus