Tuesday, 26 de March de 2019


La batalla de Puebla versión 2013




Written by 

A casi una semana de que comenzaron formalmente las campañas por la presidencia municipal de Puebla, ya hay una tendencia clara en las preferencias de los electores capitalinos.

El candidato de la Coalición Puebla Unida ha tomado ventaja y amenaza con despegarse de manera casi irreversible. Lo extraño de la situación es que halla ocurrido tan pronto, nosotros esperábamos una contienda más pareja que comenzara a definirse hasta junio y no en la primer semana de campaña.

 

 

Ya habíamos anticipado desde hace algunas semanas que el candidato del PRI, Enrique Aguera, terminaría por ofrecer poca resistencia a la coalición conformada por el PAN, PRD, PANAL y Compromiso por Puebla, debido a los altos niveles de rechazo al tricolor, el recuerdo de Mario Marín, la falta de experiencia del candidato y sus antecedentes que lo hacen vulnerable. Jamás imaginamos que la campaña del hoy priísta resultara tan mal planteada desde el comienzo. Los estrategas olvidaron utilizar las fortalezas para combatir las debilidades, una afirmación de Perogrullo, pero en este caso es una verdad que molesta y hasta ofende el sentido común.

 

 

La imagen de campaña presenta a un Agüera que nadie conoce. Es más, parece que deliberadamente escondieron al rector y sacaron al artista. Una versión poblana de “Palazuelos sesentero” que genera desconcierto y rechazo entre los electores. El mensaje de la campaña tampoco es claro o por lo menos eficaz. El saldo de este arranque es un crecimiento marginal de 0.8 por ciento en las preferencias y de 7 por ciento en el rechazo de votos, lo que demuestra un claro fracaso en la estrategia de campaña.

 

 

El único acierto hasta el momento, deliberado o fortuito, fue el hacer perder la cordura al candidato Tony Gali en la Universidad de las Américas. Si alguien del equipo de campaña priísta lo planificó y lo ejecutó, resultó una lección de inteligencia política de la que tendrá que sacar grandes lecciones el candidato de Puebla Unida. A esta hora ignoramos los efectos de tal desplante en la imagen de Gali Fayad pero pronto podremos verificar si es que impactó en el ánimo y las preferencias de los poblanos.

 

 

Hasta aquí nuestro comentario sobre la campaña de Enrique Agüera. Suponemos que tiene un abanico de empresas encuestadoras, asesores y estrategas altamente calificados que podrán darle consejos para resucitar su campaña. Ante tanta inteligencia, experiencia y capacidad, nuestras palabras podrían resultar modestas, por eso las guardamos.

 

 

La campaña de Tony Gali está mejor planteada que la de su adversario. Utiliza su fortaleza que son las obras y la coloca como el eje de comunicación: “Construyendo el Futuro”. Es simple y por lo tanto eficaz, nada del otro mundo, pero suficiente para comunicar mucho con pocas palabras. El hombre retrata bien, sin poses ni muecas forzadas. La línea de comunicación gráfica de Puebla Unida consigue comunicar la idea de que sus candidatos se sienten bien en contacto con los ciudadanos, los escuchan y les importan. Este mensaje de calidez crea empatía con una parte del electorado, para la otra parte están las obras realizadas, las propuestas y los compromisos.

 

 

El saldo de este arranque para la campaña de Tony Gali es de un crecimiento de 4.9 por ciento en las preferencias, mientras que el rechazo a su candidatura solo ha crecido 2 por ciento. Nada mal para una semana de campaña.

 

 

Nos llama poderosamente la atención el grado de involucramiento de los poblanos en la elección a poco menos de dos meses de que ésta ocurra. En las elecciones intermedias de 2007 ocurría una situación muy diferente a la que estamos observando en 2013. Hoy estimamos que un 60 por ciento de los electores están muy pendientes de las campañas lo que nos lleva a suponer que la participación será mayor al 42 por ciento de 2007 y al 44 por ciento de 2001 de sus respectivas listas nominales. La historia electoral nos indica que a mayor participación en la capital la oposición al PRI resulta beneficiada.

 

 

Por otra parte, quiero manifestar el agradecimiento de quienes trabajamos en MAS DATA al periódico CAMBIO y a su Director, Arturo Rueda, por confiar en nuestra empresa. Estamos trabajando con dedicación y esmero para brindarle datos confiables a los lectores del periódico, sabemos que hay mucho más en juego que solamente un tracking electoral. Tanto a CAMBIO como a MAS DATA nos importa el prestigio de nuestras empresas y el conservar la confianza de la gente. A las encuestadoras nacionales que presentan datos distintos a los nuestros solo les decimos que notros, en Puebla, jugamos de local y aquí nos vamos a quedar, por eso cuidamos la plaza.

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus