Saturday, 05 de December de 2020

Los 20 minutos de recorrido en la Ruedota

Martes, 23 Julio 2013 03:04
La Estrella de Puebla nunca deja de girar en la zona de Angelópolis. El costo de 30 pesos —y de 50 para los VIP— para subirse ofrece conocer a detalle el estacionamiento y el techo de la plaza comercial Angelópolis.
  • Osvaldo Macuil Rojas



La polémica rueda de observación, bautizada como la Estrella de Puebla, comenzó a girar y a ofrecer las postales de la vista área de la Angelópolis y su zona metropolitana, lejos de los innumerables templos y casonas del Centro Histórico, catalogados como patrimonio cultural de la humanidad.



El costo de 30 pesos —y de 50 para los VIP— para un recorrido de 20 minutos, ofrece, de entrada, conocer a detalle el estacionamiento y el techo de la plaza comercial Angelópolis.



El lento avanzar de su rotación para llegar al punto máximo de 80 metros de altura, permite mantener la atención en los vehículos que circulan sobre la avenida Atlixcáyotl, o de las personas que comienzan a ingresar a las plazas comerciales y demás negocios de la zona, así como al Centro Integral de Servicios (CIS).



En un paseo en la atracción para medios de comunicación, se comprobó que paulatinamente comienzan a aparecer los “rascacielos” que rodean la zona de mayor plusvalía del estado, y con mayor detenimiento se aprecian fraccionamientos y unidades habitacionales.



La estructura está compuesta de 54 góndolas, cuatro de ellas catalogadas como VIP. El precio del viaje será de 30 pesos, mientras que el de "lujo" será de 50, precios que comenzarán a aplicarse hasta el próximo 1 de agosto, pues en los primeros días el servicio será gratuito.



Con brújula en mano se puede detallar aún más la “diversidad” de la vista que ofrece la rueda. Al sur, aparece el centro comercial Angelópolis, y se puede disfrutar de su gran estacionamiento y del techo; una vez que se elevan las góndolas, se observan las torres JV y la salida al municipio de Amozoc.



Al este, el CIS, una de las obras insignias del morenovallismo se roba la atención, pero la elevación permite que lo olvides rápidamente, pues a lo lejos y en miniatura, irradia el atractivo principal de Puebla —catalogado así por la mayoría de los visitantes— la catedral.



Al norte se observan los alrededores de la 31 y 25 Poniente y detrás de ellos, a lo lejos, se aprecia el cerro de La Paz con las antenas de las televisoras locales.



Al oeste, el clima nublado no permitió presenciar la postal prometida de la pirámide de Cholula y los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, por lo que los asistentes se tuvieron que conformar con un fraccionamiento que a lo lejos se veía.



El final del recorrido no podía dejar de ofrecer la misma vista “impresionante” de los 18 minutos previos. La fachada de una plaza comercial más, plaza Millenium y la isla de Angelópolis.

Rate this item
(0 votes)
Last modified on Martes, 23 Julio 2013 10:24