Saturday, 15 de May de 2021

Los 10 losers más grandes de Puebla en el 2013

Viernes, 27 Diciembre 2013 20:40
Los comicios intermedios del pasado 7 de julio fueron parteaguas para que la mayoría de estos personajes fueran desterrados de la política local, además la aprobación de la reforma energética echó por la borda carreras políticas
  • Gerardo Ruiz



La política en Puebla vivió uno de los procesos electorales de menor calidad en su historia. Los comicios intermedios del 7 de julio estuvieron caracterizados por las campañas negras y la falta de propuestas de calidad. El debut de muchos personajes y el regreso de otros marcaron el 2013 al circo de la política en Puebla. Aquí te dejamos una lista con personas que brillaron no por su capacidad política ni eficiencia en la administración pública o por sus victorias electorales, sino por sus desafortunadas prácticas durantes los 365 días de año.





Pablo Fernández del Campo



El payaso de las cachetadas del PRI, Pablo Fernández del Campo ha sido “culiempinado” por todos los “peces gordos” del PRI; Doger, Zavala y hasta Blanca Alcalá se han reído de cada una de las decisiones al frente del tricolor desde su arribo en noviembre del año pasado. La capacidad política del líder del priismo poblano se vio expuesta en las elecciones del 7 de julio, Fernández del Campo condujo al partido a la peor derrota en su historia. Eso sí, Pablito se autopremió por adelantado y se agandalló la primera posición de las diputaciones plurinominales, por lo que nos lo tendremos que chutar en el Congreso por 4 años 8 meses. Al interior del PRI lo conocen como “El Chepo” Fernández del Campo.





Fernando Moreno Peña y el cártel de Colima



Desembarcó al estado con un historial de ganador de elecciones. Alumno con honores de las viejas prácticas del “mapachismo” priista. El capo del cártel de Colima se caracterizó por bravuconadas hacia el gobernador Rafael Moreno Valle, sin embargo el día de las elecciones del 7 de julio el ex gobernador de Colima sólo se robó una urna, que se rumora sirvió para esconder el dinero que cobró por las candidaturas que vendió a los priistas.





Enrique Agüera Ibáñez



Tal vez fue el debut más esperado en la política poblana. Se gastó su última carta de cara al cierre de su rectorado en la máxima casa de estudios del estado y fue “el gallo” del PRI para pelear contra Antonio Gali Fayad. En las campañas no sólo fue exhibido por su riqueza ilícita, también su mamá, hermanos e hijas resultaron embarrados por su Extraordinary Life. Entre lágrimas aceptó la derrota del 7 de julio y para olvidar la humillación organizó un “bodorrio” y se fue de luna de miel al Caribe mexicano. Ahora se dice que será el relevo de Pablo Fernández del Campo.





Mario Riestra Piña



Gracias a Selene Ríos, autora de Dios en el poder, conocimos un nuevo verbo: arriestrarse, vocablo utilizado para definir a los diputados genuflexos que ocupan su curul para aprobar cuanta iniciativa se les presenta, en especial las enviadas desde Casa Puebla. El próximo secretario general del Gobierno tonygalicista asumió la presidencia del Congreso local de manos de Edgar Salomón Escorza, algo no tan difícil de superar, sin embargo en el tercer periodo de sesiones ninguna iniciativa fue aprobada por unanimidad. El panista fue regañado por el gobernador Moreno Valle y tuvo que corregir la reforma a la Ley Estatal del Agua. Durante la penúltima sesión del pleno, a Riestra lo dominaron los diputados del PRI y de Nueva Alianza.





Juan Manuel Vega Rayet



El regreso de Juan Manuel Vega Rayet a la política de Puebla fue promisorio, de mano de Juan Carlos Lastiri, fue designado como delegado federal de la Sedesol en marzo de este año. Se rumora que en su oficina de la 2 Sur en Huexotitla han empezado a llegar los funcionarios que quieren saber su futuro. Como “El Brujo Mayor”, el marinista pronosticó en un audioescándalo la “putiza” que se le venía al PRI en las elecciones del 7 de julio. Eso sí, lo hizo, según él, meses antes de asumir la delegación. Ahora Vega Rayet sale en las fotos muy acompañado del arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, y Juan Carlos Lastiri, repartiendo latitas de atún a los pobres.





Damián Hernández



El operador político del agüerismo, Damián Hernández Mández, fue consagrado como el todo poderoso director de la DAGU de la BUAP y al menor soplo del nuevo rector Alfonso Esparza Ortiz, su imperio se derrumbó: su dirección fue desaparecida y tuvo que sacar “sus chivas” en cajas de huevos. Hoy el futuro del también conocido como el “Milaneso” es incierto, aunque tal vez su currículo sea enviado a la dirigencia estatal del PRI para continuar sus andanzas bajo las ordenes de Enrique Agüera.





Edgar Salomón Escorza



El líder del Congreso en el 2012 aprobó todas las iniciativas del gobernador Rafael Moreno Valle, pese a su militancia priista. Sin mayor recato, aparecía en fotos con el mandatario y presumía “esa estrecha amistad” que lo abandonó el 7 de julio. En reuniones Edgar Salomón aseguraba que el panista “le debía” la alcaldía en San Martín Texmelucan, sin embargo fue rebasado por un desconocido candidato del PT y la maquinaria de las candidaturas comunes. El diputado local regresó como perdedor a su curul con la bandera de la oposición desplegada y se ha caracterizado durante las últimas semanas por despotricar en contra del morenovallismo. Ahora ni sus calcetines rosas con azul ni sus zapatos Prada de Las Vegas lo salvan de su dolor.





Vendepatrias wanna be



Tal vez recuerden a Blanca Alcalá, Javier Lozano, Enrique Doger y a Javier López Zavala por películas como “Yo aprobé la privatización de Pemex” o “Nosotros los pobres, ustedes los vendepatrias”. De acuerdo a las encuestas de Mas Data, estos políticos dilapidaron sus carreras políticas durantes el último mes del año. Estos senadores y diputados poblanos son los responsables de que a partir del 2014 las cocas, los gansitos, la gasolina y la luz, cuesten más. Sólo apréndanse bien los nombres en las elecciones del 2016 y 2018, porque seguro los veremos en las boletas.





Bernardo Huerta Couttolenc



Como sabemos que al secretario de Transporte le gusta eso del idioma francés, pues tal vez entienda mejor la palabra échec (fracaso) para definir lo que sucedió con el teleférico y la ruedota de la fortuna. Después del calvario que sufrió por el arranque del RUTA en el 2012, a Bernardo Huerta le llegó su oportunidad de reivindicarse con el morenovallismo cuando se le encomendó la construcción del teleférico. Sin permisos del INAH “se echó” la Casa del Torno y la pesadilla comenzó, el final abrupto del transbordador poblano terminó por corregir el trazado original y ahora veremos los calzones lavados de los vecinos de Las Maravillas, mientras que la Estrella de Puebla sólo tuvo veinte días de novedad y ahora no se suben ni los funcionarios estatales.





Mario Marín Torres



Desterrado de Puebla, “El góber precioso” fue a buscar suerte a Apizaco, Tlaxcala, como el operador político y padrino del ex torero y candidato del PRI, Rafael Ortega. Mario Marín despertó como ganador el 8 de julio con una diferencia de siete votos, sin embargo dos meses más tarde el TEPJF le retiró el triunfo a Ortega Blancas y se lo dio al panista Jorge Luis Vázquez. Durante el 2013 Marín fue ignorado en la repartición de las delegaciones federales, en los comicios intermedios no pudo colocar a ninguno de sus candidatos y ahora nadie lo quiere como delegado general del CEN, la plaza de Quintana Roo se la ganó Ulises Ruiz y en Oaxaca ya lo esperan los maestros de la APO para cobrar los pendientes que dejó “El góber horroroso”.




 

Rate this item
(4 votes)