Wednesday, 19 de June de 2024


Miguel Barbosa: el terreno de las posibilidades




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
Aunque la gran mayoría de los medios de comunicación poblanos omitieron o marginaron la nota, lo cierto es que la toma de protesta de Miguel Barbosa Huerta como Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República tiene implicaciones relevantes para el futuro de la entidad.

Hasta donde se sabe Barbosa es de los pocos poblanos que ha logrado escalar de manera vertical en la escena política nacional por méritos propios. Bartlett Díaz, Lozano Alarcón, entre otros hicieron carrera desde la cúpula nacional, es decir desde el mismo Distrito Federal y su maraña de dependencias.

 

 

Pero Barbosa fue saltando (como en una carrera campo traviesa) desde Tehuacán hasta el Senado de la Republica. Y lo hizo sin padrinos, sin grupos, sin patrocinadores.

 

 

Su relación con el grupo de “Los Chuchos” que encabezan Jesús Ortega y Jesús Zambrano fue efímera y fútil.

 

 

Cuando “Los Chuchos” quisieron mandar y ordenar a Barbosa como si fuera un empleado, simplemente recibieron de manera textual la siguiente respuesta: “Soy su amigo, no soy su lacayo”. Y ahí terminó una relación de tres años.

 

 

Empero hay relaciones que son más firmes. Tal es el caso en concreto del cordón político que une a Barbosa con el gobernador Rafael Moreno Valle, alianza que data del sexenio de Melquiades Morales Flores, cuando el hoy ejecutivo era titular de la Secretaria de Finanzas.

 

 

Desde entonces existe una amistad que quedó de manifiesto hace unos días cuando Barbosa recurrió a un video para subir su participación en el “Ice Bucket Challenge” y retó a su “amigo Rafael Moreno Valle, el gobernador de Puebla”.

 

 

Hay que decir que hasta el momento el mandatario poblano no ha dado respuesta para arrojarse encima un cubetazo de agua fría. Pero el hecho de que Barbosa se refiera así a Moreno Valle, en calidad de “amigo”, con la confianza para invitarlo a un juego público, nos habla de la cercanía que existe entre ambos.

 

 

Y es que Barbosa tiene un objetivo bien trazado y definido: ser gobernador de Puebla. Y aunque la prensa poblana lo minimiza y piensa que busca el cargo de 18 meses, está equivocada.

 

 

Barbosa busca la gubernatura de seis años y para eso va a recurrir lo mismo a sus alianzas con los agentes de Los Pinos, léase Enrique Peña Nieto y Aurelio Nuño Mayer, que con el gobernador poblano.

 

 

¿Cuáles son las posibilidades reales de Miguel Barbosa?

 

 

Son las mismas que tenía cuando era dirigente del PRD en Puebla de llegar a ser Senador y posteriormente líder de la Cámara Alta.

 

 

Para Moreno Valle el rol de Miguel Barbosa es vital; representa la posibilidad de un Plan B que le garantice una salida decorosa cuando el PRI de Peña Nieto se lance en su contra y cuando las circunstancias sean desfavorables para colocar a Tony Gali en la línea de sucesión.

 

 

Cuando desde los Pinos se imponga un veto a sus intenciones sucesorias (lo cual claramente sucederá), Miguel Barbosa Huerta puede ser la última oportunidad para no entregarle Casa Puebla a su odiado PRI.

 

 

Ya veremos.

 

 

Como siempre estamos a sus órdenes en cupula99@yahoo.com, sin mx.

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus