Thursday, 25 de April de 2019


Debacle y esperanza: perspectivas rumbo al 2015




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
Apreciado y generoso lector, con esta entrega de Cúpula cerramos el año 2014. Desde este espacio hicimos un análisis de los grandes debates del año que concluye.

Sin duda Puebla quedará marcada por los episodios violentos de Chalchihuapan y los sucesos sociales y políticos que de ahí se desprendieron.

 

En tanto que México se convulsiona por los crímenes de Iguala, Guerrero.

 

Ambas lecturas no son ajenas, ni distantes.

 

Estamos frente a un Estado que ha perdido el contacto con sus gobernados; que se desenvuelve en una realidad ajena, distante, distinta.

 

Y son los propios ciudadanos quienes así lo expresan. 2015 es el año de las redes sociales, las grandes protagonistas de estos 12 meses que se cierran.

 

Facebook y twitter son la nueva plaza pública, el lugar donde conviven el acaudalado y el proletario; el académico con dos doctorados y aquel que solo pudo terminar la primaria; la indignada mujer septuagenaria y el adolescente rebelde.

 

Esta nueva plaza virtual nos muestra el sentir, el pensar de los grandes sectores de la sociedad mexicana. Y aquí es donde claramente percibimos que gobernantes y gobernados viven en realidades distintas,

 

Que lo mismo en Casa Puebla que en Los Pinos están hablando un lenguaje que no entienden los ciudadanos de Teziutlán o de Coahuila.

 

La gran crisis es esa, la de incredulidad, la desconfianza, el recelo social. Un fenómeno que ningún programa, ni presupuesto pueden paliar. El pueblo dejó de creer en sus gobernantes; lo mismo en la mixteca poblana, que en la huasteca potosina.

 

Son tres las grandes crisis: la inseguridad en la que el pueblo vive bajo el fuego de los criminales, ante un estado omiso e incompetente.

 

La segunda crisis es la económica. La inflación, la carestía desbordada que se refleja en la microeconomía familiar, donde cada vez que se llega al mercado el monedero resulta insuficiente. Las amas de casa no entienden de las medidas de emergencia que anuncia Luis Videgaray Caso, pero saben que su dinero vale menos cada semana.

 

Y la tercera gran crisis es la que flagela al Estado en sus tres niveles; municipal, estatal y federal: el repudio, el desprecio, la condena social.

 

Aún no se presentan los estudios demoscópicos rumbo a las elecciones intermedias de 2015, pero es evidente que un garrafal abstencionismo se presenta como el gran fantasma.

 

Los análisis previos anticipan una debacle en la votación tricolor y una catástrofe en el sufragio perredista. Tal vez solo el PAN pueda mantenerse al margen del desastre.

 

Pero sin duda 2015 será la gran oportunidad de MORENA para posicionarse rumbo a las elecciones presidenciales de 2018.

 

Es claro que López Obrador usará el 2015 como el trampolín, el resorte que impulse su proyecto. Y la lógica ciudadana indica que tendrá la confianza de grandes sectores.

 

El pueblo mexicano ya votó por la alternancia que prometía “el cambio”, 12 años de gobiernos albiazules llevaron al país a una tragedia inenarrable.

 

Se esperaba que el retorno del PRI devolviera a la nación aquella trivial, pero aceptable estabilidad que brindó durante 70 años. Pero solo volvió un remedo, una caricatura grotesca de aquel viejo “partidazo”.

 

Hoy en la antesala de un verdadero y urgente cambio, solo la izquierda lopezobradorista se erige como una auténtica opción. Es poco, muy probable que sus enemigos, todo el resto de la partidocracia lo deje pasar.

 

Pero al fin y al cabo este país fue construido por hombres que se atrevieron a desafiar lo imposible y a remar en las aguas de lo improbable.

 

Por último apreciado y generoso lector solo nos resta decirle gracias por el favor de su compañía en este 2014. A usted debemos nuestro único compromiso, usted es nuestro único juez.

 

Un fuerte abrazo en estas fechas y deseamos que la armonía viva en el seno de sus respetables familias. Muchas felicidades.

 

Nos vemos en el 2015.

 

Lo prometemos.

 

[email protected]

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(1 Voto)
comments powered by Disqus