Monday, 24 de June de 2024


Mario Rincón y las futuras décadas de Tehuacán




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
Vayamos a hacer un recorrido por el interior del estado.

La ciudad de Tehuacán es una de las más grandes de la entidad.

 

 

Pese a la crisis que golpea a todo el país Tehuacán permanece como un destacado polo industrial y comercial.

 

 

Sin embargo todo esto puede desplomarse en la próxima semana y la otrora “ciudad de las granadas” puede caer en una inmovilidad económica de por lo menos dos décadas.

 

 

El tema de fondo es que se prepara un golpe brutal al desarrollo urbano de esa ciudad.

 

 

Bajo oscuros intereses el presidente municipal Eliseo Lezama Prieto (hijo político de Felipe Mojarro Arroyo y ahijado preclaro de David Cuautli Jiménez), prepara un latigazo que detendrá el desarrollo urbano y económico durante —por lo menos— veinte años.

 

 

El edil está extremadamente preocupado en cubrir los oscuros intereses a los que llegó con la empresa “Casas Geo”, misma a la que otorgó toda clase de oportunidades y facilidades.

 

 

Lezama llegó al grado de modificar la carta urbana de Tehuacán con la única intención de darle a “Casas Geo” una mayor “densidad urbana”.

 

 

La “densidad urbana” estriba en establecer el número de viviendas que se pueden construir en una hectárea.

 

 

La tendencia global y nacional estriba en otorgarle mayor “densidad” a los centros de las ciudades.

 

 

Esto genera que las empresas inmobiliarias puedan construir mayor número de viviendas en espacios relativamente pequeños.

 

 

Lo que sucede actualmente en el país y que ya se ha convertido en una tendencia es que los desarrolladores inmobiliarios compran una casona o una vecindad que luego de décadas de abandono se está cayendo y construyen un edificio de seis o siete pisos con condominios para la clase media.

 

 

El proyecto fue aplicado exitosamente en el Centro Histórico de la Ciudad de México. El nuevo concepto inmobiliario conjuntó el capital de Carlos Slim y la voluntad política de Marcelo Ebrard, lo que vino a resucitar el viejo centro del país y lo convirtió en un modelo a seguir.

 

 

Este concepto de desarrollo urbano es retomado en los planes de Enrique Peña Nieto y será impulsada por nuevas políticas federales.

 

 

Esta modalidad ya es una tendencia nacional, salvo una excepción: la ciudad de Tehuacán, donde el presidente municipal Eliseo Lezama se niega a desarrollar la mancha urbana y en vez de eso otorga una “enorme densidad” a la zona sur, donde curiosamente “Casas Geo” compró terrenos.

 

 

Y a todo el resto del municipio le da una bajísima “densidad” lo que impedirá la creación y construcción de nuevas zonas habitacionales y fraccionamientos.

 

 

Lo que realmente sucede es que para favorecer a una sola empresa que es “Casas Geo” Eliseo Lezama “le pone el pie” a decenas de empresarios inmobiliarios que están interesados en invertir y construir en Tehuacán.

 

 

Si desde este momento se bloquea el desarrollo urbano de Tehuacán el daño será gigantesco. Mientras ciudades como Atlixco y San Martín Texmelucan siguen creciendo, los inversionistas abandonarán la ciudad de las aguas minerales.

 

 

Para cuando esta columna sea publicada el “Programa de Desarrollo Urbano” ya está en el escritorio de Mario Rincón González, Secretario de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial.

 

 

Rincón conoce perfectamente quien es Eliseo Lezama Prieto. Personalmente ha constatado la cerrazón, la torpeza y la soberbia del edil tehuacanero.

 

 

Mario ha sido testigo presencial de la incapacidad del alcalde para tomar decisiones y aun para resolver problemas y conflictos de todo tipo.

 

 

Sin duda Rincón es uno de los secretarios morenovallistas mejor informados de la clase de anti político que es Lezama. Conoce su pasado en el nefasto Ayuntamiento de David Cuautli Jiménez.

 

 

Y este jueves Rincón tiene sobre su escritorio el mal llamado “Programa de Desarrollo Urbano” de Lezama, que no es otra cosa más que una patada en los bajos al desarrollo de Tehuacán.

 

 

No es más que una treta para servir de tapete a “Casas Geo” y golpear a la industria inmobiliaria.

 

 

Mario Rincón debería preguntar cuáles son los antecedentes y las referencias sobre Antonio Atempa, el oscuro “consultor” de Eliseo Lezama y quien desde este momento ya está mostrando las uñas para llegar a turbios arreglos.

 

 

Rincón, un profundo conocedor de la política en Tehuacán, también debería indagar cuáles son los intereses que opera Isaac Balderas Romero prominente panista quien siempre ha ocupado cargos en materia de desarrollo urbano. Balderas es desde hace años la mano que mece la cuna.

 

 

Pero sobre todo Rincón González debe de saber que el documento que está sobre su escritorio representa un golpe brutal a Tehuacán que tendrá repercusiones durante los próximos 20 años.

 

 

Conversaciones en un día del mes de diciembre

 

 

¿Qué paso mi estimado consultor, cómo vamos con el plan urbano?

 

 

Pues ya les dije a los constructores que si quieren que arreglemos su caso les va a costar un millón de pesos… por cabeza.

 

 

Como siempre estoy a sus órdenes en cupula99@yahoo.com, sin mx.

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus